¿Cómo acompañamos a Cuba ante los impactos de la COVID 19?

16 de Septiembre de 2022

Con el fortalecimiento de la infraestructura de insumos médicos del Centro Nacional de Neurociencias, PNUD con el apoyo de COSUDE, contribuyó a la capacidad de produccción de 24 mil mascarillas (720 mil mensuales) y 70 mil hisopos nasofaríngeos (2,100,000 mensuales).

Para el PNUD, el impacto de la pandemia de la COVID 19, es una de las grandes crisis globales vividas desde la Segunda Guerra Mundial.

En Cuba, las consecuencias de dicha enfermedad han sido multidimensionales, afectando no solo la salud si no las condiciones de vida de las personas.

Como parte del compromiso con Cuba en el contexto del Marco de Cooperación 2020-2024, y en articulación con la respuesta integrada de Naciones Unidas, PNUD apoya la capacidad del país de sobreponerse ante las afectaciones de la pandemia en distintos sectores, como el acompañamiento a la salud pública y la industria farmacéutica, así como a la recuperación socioeconómica y la producción de alimentos.

 

Los impactos de la COVID 19 en el mundo y en Cuba, son de carácter multidimensional.

Con la instalación de 12 laboratorios de equipos de alta tecnología de 6 provincias del país, contribuimos a fortalecer las capacidades de vigilancia epidemiológica, diagnóstico y monitoreo de varias enfermedades (COVID-19, Virus del Papiloma Humano -VIH, VPH, Hepatitis C; lo cual permitió también ofrecer mejores y más agiles servicios de manera descentralizada, acortando tiempos y costos de transportación. Fueron entregados, además,1,095 kits para el diagnóstico de la COVID-19 mediante pruebas de PCR.

De igual modo, fue reforzada la protección del personal de la salud de primera línea y las y los promotores voluntarios que ofrecen servicios de prevención del VIH en las comunidades, mediante el suministro de 181 mil mascarillas quirúrgicas y N95, 400 mil guantes, 96 mil bolsas de desechos biológicos y casi 9 mil frascos de gel antibacterial, con el apoyo de El Fondo Mundial para la lucha contra el VIH/SIDA y la Malaria.

 

Los 12 laboratorios instalados en 6 provincias del pais son útiles para los exámenes clínicos de varias enfermedades transmisibles, incluyendo la COVID

Granma

A partir de la contribución la Agencia de Cooperación Suiza, COSUDE, apoyamos la implementación de una capacidad de producción diaria de 24 mil mascarillas (720 mil mensuales) y 70 mil hisopos nasofaríngeos (2,100,000 mensuales), a partir de la instalación de nueva tecnología en la Planta de Insumos Médicos del Centro de Neurociencias de Cuba.

Como resultado de este aporte, se recibieron en el país 16 mil 600 pruebas de diagnóstico de la enfermedad, 12 mil 700 unidades de reactivos para el transporte de las muestras y 93 mil 400 mascarillas; también está en proceso la importación de cinco ecógrafos para la realización de radiografías de tórax.


Fotos: Producción de mascarillas e hisopos en el Centro Nacional de Neurociencias.

 

Ya en el 2020, en conjunción con los ministerios de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera y de Salud Pública, se contribuyó a ampliar las capacidades de los laboratorios de microbiología que realizan el diagnóstico de la COVID-19, mediante la compra de kits, reactivos, insumos y equipos médicos.

 

Minindustria Don Cena 10 Oct.

Además, impulsamos de conjunto con la Unión Europea y el MINAG, la producción de alimentos en condiciones de pandemia, con actividades agrícolas de ciclo corto y de ganado menor, a través de la adquisición y distribución de más de 90 sets de herramientas a productores y la instalación de tecnologías en 7 mini-industrias para el beneficio y procesamiento de frutas y vegetales.

Las nuevas capacidades de producción permitieron que 26 centros de aislamiento para COVID-19 y 12 hospitales recibieran 301 toneladas de productos agrícolas y casi 4 toneladas de carne de ganado menor producidos localmente.

En el 2020, el proyecto Agrocadenas destinó fondos para adquirir medios de protección y desinfección. Así, con este apoyo, 28 mil frascos de gel hidroalcohólico, 60 mil mascarillas y 4 mil nasobucos reutilizables serán distribuidos en áreas productivas de las provincias de Villa Clara, Sancti Spíritus, Granma y Santiago de Cuba.

Insumos de protección contra la COVID donados a productores por el proyecto Agrocadenas.

En Guantánamo, se acompañó el desarrollo de soluciones digitales que permitieran fortalecer la cadena de producción ganadera en el territorio. Este estuvo orientado a contribuir a la recuperación socioeconómica en el territorio oriental en la etapa posCOVID a través de prácticas de equidad de género e inclusión digital.

A inicios de enero, del 2022, se aprobó por parte del Banco Centroamericano de Integración Económica un acuerdo de préstamo, a ser implementado por PNUD, que beneficiará a la industria biofarmacéutica cubana mediante el fortalecimiento y ampliación de las capacidades de producción de entidades del Grupo BioCubaFarma.

Con el proyecto de Soluciones digitales para la cadena ganadera en Guantánamo, se apostó por la inclusión de género, habilidades técnicas y de acceso a los dispositivos en esa zona del país.

El acuerdo contempla el fortalecimiento de la infraestructura productiva para la producción de antibióticos inyectables, soluciones parenterales (sueros), medicamentos genéricos y biosimilares, diagnosticadores y equipos médicos utilizados en el tratamiento de las personas contagiadas con la COVID 19, así como la adquisición de insumos de salud y material de protección médica para prevenir su contagio. Las capacidades instaladas fortalecerán la capacidad de respuesta de la industria farmacéutica cubana.

Hoy además, colaboramos con MINSAP en la identificación de introducción de nuevas tecnologías para mejorar el acceso a servicios de diagnóstico, tratamiento y monitoreo de COVID-19, VIH, tuberculosis, hepatitis y otras enfermedades, en laboratorios regionales y en policlínicos seleccionados.

Si bien desde finales del 2021 los indicadores de la enfermedad comenzaron a ser más favorables, las secuelas en distintos sectores sociales de conjunto con las dificultades financieras del país, hacen de la recuperación de dichos impactos un reto importante de cara a la aspiración de la Agenda 2030 de “no dejar a nadie atrás”. El PNUD sigue acompañado los esfuerzos del país hacia dichas metas, a través de la implementación del Marco de Cooperación 2020-2024.