“Alimentación para todos”: estrategia para mejorar el acceso a alimentos saludables

Desarrollamos y evaluamos el impacto de una intervención que proveyó cupones para alimentos de alto valor nutricional a integrantes de hogares de la zona urbana y periurbana de San Juan Nepomuceno del Departamento de Caazapá.

Posted 10 de Mayo de 2022

Foto: Wendá

En nuestro primer blog  presentamos los primeros avances  del ciclo de aprendizaje que la Estrategia Nacional de Innovación (ENI) y el Laboratorio de Aceleración del PNUD vienen desarrollando en torno a la seguridad alimentaria como foco de la innovación social en el marco de la iniciativa Wenda.

La intervención fue desarrollada en relación a la siguiente hipótesis:  mejorar el acceso económico de los hogares a alimentos frescos de alto valor nutricional aumentará la diversidad y calidad de sus dietas.

Si bien parece lógica esta premisa, hay muchas razones por las cuales un mejor acceso económico a alimentos saludables podría no traducirse en un cambio en el consumo, por ejemplo por la baja valoración cultural de estos alimentos o por la falta de tiempo o capacidad para su preparación en los hogares. Por eso vale la pena evaluar esta hipótesis con evidencia antes de diseñar políticas públicas.

Con ese motivo, desarrollamos y evaluamos el impacto de una intervención que proveyó cupones para alimentos de alto valor nutricional a integrantes de hogares de la zona urbana y periurbana de San Juan Nepomuceno del Departamento de Caazapá, canjeables en la Feria Ka´avo, ubicada en el Barrio San Luis de esta ciudad.

El resto del blogpost describe el desarrollo de la intervención del ciclo de aprendizaje de “Alimentación para todos”. 

¿Cómo se diseñó la estrategia de intervención en San Juan Nepomuceno?

La intervención se diseñó y desarrolló en colaboración con la Unidad Técnica del Gabinete Social (UTGS) a través de la cual, se socializaron los objetivos y la metodología con la Municipalidad local. En articulación con el Ministerio de Desarrollo Social (MDS), se realizó un taller con guías familiares del Programa Tekoporä en el marco del cual se localizó a familias beneficiarias de este programa social. Asimismo, con ayuda de la Dirección de Extensión Agraria del Ministerio de Agricultura y Ganadería (DEAg - MAG), se contactó con la organización local de feriantes de manera a establecer los lineamientos para la provisión de alimentos en el marco de la intervención. 

Una vez formalizados los acuerdos con esta organización de feriantes, se procedió a distribuir los cupones a domicilio a cada uno de los 140 hogares, que fueron seleccionados al azar en 8 barrios del área urbana y 4 asentamientos del área periurbana de San Juan Nepomuceno. Esta distribución se realizó una vez a la semana entre el 29 de noviembre y el 23 de diciembre de 2.021

Cada hogar recibió un cupón por valor de Gs. 50.000 por semana durante 4 semanas para canjearlos según sus preferencias por cualquiera de los 50 alimentos disponibles en la Feria Ka’avo. De esta forma, los hogares que recibieron los cupones pudieron aumentar sus gastos en verduras, frutas de estación, legumbres, choclo, harina de maíz, leche, huevos entre otros alimentos frescos disponibles en la feria por un monto de Gs. 200.000 durante el mes que duró la intervención. 

Al momento de llegar a la feria, el portador del cupón se presentaba ante un integrante del equipo técnico de Wenda para registrar su cupón, el cual se habilitaba con un sello previa verificación en la base de datos para fines de monitoreo y seguimiento. Luego, el portador pasaba a canjear su cupón por el valor total de Gs. 50.000 en alimentos mientras que otro integrante del equipo técnico registraba la cantidad y el tipo de alimentos canjeados por cada cupón. De esta forma, se pudo registrar el uso que cada familia hizo de los cupones detallando los tipos de alimentos que eran retirados. 

Al finalizar la jornada, una representante de la organización de feriantes presentaba todos los cupones que se canjearon en el día y, luego de la verificación correspondiente, entregaban los cupones y una factura legal al equipo técnico de Wenda para recibir el pago correspondiente en efectivo.

La intervención, ¿mejoró el acceso económico de los hogares a los alimentos sanos?

Esta intervención fue implementada entre los meses de noviembre y diciembre facilitando que los usuarios de estos cupones pudieran elegir alimentos de entre 50 opciones disponibles en la feria. La disponibilidad estuvo vinculada a la estacionalidad de la producción ya que en esta época del año las feriantes cuentan con productos de chacra como legumbres secas y frescas (poroto peky, habilla peky y poroto manteca), distintos tipos de maíz (choclo), mandioca, batata, maní, sésamo así como papa y cebolla. También verduras como zanahoria, remolacha, pepino, tomate, repollo, acelga, espinaca, cebollita de verdeo, zapallito, entre otras. De la misma forma, frutas de estación como sandía, melón, limón, coco, mango, mamón entre otras. También otros productos como queso, leche y huevos. 

Cada cupón contaba con un código QR que contenía información sobre cada uno de los participantes de la intervención para facilitar el seguimiento de la intervención: el número de casa, número de semana, día de canje (martes o jueves) así como el número de cupón asociado al nombre del/la jefe/a de hogar.

Los precios de estos alimentos frescos de alto valor nutricional suelen ser más elevados que los de alimentos procesados de mayor aporte calórico. El uso de los cupones mejoró el acceso económico de los hogares a estos alimentos permitiendo al mismo tiempo que, semanalmente, tengan en sus mesas una mayor diversidad de alimentos. 

Al respecto una usuaria de los cupones oriunda del Barrio San Agustín nos comentaba que no solía acceder a mucha variedad de legumbres, verduras o frutas pero que gracias a estos cupones pudo adquirir alimentos frescos recién cosechados que no suelen consumir habitualmente en su hogar por limitaciones en el presupuesto familiar pero que son de su preferencia como zapallito, choclo, poroto manteca, acelga, sandía y mburucuyá. También una de las feriantes nos comentaba que antes de las 10 de la mañana ya concurrían prácticamente todos los usuarios de los cupones a retirar los alimentos. Nos manifestó que esta situación les sorprendió bastante ya que inicialmente, tanto las feriantes como los miembros del equipo técnico, pensaron que los cupones no iban a ser utilizados en su totalidad. 

Claramente, los datos y los testimonios muestran que la distribución de cupones para ferias agropecuarias es una forma efectiva de generar mayor acceso económico a frutas, hortalizas y productos frescos. Pero el acceso económico ¿se traduce en una mejora en la calidad de la dieta y nutrición de los hogares? Ésta es la pregunta clave a contestar para la innovación social y el diseño de políticas de seguridad alimentaria. Contestar requiere una estrategia de evaluación de impacto de la intervención, lo cual será el tópico de nuestro siguiente blogpost.  

Por Cristian Escobar Decoud, Ana Lucía Giménez y el Equipo del Laboratorio de Aceleración del PNUD

-

Este blog fue publicado en la página de la Estrategia Nacional de Innovación Paraguay. Para acceder al original, haga click aquí.

For english version, click here.