Page content

Por una economía azul global

La iniciativa Ocean Promise del PNUD

El océano sustenta toda la vida en la Tierra.

Sin embargo, una crisis multidimensional derivada de la sobrepesca, la contaminación (especialmente de plásticos y nutrientes), la pérdida de hábitat, las especies invasoras y el cambio climático (acidificación, calentamiento y desoxigenación del océano) lo están maltratando.

Cuatro de las 10 metas del Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 14, que trata de la vida submarina, tenían como fecha límite el 2020: gestionar de forma sostenible los ecosistemas marinos (14.2), poner fin a la sobrepesca y la pesca ilegal (14.4), conservar el 10 % de las zonas costeras (14.5) y eliminar los subsidios a la pesca destructiva (14.6), mientras que 2025 es la fecha límite para la meta sobre contaminación marina (14.1). Estamos en 2022 y ninguna de las metas se ha logrado y el progreso en la mayoría de estas ha sido limitado.

Se estima que el ODS 14 recibirá el nivel más bajo de inversión de los 17 ODS. El avance en la implementación de este objetivo debe acelerarse de manera considerable. En este contexto, la conferencia de la ONU sobre el océano 2022 representa un hito clave y una oportunidad para lograr el impulso necesario.

 

 

 

 

Acerca de la iniciativa Ocean Promise del PNUD

Visión
Una economía azul global que utilice de manera sostenible los recursos del océano para el desarrollo económico, que empodere a las personas, cree empleos, afiance medios de vida y seguridad alimentaria, reduzca la pobreza e incorpore la perspectiva de género así como la equidad.

Objetivo
Para 2030, lograr que 100 países costeros, incluidos todos los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo o PEID, gocen plenamente de una economía azul a través del uso sostenible del océano, de las bajas emisiones contaminantes y de la resiliencia al cambio climático. Todo ello, debe hacer crecer las economías, crear empleos, afianzar medios de vida y seguridad alimentaria, y reducir la pobreza, la inequidad y la desigualdad de género.

El PNUD cumplirá con la promesa por el océano a través de una amplia gama de iniciativas que ya están en curso, así como pondrá en marcha nuevos proyectos que abarquen desde lo local hasta lo global en estrecha colaboración con los gobiernos, las comunidades y el sector privado.