Del bosque a la ciudad: mujeres chaqueñas compartieron sus productos en Asunción

Productos frescos a base de frutos del bosque chaqueño y alimentos con estos ingredientes autóctonos, fueron compartidos este viernes a través de mujeres emprendedoras indígenas y rurales del Chaco Paraguayo junto con facilitadoras de la Asociación Sombra de Árbol y otros aliados. Hablaron del proceso que conlleva la producción de los insumos y sobre su expectativa de que se conozcan y consuman más. La actividad se dio en Espacio Samu’u de Asunción.

Posted 11 de Julio de 2022
Mujeres chaqueñas exhibiendo sus productos

Mujeres chaqueñas exhibiendo sus productos

PNUD Paraguay

Desde las voces de algunas de las protagonistas representantes de las 80 mujeres que integran la red, se pudo conocer historias y aprendizajes en el marco del proyecto “Mujeres Chaqueñas en Red: nuestro bosque, nuestros saberes y el futuro en nuestras manos”, que les ayudó a fortalecer el cuidado, procesamiento y comercialización con criterios de sostenibilidad económica, ambiental y social. 

Pertenecientes a las aldeas de Samaria y Jope de la comunidad Yalve Saanga (Pueblo Indígena Nivaclé), la comunidad Ñu Guasu (Pueblo Guaraní Ñandeva), así como a la zona rural de Pozo Hondo (Boquerón), las emprendedoras dieron a conocer lo que hacen y alentaron a que más personas puedan valorizar y degustar las exquisiteces que trabajan con sus propias manos.  

Rogelia Pérez, de la aldea Samaria, del pueblo indígena Nivaclé, integrante de esta red de mujeres, expresó muy conmovida:

El proyecto nos brinda muchos beneficios, como alimentos nutritivos y saludables para consumir y para la venta. Experimentamos el resultado del trabajo como la elaboración de la harina de algarroba. Para mí es un gran valor tener un lugar donde trabajar como grupo de mujeres para recuperar y valorar el consumo de los frutos del monte. Queremos seguir luchando a pesar de las dificultades del mundo como la sequía y los problemas de salud.
Rogelia Pérez

 

Por su parte, Fátima Arias, una de las referentes indígenas de la comunidad Ñu Guasu, indicó: “Este proyecto es demasiado grande para nosotras, porque nos ayuda a recuperar nuestra cultura, a través de la recolección del algarrobo. Hoy les traemos la harina de algarroba, resultado de todo este proceso que pudimos lograr gracias a todo el apoyo que recibimos en todo momento”.  

Algunos de los productos que elaboran son harina de algarroba, café y mermelada de mistol.  Parte de su producción comercializan con la empresa Tucosfactory, que forma parte también de la red de trabajo, y que ofrece al mercado estos insumos, sumado a la mermelada de tuna, ají del monte, galletitas de algarrobo, y otras variedades. 

Cabe destacar que uno de los objetivos centrales del proyecto es fomentar la valoración y el manejo sostenible de los recursos naturales del Chaco, con énfasis en los algarrobales, y otras especies con frutas silvestres de la región, apoyando iniciativa liderada por mujeres con innovación e inclusión social. 

La iniciativa es ejecutada por la Asociación Sombra de Árbol en alianza con otros actores locales y cuenta con el apoyo del Programa de Pequeñas Donaciones del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Es importante resaltar que este programa cuenta con un comité directivo nacional conformado por el Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible, la Secretaría Técnica de Planificación y Desarrollo Económico, el Instituto Forestal Nacional, la Federación por la Autodeterminación de los Pueblos Indígenas (FAPI), la Red Pojoaju y la Red de Entidades Privadas al Servicio de los Pueblos Indígenas.