Nueva York/París, 28 de septiembre. La comunidad internacional sigue avanzando hacia el fortalecimiento de la capacidad de los países en desarrollo de gravar de forma eficaz a las empresas multinacionales, pese a las repercusiones negativas que la crisis de la COVID-19 tiene sobre los esfuerzos de movilización de recursos internos.

Inspectores Fiscales sin Fronteras (IFSF), una iniciativa conjunta de la OCDE y el PNUD, presentada en julio de 2015 con la finalidad de potenciar la capacidad de los países en desarrollo para llevar a cabo auditorías y el cumplimiento normativo de las empresas multinacionales, ha aumentado su importancia en la era de COVID-19 como herramienta práctica para ayudar a los países en desarrollo a recaudar todos los impuestos que les corresponde pagar a las empresas multinacionales. A junio de 2020, gracias a la asistencia de IFSF, los países en desarrollo habían recaudado más de 537 millones de dólares estadounidenses adicionales, de acuerdo con su último informe anual.

El informe ha sido presentado hoy por el Secretario General de la OCDE, Ángel Gurría, y el Administrador del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Achim Steiner, durante una discusión de alto nivel celebrada en el marco del 75º período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas. La reunión fue organizada conjuntamente por la Misión Permanente de Finlandia ante las Naciones Unidas, la OCDE y el PNUD.

En África, Asia, Europa del Este, América Latina y el Caribe, la iniciativa IFSF cuenta con 80 programas finalizados y en ejecución en 45 países y jurisdicciones de todo el mundo. Además, existen otros 19 programas solicitados y en fase de preparación. El informe hace eco del firme apoyo que ofrecen un gran número de socios, incluidas organizaciones regionales e internacionales, así como donantes clave de ayuda oficial al desarrollo (AOD). Dieciséis países han enviado a funcionarios de su administración tributaria para brindar asistencia directa y práctica a los auditores de países en desarrollo. Entre las administraciones colaboradoras están las que participan en la cooperación Sur-Sur, como India, Kenya, México, Marruecos, Nigeria y Sudáfrica.

El éxito del actual modelo de IFSF ha impulsado la expansión de la iniciativa a la investigación de delitos fiscales y el uso de la información obtenida a través del mecanismo del intercambio automático entre gobiernos, que ayudarán a luchar contra los flujos financieros ilícitos. Además, se ampliará a nuevos programas relacionados con la negociación de convenios tributarios y las cuestiones fiscales que plantean el sector extractivo y el medio ambiente.

"Pese a las limitaciones provocadas por la crisis de la COVID-19, la iniciativa IFSF mantiene sus puertas abiertas, gracias a las medidas adoptadas para ayudar a los expertos a seguir prestando asistencia de forma remota", afirmó Ángel Gurría, Secretario General de la OCDE. "No solo mantenemos nuestras puertas abiertas, sino que además estamos extendiendo el enfoque de IFSF para brindar apoyo en otros ámbitos de la tributación para luchar contra la corrupción y fomentar la integridad".

"Inspectores Fiscales sin Fronteras está desarrollando un papel esencial para ayudar a los países en desarrollo a recuperarse de la pandemia: el objetivo de su nueva función es aumentar los ingresos internos y fomentar la transición hacia economías más ecológicas y sostenibles", dijo Steiner, Administrador del PNUD.

Durante su discurso, el Excmo. Sr. D. Ville Skinnari, ministro de Cooperación para el Desarrollo y Comercio Exterior de Finlandia, afirmó: "Felicito al PNUD, la OCDE y al sistema de las Naciones Unidas en su conjunto por fomentar la justicia tributaria y la movilización de recursos internos. En Finlandia, también hemos hecho los deberes y, en junio de este año, presentamos el nuevo Programa de Acción de Impuestos para el Desarrollo del Gobierno de Finlandia".

Para conducir a IFSF en esta nueva etapa de expansión, la antigua viceministra de Finanzas de Georgia, D.ª Rusudan Kemularia, ha sido nombrada como jefa de la Secretaría de IFSF. Antes de unirse a la OCDE, Kemularia fue rectora de la Finance Academy, jefa de los Departamentos Jurídico y de Política Financiera, secretaria del Parlamento y copresidenta de la Asesoría para la Resolución de Controversias Tributarias, en Georgia, de 2008 a 2019.

Para más información, contacte con la Secretaría de IFSF o Lawrence Speer, en la Oficina de Prensa de la OCDE (+33 1 45 24 79 70), o Sangita Khadka, en el PNUD (+1 212 906 5043).

  • Siga a IFSF en Twitter: @TIWB_News
  • Suscríbete a nuestro boletín
Icon of SDG 16

PNUD En el mundo