Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia 2022: "Nuestros cuerpos, nuestras vidas, nuestros derechos"

Posted 13 de Mayo de 2022

Participante en el desfile del orgullo de la República Dominicana en 2018.

Foto: PNUD República Dominicana

Las Naciones Unidas siguen trabajando junto con las personas lesbianas, gais, bisexuales, transgénero, intersexuales y queer (LGBTIQ+) y socios para promover la igualdad y los derechos humanos de todas las personas. Se trata de esfuerzos vitales, teniendo en cuenta que a las personas LGBTIQ+ a menudo se les niegan sus derechos humanos, por ejemplo, impidiendo que puedan acceder a protección jurídica, atención sanitaria u otros servicios básicos. Las relaciones consensuadas entre personas del mismo sexo continúan estando penalizadas en 69 países. Además, muchas personas LGBTIQ+ carecen de autonomía corporal y algunas hasta se ven obligadas a someterse a tratamientos médicos o cirugías innecesarias. Esto incluye "terapias de conversión" sin base científica que pueden causar traumas físicos y psicológicos, hasta el punto de que un informe de las Naciones Unidas ha señalado que estas prácticas podrían equivaler a tratos crueles, inhumanos o degradantes (en inglés).

Lo cierto es que millones de personas LGBTIQ+ de todo el mundo siguen siendo objeto de prejuicios, discriminación, estigmatización, hostilidad y violencia a diario. La pandemia de la COVID-19 ha exacerbado aún más la exclusión social y la violencia contra las personas LGBTIQ+ y ha profundizado las desigualdades. Sin embargo, se están registrando avances tangibles en la promoción de la igualdad y los derechos humanos de las personas LGBTIQ+ en todo el mundo, que van desde la despenalización de las relaciones entre personas del mismo sexo hasta la promulgación de leyes que prohíben la discriminación. De hecho, 56 de los 175 países y lugares encuestados han experimentado un aumento de la aceptación de las personas LGBTIQ+ desde 1980 (en inglés). Lamentablemente, este progreso no es suficiente ni universal. Incluso en los casos en que existen leyes que afirman los derechos de estas personas, es posible que las normas sociales profundamente arraigadas no lo reflejen debidamente. Podemos y debemos esforzarnos más.

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) está colaborando con 72 países apoyando la inclusión y los derechos de las personas LGBTIQ+ por medio de alianzas con los Gobiernos y la sociedad civil para elaborar leyes y políticas favorables. Por ejemplo, el PNUD y socios apoyaron a Angola y Bhután (ambos en inglés) a fin de despenalizar las relaciones sexuales consensuadas entre adultos del mismo sexo. También prestaron ayuda a Tailandia, donde el PNUD apoyó a parlamentarios y la sociedad civil en la elaboración de leyes contra la discriminación, el reconocimiento jurídico del género y las alianzas civiles. Asimismo, se prestó asistencia a la India (en inglés), donde el PNUD está trabajando con las comunidades y los departamentos estatales de salud para impulsar programas de vacunación contra la COVID-19 y planes de protección social con el objeto de garantizar la inclusión de las personas LGBTIQ+. Desde 2017 el programa Ser LGBTIQ+ en el Caribe (en inglés), financiado por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y liderado por el PNUD, ha empoderado a más de 1.800 defensores de los derechos humanos, ayudando a la comunidad LGBTIQ+ a acceder a la justicia y a ejercer sus derechos.

El tema del Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia de este año, “Nuestros cuerpos, nuestras vidas, nuestros derechos”, es un recordatorio de que todas las personas tienen derecho a tomar decisiones sobre sus cuerpos y sus vidas. De hecho, todos debemos luchar y pronunciarnos contra el odio, la discriminación y la violencia, dondequiera y cuandoquiera que se produzcan. En el PNUD, estamos aprovechando recursos como las recomendaciones de UN-GLOBE sobre lugares de trabajo inclusivos para funcionarios trans y de género no binario (en inglés) a fin de garantizar una mayor inclusión de todas las identidades de género. El PNUD, todo el sistema de las Naciones Unidas y nuestros numerosos socios nos hemos comprometido a apoyar a los países y las comunidades de todo el mundo para que la inclusión, la no discriminación y la igualdad de oportunidades sean una realidad para todas las personas. Nuestro compromiso colectivo con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y nuestro empeño por ayudar primero a los más rezagados simplemente no podrán concretarse hasta que las personas LGBTIQ+ reciban un trato igual ante la ley y en su vida cotidiana.