Convención de Estocolmo: ¿De dónde provienen las sustancias químicas que son contaminantes persistentes?

30 de Septiembre de 2022

 

Colombia continúa implementando acciones conjuntas con los sectores productivos para la reducción de las liberaciones de los Contaminantes Orgánicos Persistentes (COP).

Los Contaminantes Orgánicos Persistentes (COP) son sustancias químicas con una alta capacidad de mantenerse en el ambiente, y que se acumulan en los tejidos animales, contaminando las cadenas alimentarías y causando efectos que deterioran la salud humana y el medio ambiente por lo que son regulados por la Convención de Estocolmo de la cual Colombia hace parte.

La identificación de fuentes y estimación de emisiones de COP, es el punto de partida para lograr su reducción y eliminación, por lo cual se actualizó el Inventario Nacional de fuentes y estimación de liberaciones de COP no intencionales en Colombia para el periodo 2003-2018.

El inventario actualizado, refleja en el país una reducción del 53% de liberaciones de COP no intencionales, como dioxinas y furanos, respecto al año base 2002 (276 g EQT Vs. 583 g EQT[1]).

Actualmente, las principales fuentes de liberación de dioxinas y furanos se encuentran asociadas a las actividades de quema de residuos agrícolas con plaguicidas con cloro (32%), así como la incineración de residuos hospitalarios (15%) y de residuos peligrosos (7%).

Para promover la reducción de las liberaciones de COP no intencionales en Colombia, se han implementado las Mejores Técnicas Disponibles (MTD) y Mejores Prácticas Ambientales (MPA) en 3 sectores principalmente:

  • Agroindustrial: manejo de biomasa en cultivos de arroz y caña de azúcar.
  • Hospitalario: manejo de residuos de atención médica.
  • Metales secundarios: manejo de chatarra metálica.