Más de 50 micro hidroeléctricas a nivel nacional permiten acceso a energía eléctrica de manera sostenible

El Ministerio de Energía y Minas, el PNUD-PPS, junto a otras instituciones, inauguraron una micro hidroeléctrica en comunidad de Constanza

14 de Septiembre de 2022
Julia Ramirez, PNUD

Constanza. Decenas de familias tienen acceso a luz eléctrica tras la puesta en marcha de la Micro Hidroeléctrica Comunitaria Los Limoncitos, en La Vega, con el apoyo del Ministerio de Energía y Minas, el Programa de Pequeños Subsidios (PPS) del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, asociaciones de base comunitarias, entre otras.

Además de los hogares de la zona, esta obra beneficiará a las microempresas rurales, la escuela, la iglesia y el alumbrado público de la zona. Para hacer posible el sistema micro hidroeléctrico, se contó con la participación de las personas de la comunidad, quienes estuvieron motivados tras ver el éxito de proyectos similares en otras zonas rurales del país.

“Como agencia líder de desarrollo de la ONU, el PNUD, durante casi 3 décadas, ha hecho del empoderamiento social una de sus prioridades para acompañar la generación de soluciones locales y sostenibles con impacto global.  Por ello, a través del Programa de Pequeños Subsidios (PPS) y otras iniciativas, se han apoyado en el país cerca de 500 proyectos como este, que han cambiado la vida a más de 10 mil hogares en todo el territorio nacional, demostrando que es posible lograr el desarrollo y el bienestar, protegiendo los recursos naturales”, dijo Inka Mattila, representante residente del PNUD, en su discurso durante la inauguración.  

El viceministro de Energía, Rafael Gómez, al encabezar el acto destacó que la energía eléctrica es vital para el desarrollo de los pueblos, razón por la que el Gobierno, a través del Ministerio de Energía y Minas, dirigido por el ingeniero Antonio Almonte, se ha propuesto como meta llevar luz a todos los hogares del país. El viceministro destacó el trabajo de los comunitarios de Los Limoncitos y los instó a velar por el cuidado de este proyecto para que su servicio eléctrico perdure en el tiempo.

El sistema hidroeléctrico aprovecha el agua del Arroyo Los Limoncitos y tuvo un costo de aproximados de 25 millones de pesos.

El proyecto se desarrolló mediante una alianza entre  diversas instituciones nacionales e internacionales, entre ella: el Programa de Pequeños Subsidios del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (PPS-SGP/FMAM/PNUD), el Ministerio de Energía y Minas (MEM), la Fundación Popular, Guakía Ambiente, Fondo Marena, el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, la Red Dominicana para el Desarrollo Sostenible de las Energías Renovables (REDSER), y sobre todo el Consejo Comunitario Los Limoncitos y las comunidades beneficiarias quienes aportaron sus en horas de trabajo para hacer esto posible.

Cada hogar cuenta con una disponibilidad promedio de 480 vatios de electricidad, la cual es controlada por un limitador de energía de 4 amperios; los negocios y las pequeñas empresas disponen, si así lo requieren, de hasta 720 vatios, mediante el uso de un limitador de energía de 6 amperios.

La puesta en operación de la micro hidroeléctrica comunitaria Los Limoncitos tendrá impactos positivos en los ámbitos social, ambiental y económico, especialmente para grupos vulnerables como la juventud y la niñez, a quienes se les facilita el estudio en horas nocturnas, así como el acceso a servicios en la estructura escolar. A la vez, se abren oportunidades para programas de alfabetización de personas adultas y se mejoran las condiciones de vida de las mujeres, mediante la simplificación del trabajo doméstico y atención a la familia, puesto que, gracias al uso de electrodomésticos, dedicarán menos tiempo a los quehaceres del hogar y podrán destinar más tiempo a otro tipo de actividades.

 

Desde el 1997, el PNUD, a través del Programa de Pequeños Subsidios (PPS) del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM) ha implementado un modelo global e innovador de soluciones locales que posibilita que comunidades remotas puedan tener acceso a fuentes de energía limpia, bajo mecanismos de acción y colaboración que empoderan y se sustentan en el esfuerzo de las propias comunidades. Más de 50 micro centrales hidroeléctricas como esta se han puesto en operación, beneficiando de manera directa a más de 20 mil personas en todo el territorio nacional.