La Comarca Ngäbe-Buglé: trabajamos juntos para alcanzar el desarrollo humano sostenible

Posted 27 de Diciembre de 2021

El Plan de Desarrollo Integral de los Pueblos Indígenas de la República de Panamá es una hoja de ruta viable para que los pueblos indígena progresen, de acuerdo a sus necesidades y cosmovisión; además es referencia y guía a la comunidad nacional e internacional sobre los principales programas y proyectos a implementar, en las distintas comarcas y territorios indígenas. El plan contribuye a la creación de una política social pública que permite a los pueblos indígenas ser protagonistas de su propios desarrollo.

 

 

De los 4.2 millones de panameños y panameñas, el 12.3% se reconocen como perteneciente a uno de los siete pueblos indígenas en el país: Bri-bri, Buglé, Emberá, Guna, Naso Tjërdi, Ngäbe y Wounaan. Los 12 territorios indígenas, que incluyen seis comarcas, áreas anexas, tierras colectivas y tierras ancestrales, representan más del 24% del territorio nacional. 

 

 

En términos de desarrollo humano, los retos de los pueblos indígenas son mayores a los del resto de la población y esta realidad se vive en la Comarca Ngäbe-Buglé. La comarca no solo tiene los indicadores de desarrollo más bajos del país, sino que – de todas, es la que tiene los más preocupantes: un elevado índice en pobreza multidimensional, mínima cobertura en seguridad social - la menor del país, limitada conectividad a internet y un presupuesto de inversión que, si bien es mayor al de otras comarcas - debido a la extensión del territorio, se aleja de la media nacional. Esta es la realidad que viven unas 214 mil personas en la comarca.

 

 

Durante la última visita del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) a la Comarca Ngäbe-Buglé, tuvimos la oportunidad de ser guiados por Elsi Pedrol,  miembro del Comité Asesor de Mujeres ante el Consejo Nacional de Desarrollo de los Pueblos Indígenas de Panamá. Lideresa, enamorada de su pueblo y costumbres; para Elsi es mucho lo que se puede hacer para contribuir al desarrollo de la comarca, ella señala la importancia de la cooperación, pero también aclara el papel de la comunidad.

“Los retos sociales, económicos y educativos son los principales que enfrentamos. Contamos con autonomía territorial, más no tenemos autonomía económica. Estamos trabajando en empoderar a las mujeres [artesanas] para la comercialización de sus productos desde sus comunidades” nos dice.

Y es que uno de los principales desafíos para lograr comercializar los productos es la conectividad y vías de acceso. “Esto también limita el acceso a la educación” señala. “Nosotros motivamos a los jóvenes a liderar grupos, a ser multiplicadores y guiadores en sus comunidades para dejar claro nuestras falencias y sobre todo mostrar nuestras fortalezas, principalmente trabajamos con las mujeres“ agrega.

 

 

Las palabras de Elsi, se volvieron a escuchar desde líderes comunitarios y autoridades en un conversatorio junto al PNUD.

Victoria Cortés, vicegobernadora de la comarca señala la carretera como una de las grandes necesidades y agrega el acceso a electricidad, a agua potable y servicios de salud, además de más programas de orientación para la  producción agrícola “nosotros terrenos tenemos, lo que necesitamos es apoyo en enseñarnos como hacer producir nuestras tierras para [cultivar] alimentos de consumo para nuestras familias” comenta.

 

 

Por otro lado, el vicealcalde de Munä, Ruben Dario Jiménez, mostró la necesidad de hacer las tierras más productivas, más allá del autoconsumo y mejorar la comercialización. “tenemos el mismo clima que Cerro Punta, falta vehículos [medios] para sacar la producción, tenemos que aprender de ellos” señala.

 

 

OmaIra Silvera es la coordinadora del Instituto Nacional de la Mujer en la Comarca Ngäbe-Buglé. Ella comentó sobre cómo se organiza la comunidad para para asegurar que el rol y participación de la mujer sea efectivo. La comarca tiene una alta participación de mujeres en política y actualmente cuentan con una diputada, cuatro alcaldesas y cinco representantes de corregimiento.

Marino Sanchez es productor y trabaja una parcela de cultivo donde actualmente tiene sembrado cebolla y papa. Marino cultiva su parcela como parte de la “Agenda Indígena”, una iniciativa del Ministerio de Gobierno, el Ministerio de Desarrollo Agropecuario y la FAO, en conjunto con otros actores, incluyendo al PNUD, que busca fortalecer los sistemas agroalimentarios de las comunidades indígenas y su seguridad alimentaria y nutricional. Para Marino, las consecuencias del cambio climático limitan la productividad “el cambio climático nos afecta, la lluvia daña las cosechas y no podemos comercializar lo que producimos” indica.

Cadena de comercialización, diversificación e innovación para el desarrollo

En tiempos de COVID-19, cuando la palabra “delivery” se ha popularizado, en la Comarca Ngäbe-Buglé también se valora el servicio que ha encontrado en la pandemia un mercado, debido a las restricciones de movilidad. La comarca produce, de calidad y a precios justos, pero la cadena de comercio, vía intermediarios limita los márgenes de ganancia. Elena, una artesana de Llano Tugrí lo tiene claro: necesitan herramientas innovadoras para la venta en línea y la entrega por encomiendas o delivery.

