Nueva York — El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) presentó hoy una nueva plataforma de acceso a datos sobre la COVID-19, una herramienta interactiva y de acceso abierto que combina múltiples fuentes de información procedentes del PNUD y de los organismos de las Naciones Unidas, el mundo académico y el sector privado. La plataforma incluye una opción de simulación que permite a cualquier usuario visualizar los costos y los impactos de las políticas e intervenciones socioeconómicas en los diferentes países y regiones, así como los beneficios en materia de bienestar de las iniciativas centradas en los hogares vulnerables.

La plataforma llega en un momento en que los países de todo el mundo se están enfrentando a las consecuencias de las múltiples olas de la pandemia, a la prolongada recesión económica y a la rápida disminución de los recursos financieros nacionales e internacionales. Además, la actual tendencia hacia una drástica reducción de las medidas de apoyo a los ingresos dirigidas a personas y hogares de todo el mundo ha agravado la vulnerabilidad de los grupos cuya subsistencia depende de los programas de protección social y de las medidas de apoyo.

“Las decisiones que adoptemos hoy definirán lo que sucederá mañana. Es por eso que las decisiones clave que los países de todo el mundo están adoptando ahora deben basarse en datos confiables que ofrezcan un panorama claro de los rápidos cambios que la COVID-19 está introduciendo en el panorama de desarrollo de todo el mundo”, dice el Administrador del PNUD, Achim Steiner. Esta instructiva plataforma, que integra datos, análisis, visualizaciones, opiniones de expertos y herramientas interactivas, será útil para adoptar decisiones con base empírica en este momento crucial”.

La plataforma incluye una serie de funciones que ayudan a los usuarios a ir más allá de los datos para efectuar un seguimiento de los indicadores y recabar información útil para impulsar la reconstrucción luego de a la COVID-19 y dar respuesta a las principales cuestiones en materia de desarrollo. Actualmente, la plataforma ofrece herramientas vinculadas con tres ámbitos principales en materia de políticas: análisis socioeconómico y costo de los ingresos básicos temporales, estrategias de recuperación que tomen en cuenta el género, y análisis de paquetes fiscales de recuperación ecológica. Por ejemplo, con el simulador los usuarios pueden descubrir cuánto costaría pagar un ingreso básico temporal en su país, evaluar las repercusiones de la COVID-19 sobre la educación y las metas climáticas o analizar con mayor profundidad las visualizaciones de los efectos a largo plazo sobre los ODS.

Las simulaciones también pueden ser útiles para mitigar la desigualdad y las brechas de género, por cuanto permiten visualizar los impactos de las políticas dirigidas a reducir las brechas salariales, promover la planificación familiar y fomentar la educación, e ilustran los resultados de que el gobierno se aboque con decisión a combinar estas opciones normativas.

Más allá del análisis socioeconómico de la COVID-19, la plataforma ayudará a los gobiernos de los países en desarrollo a definir opciones normativas inclusivas y que promuevan una recuperación verde y a establecer un orden de prioridad para sus futuras inversiones, de forma tal de promover el uso de energías renovables en vez de combustibles fósiles a fin de evitar un conflicto con la naturaleza y mitigar los devastadores efectos del cambio climático.

Antes de la pandemia de la COVID-19, ya había unas 4.000 millones de personas en todo el mundo que carecían de todo tipo de redes de seguridad para protegerse de la vulnerabilidad, el riesgo o la privación. La COVID-19 amenaza con llevar el número total de personas que viven en la pobreza extrema a más de 1.000 millones de aquí a 2030.

La plataforma de datos brinda información sobre la capacidad de las personas de enfrentarse a la crisis y recuperarse de ella, y permite dar seguimiento a las acciones de largo plazo adoptadas en pro las personas. Permite generar un inventario de la población y de los diferentes grupos para ilustrar los diversos impactos de la COVID-19 sobre los más vulnerables, y ayuda a dar seguimiento a las acciones inmediatas, incluidas las medidas de protección social que ya existían y las nuevas, así como las que han debido adaptarse o ampliarse en su escala.

Hasta ahora, el PNUD y sus socios dentro de las Naciones Unidas han elaborado 128 evaluaciones de los impactos socioeconómicos para 93 países y cinco regiones, a menudo en cooperación con las instituciones financieras internacionales, la Unión Europea y otros socios, y a medida que la situación avanza, han realizado evaluaciones rápidas y exhaustivas de los sectores económicos y los grupos de población afectados. Los profesionales del desarrollo y los gobiernos pueden acceder a los datos de estas evaluaciones mediante esta plataforma a fin de entender las repercusiones que la COVID-19 ha tenido sobre los hogares y las empresas.

Contactos para medios de prensa:

Sangita Khadka, sangita.khadka@undp.org, PNUD Nueva  York | Tel: +1 212 906 5043

Sarah Bel, sarah.bel@undp.org, UNDP Ginebra

 

PNUD En el mundo