Cómo las comunidades indígenas en Chile están inspirando la acción global en pro de la economía circular

Posted 22 de Junio de 2022

En una visita oficial a Chile, el Administrador del PNUD, Achim Steiner, se reunió con comunidades locales en Chiloé que están implementando soluciones para la gestión de residuos.

Foto: PNUD

Ubicada frente a la costa sur de Chile, la Isla Grande de Chiloé es reconocida por su belleza natural, rica en biodiversidad y cultura indígena. La isla está creciendo de manera rápida para convertirse en una pionera mundial de la economía circular, donde los productos están diseñados para ser duraderos, reutilizados y reciclables (en inglés). Los materiales para nuevos productos provienen de objetos viejos, que es una nueva forma de crear valor, y en última instancia prosperidad. En una visita oficial a Chile, Achim Steiner, el Administrador del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), se reunió con las comunidades locales de Chiloé que están implementando soluciones necesarias para la gestión de residuos.

En la isla, Steiner visitó el centro de reciclaje de Curaco de Vélez, la cual está reciclando y reutilizando desechos sólidos no solo como tierra para cultivar alimentos, sino también para fabricar otros productos como muebles o utensilios para el hogar. El centro, que cuenta con el apoyo del PNUD, el Ministerio de Medio Ambiente de Chile y el Gobierno de Luxemburgo, también está involucrando a los recicladores locales, muchas de ellos mujeres, creando nuevos empleos y medios de vida. El centro es un ejemplo de un modelo económico sostenible en el que los recicladores locales son reconocidos como parte de la fuerza laboral formal con protección social, incorporados como parte de una nueva cadena productiva de valor. Steiner estuvo acompañado en la visita por Maisa Rojas, Ministra de Medio Ambiente de Chile, Luis Felipe López-Calva, Director Regional del PNUD para América Latina y el Caribe, y Georgiana Braga, Representante Residente del PNUD en Chile.

“Los esfuerzos de los pueblos indígenas y las comunidades locales en Chile para promover la economía circular demuestran cuántos de los cambios que deben llevarse a cabo a nivel global ya están floreciendo a nivel local”, expresa Steiner. "Este enfoque de lo local a lo global es exactamente el que necesitamos, impulsando la acción climática y la protección del medio ambiente y avanzando en el progreso a través de los Objetivos de Desarrollo Sostenible", concluye.

Actualmente, la mayor parte de los residuos orgánicos en Chile van a vertederos que están en crecimiento. Por lo tanto, el Gobierno de Chile se ha fijado una meta ambiciosa en la Estrategia Nacional de Residuos Orgánicos del país, que apunta a aprovechar la acción ciudadana para ayudar a Chile a recuperar el 30 % de sus residuos orgánicos para fines de esta década.

“Creemos que el tratamiento de los desechos orgánicos es mucho más importante aquí porque somos una isla”, dice José Luis Bórquez, coordinador local del centro de reciclaje Curaco de Vélez. “Sacar la basura de la isla tiene un costo tremendo y eso se puede invertir por el mismo costo", explica Bórquez.

Las comunidades locales e indígenas, como las de Chiloé, tienen un conocimiento ancestral y cultural muy arraigado sobre la circularidad y las soluciones locales innovadoras. Incluir sus voces, culturas y tradiciones de manera significativa es vital para la acción climática, la protección del medio ambiente y el avance de la economía circular. Con motivo del Día Nacional de los Pueblos Indígenas de Chile, Steiner se ha reunido con los presidentes de cinco comunidades indígenas de la isla y participó en una tradicional ceremonia de Trafkintu (intercambio de semillas) donde enfatizó la necesidad de salvaguardar los derechos consuetudinarios de las comunidades. Esto es particularmente importante dado que los pueblos indígenas son administradores de un tercio de la Tierra.

"A medida que hacemos frente al 'código rojo' para las personas y el planeta, las tradiciones, el conocimiento, la sabiduría y las soluciones de los pueblos indígenas se necesitan más que nunca", afirma Steiner. “De manera crucial, los esfuerzos pioneros de países como Chile están inspirando nuevas acciones audaces para restablecer la salud y el bienestar de las personas y del planeta en todas partes", finaliza.