El asunto del siglo

Por Sergio Elguezabal, periodista argentino.

Posted 22 de Mayo de 2022

María Isabel Canabiri es una mujer Koya que ha venido a la capital del país desde Salta. Son más de 1.500 kilómetros, teniendo en cuenta que habita un paraje rural. Dice que para salir de su comunidad hay que transitar en un tractor hasta llegar al colectivo que la conecta con las ciudades. Lo argumenta en su intervención presencial en la Cancillería Argentina y en el marco de la Consulta Nacional extendida a todos los sectores de la sociedad. Lo que relata María se constituye en un ejemplo sencillo para entender el déficit de infraestructura y parte del contexto particular de Argentina. Nos hace ver que no podemos pensar el desarrollo del sector productivo por un lado y el de las comunidades por otro, hace falta conectar. En este marco, los diferentes ponentes (había actores de gobierno, de la sociedad civil, representaciones juveniles, de las universidades y de los sindicatos, comunidades de pueblos originarios, rurales y campesinas) coinciden en la necesidad de propiciar la educación ambiental ciudadana para activar la transformación cultural imprescindible y ocuparnos del asunto del siglo, lo más importante que necesitamos resolver en los próximos 10 años: fundar una vida sostenible y rediseñar nuestro vínculo con el entorno.

Desde la otra punta del país y en la misma sintonía la Secretaria de Ambiente de Tierra del Fuego, la bióloga Eugenia Álvarez, propone “retroceder 5 centímetros” para mejorar y afinar la mirada teniendo en cuenta nuestras acciones individuales. Esta mujer invita a mirar hacia adentro, a pensar cómo hacemos para ser habitantes de ese mundo nuevo que nos pide mayor empatía y colaboración.

Compartir la prosperidad fue una idea fuerza que dejó planteada el embajador de Suecia, Anders Carlsson, también presente en la jornada de diálogos. Otra: la noción de crecimiento tiene que cambiar, citada por María Eugenia Di Paola, coordinadora de Ambiente y Desarrollo Sostenible del PNUD.

Las conversaciones, el intercambio y los aportes presenciales y online propician la circulación de miradas e información como nunca antes. Se recogen todas las contribuciones y esta posibilidad de tener diagnósticos y pensar la acción sumando actores tan diversos se constituye en una consulta inédita en el país; por lo inclusivo, por la potencia de las intervenciones y por la capacidad técnica de colectar cada palabra dicha, cada idea y, con todo, sintetizar la voz argentina en la próxima conferencia de Estocolmo+50. El abordaje colaborativo resulta clave para desembocar en acciones que nos permitan revertir tendencias actuales y trabajar activamente por el planeta saludable y la prosperidad general a la que aspiramos.

Necesitamos tomar acciones urgentes”, dice en su intervención Claudio Tomasi, representante residente del PNUD. En las pantallas, cientos de participantes online conforman una primera nube de ideas. Sobresale la palabra biodiversidad; luego salud, calidad del aire y paz.

Para recapitular esta conversación, ingresa nuestro canal de YouTube.