¿Por qué el PNUD y la Unión Europea están apoyando el proceso electoral en Honduras?

Durante el año 2021 Honduras se vio inmersa en un proceso electoral complejo, en un clima de incertidumbre sobre la estabilidad del país y un potencial riesgo de violencia post-electoral; un proceso destinado a renovar todas sus autoridades electivas, incluyendo los puestos de presidente y designados presidenciales, diputados al Parlamento Centroamericano, diputados al Congreso Nacional y corporaciones municipales.

Si bien en los últimos años y anteriores elecciones se habían hecho algunos avances para modernizar el sistema electoral y de partidos políticos, la ley electoral fue aprobada por el Congreso Nacional tan solo un día antes de la convocatoria a elecciones generales, y el país afrontó grandes retos de carácter operativo, social, político y económico, los cuales además se vieron agravados por el contexto de la pandemia de COVID-19.

A pesar de todos los desafíos, las elecciones internas y primarias se desarrollaron el 14 de marzo de 2021 y las elecciones generales el 28 de noviembre de 2021, con gran afluencia ciudadana y muestras de civismo democrático por parte de la población hondureña. Los resultados fueron aceptados de manera pacífica y las nuevas autoridades tomaron posesión en enero de 2022.

El apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), de la Unión Europea y de la Agencia Española de Cooperación durante el segundo año de implementación, ha conllevado la implementación de una serie de actividades bajo un enfoque integral que contribuyó al fortalecimiento de las capacidades y a la prevención de conflictos en torno a la institucionalidad electoral, aportando a la mejora continua, a la inclusión, a la responsabilidad ciudadana y a la cultura de paz y legalidad. Como consecuencia a largo plazo, estas contribuciones fomentan procesos electorales pacíficos, inclusivos, transparentes y creíbles.

A tal efecto, el Proyecto de Apoyo al Ciclo Electoral en Honduras para Elecciones Transparentes y Pacíficas 2020-2022 (PACE-H)​ implementa un enfoque de ciclo electoral, que busca apoyar al país de una forma sostenida y sistémica, es decir, fomentar un enfoque de mejora continua, incluyendo también los períodos entre elecciones. En concreto, el proyecto busca alcanzar los siguientes resultados:

  1. Mejorar la eficiencia, transparencia y credibilidad del sistema electoral en Honduras.

  2. Incrementar la participación ciudadana con un enfoque de inclusión, responsabilidad y prevención de conflictos, fomentando la participación de los grupos y poblaciones tradicionalmente discriminadas e insuficientemente representadas en la sociedad hondureña.

El financiamiento adicional al proyecto por parte de la Agencia Española de Cooperación busca abundar en este segundo resultado, y más concretamente:

  • Facilitar el diseño e implementación de una campaña de sensibilización y educación para promover el involucramiento y la participación ciudadana de los pueblos indígenas y afro hondureños (PIAHs) después del proceso electoral.

  • Conocer las experiencias y opiniones de los PIAHs vinculadas a los obstáculos que enfrentan para una mayor participación en la vida política hondureña, con el fin de realizar un diagnóstico sobre la falta de incidencia política y social de los diferentes grupos y poblaciones insuficientemente representadas.

  • Crear alianzas con grupos de sociedad civil, patronatos, empresa privada y demás para resaltar y promover la importancia de un enfoque de género e inclusión transversal a nivel local y empresarial con respeto a los derechos humanos y la equidad de género.

 

¿Con qué instituciones nacionales se está trabajando?

Las contrapartes nacionales del proyecto son el Consejo Nacional Electoral (CNE) y el Tribunal de Justicia Electoral (TJE), entidades con las que se trabaja de manera coordinada por un periodo de 18 meses, iniciando en diciembre 2020. El apoyo incluye asistencia técnica variada desde las dos entidades internacionales.

 

¿Cuáles son los ámbitos centrales abordados por el proyecto?

  1. Fortalecimiento de la institucionalidad electoral y política, y a su vez fortalecimiento de la credibilidad y legitimidad de las elecciones y la democracia. El fortalecimiento de la institucionalidad electoral tiene lugar según las prioridades y necesidades del CNE, incluyendo a la Unidad de Financiamiento, Transparencia y Fiscalización (UFTF) y del TJE. Desde una perspectiva de sostenibilidad y coherencia, el proyecto está alineado con los planes estratégicos de tales instituciones.

  2. Promoción de la inclusión, la equidad de género y la diversidad política.
  3. Prevención y mitigación de la conflictividad electoral.
  4. Combate a la desinformación y el discurso del odio entorno a los procesos políticos y electorales.
  5. Apoyo a las reformas electorales y la nueva institucionalidad electoral.

