Page content

Nuestro trabajo

Desarrollo Inclusivo

Una de las grandes prioridades del PNUD El Salvador es la inclusión social a través de la reducción de la pobreza multidimensional y la reducción de las desigualdades, para que el país avance hacia el desarrollo sostenible y que nadie se quede atrás.

Aunque en las últimas tres décadas El Salvador ha realizado considerables progresos en la reducción de la de la pobreza monetaria, la pobreza multidimensional afecta a casi 3 de cada 10 hogares y es mucho mayor en las zonas rurales.

Nuestro Programa País 2022-2026 tiene entre sus principales áreas de acción contribuir a que las personas puedan acceder en igualdad de condiciones a la educación, la atención sanitaria, los servicios sociales y los sistemas de protección social universales, para reducir la pobreza multidimensional y las desigualdades que afectan principalmente a las poblaciones más vulnerables.

Este enfoque está en consonancia con el Plan Estratégico global del PNUD 2022-2025, a través de la innovación estratégica y de la digitalización inclusiva como catalizadores del desarrollo y mediante las soluciones emblemáticas de sacar a las personas de la pobreza y fortalecer la igualdad de género.

Además, este enfoque da continuidad a nuestro trabajo por casi 50 años en el país, para contribuir a poner fin a la pobreza en todas sus formas.

Madre con hija en silla de ruedas sonriendo

Francia B. es una de las niñas que recibió una computadora para continuar con su educación. También la usa para su terapia musical. Su madre, Celina Gutiérrez, la apoya en todo.

Foto: Oscar Leiva/ PNUD El Salvador

En detalle

En el marco de nuestro Programa País 2022-2026, promovemos la inclusión social apoyando la ampliación de la oferta educativa multimodal a través de una mejor digitalización e infraestructura, en particular con ordenadores, habilidades digitales y sistemas de gestión.

Además, apoyamos la ampliación de la oferta de salud y medicamentos, a través de un sistema nacional de salud integrado con el uso eficaz de las herramientas digitales y las capacidades para diseñar programas de protección social universal y lograr una cobertura de mayor calidad de los servicios de agua.

De esta forma, contribuimos con la reducción de la pobreza multidimensional y de las desigualdades que impactan especialmente a poblaciones vulnerables como jóvenes en situación de riesgo, personas migrantes, mujeres y niñas.

Para lograr estos resultados es clave el fortalecimiento de las alianzas con los Ministerios de Educación y Salud, el Instituto de Bienestar Magisterial, el Instituto del Seguro Social y los órganos gubernamentales encargados de promover la protección social y la gestión integral de los recursos hídricos.

Asimismo, las alianzas con el Sistema de las Naciones Unidas. Por ejemplo, la colaboración con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en materia de educación; con la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para fortalecer al Ministerio de Salud; con el Programa Mundial de Alimentos (PMA) en programas de protección social; y con ONU Mujeres para reducir la desigualdad de género en el acceso a los servicios sociales.

Durante el ciclo programático 2016-2021, el PNUD se consolidó en su rol integrador de los esfuerzos del Sistema de las Naciones Unidas para los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y en su rol de liderazgo de la respuesta socioeconómica ante la COVID-19.

PNUD respondió a la pandemia con innovación y apoyo al desarrollo de capacidades nacionales. Entre otros resultados:

  • Contribuimos a ampliar las capacidades nacionales para la planificación e implementación del gasto público para el acceso a servicios sociales, mediante asistencia técnica especializada y gestión de procesos de licitación.
  • El Ministerio de Educación fortaleció la inclusión educativa mediante la obtención de 257,610 computadoras para beneficiar a jóvenes, niños y niñas, la digitalización de los procesos de contratación de docentes y la gestión por resultados, mediante procesos gestionados por PNUD.
  • El Instituto de Bienestar Magisterial, Ministerio de Salud e Instituto Seguro Social mejoraron la provisión de medicamentos, insumos y equipos médicos, contribuyendo a aumentar el acceso a los servicios de salud.
  • La Comisión Ejecutiva de Puertos y Aeropuertos (CEPA) fortaleció sus capacidades para la reactivación del proyecto de inversión estratégico del Puerto de La Unión.