Los principales beneficiarios serán agricultores familiares, comunidades tradicionales e indígenas. Foto: Gilberto Soares/MMA

Ciudad de Panamá, Panamá, 27 de febrero 2019 - Brasil se convirtió en el primer país en recibir recursos financieros del Fondo Verde para el Clima (GCF, por sus siglas en inglés) por haber reducido con éxito emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) de la deforestación en el pasado.

El pago del Fondo Verde se basa en los resultados logrados por Brasil en el bioma del Amazonas entre 2014-2015, y que han sido informados y validados por expertos de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC). Esta es la esencia de REDD +: un mecanismo para recompensar a los países por haber reducido su deforestación.

La decisión es un hito sin precedentes para la comunidad internacional y elogia los esfuerzos y el compromiso de Brasil en la protección y conservación de la vegetación nativa como un paso esencial para que el país alcance la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Aunque este pago representa una pequeña fracción del volumen de resultados reportados por Brasil durante 2014-2015, será fundamental para pilotear un programa nuevo e innovador titulado "Floresta +". Será implementado por el Gobierno de Brasil y apoyado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), junto con las instituciones gubernamentales nacionales y locales, representantes de la sociedad civil y el sector privado. Se centra en la restauración de los ecosistemas, la prevención de la degradación de los bosques y los incentivos para los servicios ambientales en el bioma del Amazonas. Los principales beneficiarios serán agricultores familiares, comunidades tradicionales e indígenas.

“El programa piloto Floresta+ será una oportunidad para consultas y extensa participación de diversos actores interesados, y para que Brasil reduzca la presión sobre sus bosques nativos y, por lo tanto, lograr sus contribuciones determinadas a nivel nacional (NDC, por sus siglas en inglés). Nos sentimos honrados por la confianza depositada en el PNUD para apoyar al país con esta importante e histórica iniciativa. Hay mucho trabajo arduo por delante a medida que avanzamos a la fase de implementación”, dijo Maristela Baioni, Representante Residente Asistente del PNUD en Brasil.

Brasil ha logrado resultados significativos al reducir las emisiones de carbono en el bioma del Amazonas, se estima que el país redujo un total de 6,125,501,727.00 tCO2e de emisiones en esa área para el periodo 2006 y 2015.

Con esta aprobación, el PNUD ha apoyado a un total de 75 países para acceder a más de US$ 700 millones en financiamiento del Fondo Verde para el Clima, para proyectos de cambio climático de gran tamaño. Desde el inicio del Fondo, el PNUD ha recibido 30 solicitudes formales de las Autoridades Nacionales Designadas para apoyar el desarrollo de propuestas de financiamiento y para proporcionar preparación y apoyo preparatorio como socio. Hasta la fecha, el Director Ejecutivo del Fondo Verde para el Clima ha aprobado 20 propuestas de Planes de Preparación y Adaptación Nacional apoyadas por el PNUD.

 

 

PNUD En el mundo