Las plataformas acostumbradas para la comercialización como ferias, festivales y fiestas nacionales ya no están disponibles. Los artesanos y productores de la comarca ven una oportunidad de continuar mercadeando sus productos haciendo uso de la innovación, la tecnología y la conectividad, vital en un terreno tan extenso y disperso.

 

 

Con una extensión tan grande de territorio, un espacio de encuentro central es necesario

El edificio de la gobernación es una obra en construcción, dentro de la capital de la comarca, Büabtí o Llano Tugrí, que desde su origen fue concebida y diseñada de manera participativa, tomando en cuenta y respetando las costumbres y tradiciones del pueblo Ngäbe, con el fin de responder a las necesidades de las personas y territorios, acercando los servicios a la comunidad a nivel local, con miras de un desarrollo más equitativo y sostenible.

 

 

El futuro edificio de la Gobernación muestra elementos culturales en su diseño y construcción, una obra que se integra al entorno de la comarca. Ubicado en una posición privilegiada a lo alto de Llano Tugrí, el complejo no solo albergará la gobernación, sino que ha sido pensado en un espacio multi propósitos que lograra reunir una amplia cartera de servicios y soluciones, facilitando el contacto de la población con las autoridades.

 

 

El edificio dispondrá de espacios para oficinas de las autoridades, así como espacios para reuniones que apoyan la gestión de gobierno. Dentro de la edificación se dispondrá, además de la Gobernación, de la Oficina de Correos, el Sistema Nacional de Protección Civil y el Despacho de la Primera Dama, así como una sala que exhibirá, aspectos relevantes de la cultura Ngäbe Buglé.

En la comarca, conservar las costumbres tradicionales para la construcción es complicado ya que, entre otras cosas, no se logra conseguir elementos tradicionales como la paja para los techos de las viviendas. “Las costumbres tradicionales para la construcción se están perdiendo, una obra que haga honor a ese tipo de construcción ayudará a mantener vivo el sentir de comunidad. La obra, de acero y concreto, es todo menos fría; es un sitio pensado en las personas que trabajarán allí y las que tramitarán algún servicio. Desde el desarrollo de sus planos, el edifico ha sido pensado en beneficiar a las personas” Gregorio Montecer, PNUD.

 

 

Como parte de las actividades del proyecto entre el PNUD y el Misterio de Gobierno, en 2017 se completó el diseño conceptual de Buabtí, como cabecera de la comarca, con el objetivo de planificar el crecimiento ordenado, respetando las costumbres y tradiciones para mejorar la calidad de vida de los pobladores y potenciar la riqueza del lugar. Las fases posteriores contemplan la construcción de dos edificios más, la Casa de las Autoridades Tradicionales y la Sede del Congreso General de la Comarca.

Fortalecer la gobernanza territorial pilar para el desarrollo sostenible

El PNUD trabaja en alianza con el Ministerio de Gobierno y las autoridades tradicionales de los 12 territorios indígenas del país, a través de diversas iniciativas, con el objetivo de mejorar la gobernanza y promover su desarrollo. Con la elaboración del Plan de Desarrollo Integral de los Pueblos Indígenas de Panamá, el PNUD apoyó en la consolidación del Consejo de Desarrollo Indígena, para el estudio, diseño, elaboración e implementación del plan, de acuerdo con su cosmovisión, prioridades y necesidades.

En el consejo, que se mantiene activo desde 2013, participan tanto representantes de los 12 congresos y consejos generales, que son los organismos máximos de expresión y decisión de los pueblos indígenas, así como representantes del gobierno y del Consejo Asesor de Mujeres Indígenas.

 

 

Hemos venido trabajando con las autoridades tradicionales, instituciones públicas y la comunidad en el fortalecimiento de las estructuras de gobierno, conocer los desafíos y prioridades que se tienen desde el territorio y acercar la institucionalidad a las poblaciones; bajo el principio de participación, donde la comunidad es parte del proceso de toma de decisiones, no solo en la construcción del nuevo edificio de la Gobernación, sino en todos los aspectos de  la gobernanza local que contribuye a su desarrollo” Indica Patricia Pérez Prieto, oficial de Gobernabilidad, Paz y Derechos Humanos del PNUD en Panamá.

A través del enfoque territorial del desarrollo, diferentes instituciones locales y actores trabajan juntos para definir estrategias de desarrollo que reflejen una amplia variedad de intereses y prioridades. Para el PNUD, abordar los retos de desarrollo requiere soluciones y respuestas contextualizadas y la inclusión de todos los niveles de toma de decisión.

“Desde el PNUD tenemos el mandato en lograr que la población no se quede atrás, trabajamos para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible junto a los actores de cada comunidad. En esta ocasión, estamos acompañando a la Comarca Ngäbe-Buglé en un proceso participativo con fundamentos centrados en la gobernanza efectiva, que responda a las necesidades de la población en su territorio y con la participación de la propia población; desde una perspectiva holística, que incluye generar mayor inclusión social, atender los temas socioeconómico, el encadenamiento productivo – afectado por COVID-19 y lograr que los casos de violencia basada en género si queden atrás” concluye Maria del Carmen Sacasa, Representante Residente del PNUD en Panamá.