Los ganadores del Premio Ecuatorial 2021 aportan las soluciones de acción local que necesitamos

Posted 1 de Octubre de 2021

La ceremonia de los ganadores del Premio Ecuatorial del PNUD 2021 se celebrará el 4 de octubre en el Nature for Life Hub del PNUD.

Asociación de Mujeres Indígenas del Territorio Cabécar Kábata Könana

Las tierras de los pueblos indígenas y las comunidades locales cubren hasta el 50 % de la superficie de la Tierra, que representa el 33 % de la superficie forestal intacta, así como almacenan la mayor parte de la biodiversidad de la Tierra. Conservan y gestionan casi una cuarta parte de la Tierra, rica en biodiversidad y carbono. Estas tierras proporcionan servicios esenciales par los ecosistemas, como el agua, los alimentos, el combustible, el secuestro de carbono, la mitigación de riesgos, la madera, los productos forestales no madereros, la fauna y el turismo.

Sin embargo, el 19 % de estos grupos viven en la pobreza extrema . Se enfrentan al desplazamiento y al despojo, a la exclusión en la toma de decisiones, a la violencia constante y a la intimidación. A menudo son invisibles para sus gobiernos. Carecen de derechos de disfrute y de protecciones legales.

Los pueblos indígenas y las comunidades locales son los custodios esenciales de los ecosistemas naturales que quedan. Son guardianes de la naturaleza y defensores de las soluciones basadas en esta. Sin embargo, se encuentran entre los más vulnerables y entre los que más sufren los efectos del cambio climático.

Está claro que tenemos que transformar la relación entre las personas y la naturaleza y construir una red de seguridad global para la humanidad basada en la naturaleza. Pero ¿cómo lo hacemos?

No busques más: los pueblos indígenas y las comunidades locales ya tienen las soluciones. No hay un camino viable hacia un clima estable, unos ecosistemas sanos y el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) si no se reconocen los derechos de los pueblos indígenas y las comunidades locales y se apoyan sus formas de vida. Debemos escuchar sus voces y seguir sus modelos para un futuro sostenible.

En la reciente sesión de apertura de Nature for Life Hub del PNUD, Vicky Tauli-Corpuz, antigua Relatora Especial de la ONU sobre los derechos de los pueblos indígenas, dijo: "Invertir en los derechos de los pueblos indígenas y en la administración de la tierra es una de las estrategias más importantes, y más olvidadas, para hacer frente a las amenazas existenciales del cambio climático y la pérdida de biodiversidad". Durante el evento, nueve organizaciones se comprometieron a aportar USD 5 mil millones en los próximos 10 años para apoyar la creación, ampliación, gestión y vigilancia de las zonas protegidas y conservadas en tierra, aguas interiores y mar, trabajando con los pueblos indígenas, las comunidades locales, la sociedad civil y los gobiernos.

Esto es un signo prometedor de la creciente concienciación de los gobiernos y del sector privado sobre el papel de los pueblos indígenas y las comunidades locales en su acción local en favor del clima y la naturaleza.

La ceremonia de los ganadores del Premio Ecuatorial del PNUD 2021, que se celebrará el 4 de octubre dentro del marco del Nature for Life Hub del PNUD, ilustran cómo los pueblos indígenas y las comunidades locales ya están liderando las transformaciones críticas que necesitamos, tanto en materia de alimentación, como de economía y clima.


Defienden soluciones para gestionar sistemas alimentarios sostenibles 

  •  Las mujeres indígenas Kábata Könana de Costa Rica promueven el uso de prácticas y conocimientos tradicionales para la seguridad alimentaria. Además, mantienen diversas reservas de semillas indígenas, al tiempo que salvaguardan 400.000 hectáreas de selva tropical.
  • Una organización local de Kirguistán promueve la transición de la agricultura de las comunidades rurales y de montaña hacia la producción exclusivamente ecológica con un enfoque paisajístico.
  • Una coalición de sindicatos y grupos de agricultores de Níger ha mejorado la seguridad alimentaria de más de 5.000 miembros mediante el desarrollo participativo de variedades, la producción y la comercialización de diversas variedades de cultivos y ha reverdecido 22.000 hectáreas de tierra.

Están construyendo la resiliencia climática para las personas y el planeta

  • 638 comunidades de la Reserva de la Biosfera de la Sierra Gorda en México están promoviendo una economía positiva en materia de carbono mediante el desarrollo de un programa subnacional de "huella de carbono" que paga a los propietarios de tierras para que protejan los bosques.
  • Una organización local de los Ghats occidentales de la India está restaurando los humedales, los bosques y los manglares a través de la conservación de base comunitaria y la promoción del espíritu empresarial local.
  • El pueblo kichwa de Sarayaku, en Ecuador, promueve el concepto de "Kawsak Sacha" ("Bosque vivo") como una nueva categoría de área protegida dirigida por los indígenas y persigue un estilo de vida sostenible que defiende los derechos de la naturaleza.


Encabezan una nueva economía respetuosa ante la naturaleza 

A la vista de estos éxitos y de los triunfos de los otros 254 ganadores del Premio Ecuatorial desde la creación de la iniciativa en 2002, ha llegado el momento de reconocer que las soluciones basadas en la naturaleza de los pueblos indígenas y de las comunidades locales no son un nicho, sino que son la clave para el cambio transformador que necesita nuestro planeta.

Ha llegado el momento de aceptar a los pueblos indígenas y a las comunidades locales como agentes de cambio eficaces en la gestión sostenible de los recursos naturales, como estrategas capacitados en la resiliencia climática global y líderes de un nuevo paradigma económico positivo para la naturaleza.

No existe un remedio mágico para resolver las diversas crisis a las que nos enfrentamos, pero sin la diversidad de estrategias exitosas propuestas por los pueblos indígenas y las comunidades locales, el progreso no será suficiente. Los pueblos indígenas y las comunidades locales disponen de los conocimientos tradicionales necesarios para redefinir la seguridad alimentaria, restablecer los modelos circulares que pueden sustentar una economía más racional y gestionar la biodiversidad mundial y las reservas de carbono.

El éxito o el fracaso de los ODS depende en gran medida del liderazgo de los pueblos indígenas y de las comunidades locales. Escucha las voces de los ganadores del Premio Ecuatorial, invierte en sus modelos y ayúdales a reproducir sus soluciones basadas en la naturaleza y parar esta crisis climática.