Azuero Sostenible fortalece la producción apícola en Isla Cañas

Los datos en materia de apicultura en Panamá muestran que hace más de 40 años se confirmó, por primera vez, la presencia de las abejas africanizadas en el territorio nacional. Precisamente, es desde estos años que diversas comunidades han empezado a desarrollar iniciativas para fortalecer esta técnica.

Posted 22 de Julio de 2022
Un grupo de jovenes vestidos con elementos de protección para el cultivo de miel
PNUD

La iniciativa Azuero Sostenible, ejecutada por el Ministerio de Ambiente (MiAMBIENTE), con auspicio del Fondo Para el Medio Ambiente Mundial (GEF) y el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, (PNUD), desarrolló un programa para fortalecer e impulsar la apicultura en Isla Cañas, una comunidad costeña que pertenece al distrito de Tonosí, en la provincia de Los Santos. El programa fue ejecutado por la Asociación de Acuicultores, Pescadores y Agroturística de Isla Cañas (ACEPAT), en respuesta al interés que ya existía entre la población por desarrollar a profundidad la actividad.   

La apicultura es una técnica de crianza de abejas para aprovechar sus productos, como la producción de la miel, la cera o la jalea real, entre otros productos. Es interesante rescatar el proceso de nacimiento de los apicultores de Isla Cañas y conocer cómo ha resultado en una iniciativa que ha promovido metas de desarrollo sostenible, mediante soluciones basadas en la naturaleza, donde las consideraciones de género son visibles para que las mujeres aporten en el desarrollo de su comunidad.

La semilla estaba sembrada

Luego de una serie de giras de campo a la comunidad, como parte de los trabajos de conservación de los recursos y el aprovechamiento de estos de manera razonable, para contar con comunidades sostenibles, el equipo de Azuero Sostenible pudo constatar que ya había algunos apicultores y se estaba desarrollando una pequeña producción apícola en el área, pero escasa, por falta de fondos y apoyos para llevar a cabo la actividad al 100%.

La esperanza de la comunidad era luchar por un proyecto de apicultura sostenible, porque como ellos mismos lo cuentan, la semilla ya estaba sembrada y solo buscaban ayuda para llevarla a florecer.

Hasta este momento solo contaban con unas cuantas cajas de abejas esparcidas en distintos puntos de la isla y algo de conocimiento e interés general por la apicultura. Sin embargo, para poder crecer les hacía falta mayor capacitación, estructura de trabajo, organización e insumos.

Un trabajador manipula un panal de abejas durante cultivo de miel

Visita preliminar de técnica de Azuero Sostenible para inspección de cajas existentes al inicio del programa.

PNUD

Tomando en cuenta las necesidades encontradas, se decidió armar un programa de trabajo de tres fases. La primera etapa se dio a inicios del año 2021 y consistió en brindarles los equipos e insumos de trabajo para poder arrancar. La donación incluyó trajes, guantes, espátulas y ahumador, además de la centrífuga apícola para realizar la cosecha de miel y los marcos para la cera, entre otros implementos. En esta entrega de suministros participaron miembros del Ministerio de Desarrollo Agropecuario, junto al equipo de Azuero Sostenible.

Comunidad recibiendo insumos para el cultivo de miel de abeja

Entrega de insumos apícolas a grupo de productores.

PNUD

Una de las primeras recomendaciones que sugirieron los técnicos de PNUD y MiAMBIENTE a los apicultores fue organizarse y unificar las pocas colmenas que tenían para ubicar el apiario en un solo lugar de la isla, puesto que estas se encontraban dispersas.  Además, aprovechar las que se pudieran rescatar fuera de la comunidad, con el apoyo del Benemérito Cuerpo de Bomberos.

Es sabido que en Panamá las abejas, generalmente, son exterminadas debido a que ‘las camisas rojas’ no cuentan con los recursos para reubicarlas. Por eso, ellos y ellas aceptaron la propuesta y empezaron a reubicar estas abejas. Y producto de estos rescates lograron obtener hasta 10 cajas o colmenas, creando de esta forma un pequeño apiario artesanal que ya contaba con suficientes abejas.

Rescate de abejas en el distrito de Pedasí.

Así arrancó la producción apícola en Isla Cañas y muy pronto el grupo comenzó a recibir pedidos de miel de distintos puntos de Panamá. Hasta que vendieron toda la cosecha y se quedaron sin producto y sin abejas, ya que estas se van cuando no tienen miel o no cuentan con suficiente espacio en la colmena. 

Una nueva oportunidad

Con Azuero Sostenible los apicultores recibieron una nueva capacitación sobre manejo del apiario. Junto a José Rodríguez, quien cuenta con más de 25 años de experiencia en la apicultura, se trasladaron hasta su finca en la comunidad de Chupampa, provincia de Herrera, y se capacitaron en temas importantes como el mantenimiento de las colmenas, la alimentación de las abejas y los cuidados generales de este sistema para lograr una óptima producción de miel.

Esta segunda fase del proyecto ocurrió en septiembre de 2021 e incluyó, además, otro donativo para los apicultores tonosieños. Esta vez recibieron 15 colmenas en producción que fueron compradas al señor Rodríguez. Las colmenas fueron revisadas ese día de la capacitación por el grupo, bajo la guía del experto herrerano, para verificar las abejas reina de cada núcleo, así como los marcos de cría, de cera y de alimento. Y al finalizar la inducción, fueron trasladadas con sumo cuidado desde Chupampa hasta el apiario de ACEPAT, en el manglar de Isla Cañas. 

En los meses posteriores, el grupo compró 20 cajas más de abejas con fondos obtenidos por su propia cuenta, llegando a tener un total de 35 colmenas y convirtiéndose así en apicultores medianos. Este crecimiento acelerado del apiario, para unos productores que recién comenzaban, trajo consigo nuevos retos y algunas complicaciones. Hubo algunas bajas y perdieron un total de nueve cajas de abejas que se fueron. Afortunadamente, pudieron hacerle frente a la situación aprovechando las crías que había para repoblar las colmenas vacías, bajo la asesoría técnica de Juliana Chavarría, experta de Azuero Sostenible. 

Finalmente, el programa de fortalecimiento apícola en Isla Cañas llegó a su tercera y última fase con la cosecha de miel en el mes de febrero de 2022. El proyecto tuvo una duración total de un año e involucró aproximadamente entre nueve y 10 familias de la comunidad, que antiguamente consumían y vendían huevos de tortuga y ahora han dejado totalmente esa actividad para dedicarse a la producción apícola, el turismo sostenible y la conservación del medio ambiente en la isla. Esto ha generado un cambio positivo en sus vidas y en la comunidad, que es precisamente uno de los objetivos de la iniciativa Azuero Sostenible: fortalecer grandes y pequeños grupos organizados que trabajan en pro de la protección y conservación del ambiente en los distritos de Pocrí, Pedasí y Tonosí.