 

¿Cómo apoyaron el PNUD y la UE la realización de elecciones durante una pandemia?

La pandemia de COVID-19 ha impactado varios países, los cuales han tenido que tomar disposiciones extraordinarias para llevar a cabo sus procesos electorales. Esto significa que existe una gama de alternativas y soluciones útiles para Honduras, con la meta de identificar buenas prácticas y disposiciones operativas que primen la estabilidad política y la salud de los actores involucrados, incluyendo: personal electoral, electores, monitores, observadores e integrantes de las fuerzas de seguridad, entre otros.

Además, el proyecto apoyó las instituciones electorales (CNE, UFTF) y el TJE con insumos de bioseguridad durante el proceso electoral para prevenir el contagio de por COVID-19 entre el personal de las instituciones.

 

¿Cuál es el rol de la sociedad civil hondureña en el proyecto?

La sociedad civil hondureña tiene un rol central en el desarrollo de procesos electorales inclusivos, transparentes y pacíficos. Por lo tanto, sus voces son esenciales en el proyecto. Como es sabido, la sociedad civil tiene una larga trayectoria de participación en los procesos democráticos del país, incluyendo los electorales. Ejemplo de esto son algunas iniciativas tales como Ciudadanía Activa y el consorcio de observación electoral ON-26. Otras instancias de la sociedad hondureña se involucran desde la perspectiva académica, mientras que otros buscan oportunidades de incidir positivamente a través del acompañamiento a los procesos e instituciones con la veeduría ciudadana y la educación cívica.

El desarrollo de espacios de participación inclusivos y el fortalecimiento de las organizaciones de sociedad civil enfocadas a promover la participación y la equidad de género son orientaciones fundamentales del proyecto.

 

¿Cuál es el componente de innovación que plantea el proyecto?

Apuntando a la sostenibilidad y al fortalecimiento constante del sistema político electoral hondureño, el proyecto adopta el enfoque de ciclo electoral. Ello implica asistir técnicamente desde los preparativos electorales (fase preelectoral), las elecciones en sí mismas (fase electoral) hasta el periodo posterior (fase poselectoral), como fuente de lecciones destinadas a implementar mejoras que fomenten procesos electorales más efectivos y pacíficos en el futuro, con una dinámica de mejora continua. El enfoque de ciclo electoral (ECA), ampliamente promovido por la UE y el PNUD, se orienta a generar resultados en el corto plazo y, además, impactos significativos en el largo plazo.
 

Además, previo al proceso electoral 2021 y en asocio con la licenciatura de periodismo de CEUTEC el proyecto lanzó una herramienta de verificación de noticias falsas o tendenciosas con el objetivo de luchar contra las narrativas falsas, la desinformación electoral y el discurso del odio durante la campaña. Esta herramienta, llamada iVerify (Yo Verifico), continua activa y disponible para verificar cualquier tipo de noticias, promoviendo de manera continua el periodismo responsable y la difusión de información confiable. Esta herramienta ha sido designada un bien público digital a escala mundial para combatir la desinformación al ser incluida en el registro de la Alianza de Bienes Públicos Digitales.

 

¿Cuál es el mapa de alianzas estratégicas del proyecto PNUD-UE?

Durante todo el período de ejecución, el proyecto ha buscado establecer alianzas dentro del amplio espectro de actores nacionales e internacionales más allá de las instituciones electorales que son las contrapartes principales del proyecto. Eso incluye tanto organizaciones gubernamentales como la Secretaría de Derechos Humanos (SEDH), el Instituto Nacional de Juventud (INJUVE) o la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL), como no gubernamentales tales como el Consejo de Juventudes Hondureñas (CONJUVEH), el Foro de Mujeres Políticas o la Confederación de Pueblos Autóctonas de Honduras (CONPAH), además de medios de comunicación, universidades, cooperación internacional u otros socios diversos. Todo ello con el objetivo de maximizar el impacto y fomentar la sostenibilidad y continuidad de los esfuerzos para fortalecer el sistema electoral hondureño y fomentar la participación ciudadana incluyente y pacífica.

Para más información, visitar www.honduras.ec-undp-electoralassistance.org
 

Impact

START DATE

December 2020

END DATE

December 2023

STATUS

Completo

PROJECT OFFICE

Honduras

IMPLEMENTING PARTNER

United Nations Development Programme

DONORS

AG. ESPANOLA DE COOPERACION INT.

EUROPEAN COMMISSION

UNITED NATIONS DEVELOPMENT PROGRAMME

Unspecified

TOTAL CONTRIBUTIONS

$3,902,331

DELIVERY IN PREVIOUS YEARS

2020$0

2021$1,148,770

2022$1,656,017

2023$368,628

2024$104,925

Full Project information