“Nuestros corazones y mentes necesitan estar en paz”

Poner la salud mental al frente de las respuestas a las crisis

Posted 9 de Mayo de 2022

Como promotora de la paz y trabajadora comunitaria, Charmaine Mae (tercera empezando por la derecha) ha dedicado su vida a ayudar y mejorar las vidas de los demás.

Foto: Charmaine Mae

"Toda mi vida he vivido en una situación de conflicto, escuchando disparos por la noche. Temer por la seguridad de mis amigos y familiares era casi habitual para mí".

Charmaine Mae nació en la ciudad de Marawi, en la isla de Mindanao, Filipinas.

Como promotora de la paz y trabajadora comunitaria, ha dedicado su vida a ayudar y mejorar las vidas de los demás.

Sin embargo, como ya se había acostumbrado al conflicto que la rodeaba, tardó un tiempo en darse cuenta de que el trabajo debía empezar por ella misma.

“Hablar sobre la salud mental suele ser un tabú. Tuve que asegurarme de superar mi propio trauma para poder ayudar a otros con experiencias similares", dice.

Las crisis prolongadas y los conflictos violentos tienen consecuencias devastadoras para las personas y sus comunidades. La violencia, con demasiada frecuencia, desencadena más violencia. Como escribió el poeta W. H. Auden: “la maldad se paga con la misma moneda”.

Es un concepto con el que Charmaine vive cada día.

"Soy una promotora de la paz y para construirla la tenemos que entender lo que sucede dentro de las mentes de los supervivientes, de los militares e incluso de los combatientes rebeldes. Puede que no siempre estemos de acuerdo, pero resolver los conflictos que hay en nuestro interior puede ayudar a resolver los conflictos que nos rodean", afirma.

Aunque la salud mental y el apoyo psicosocial constituyen cada vez más una parte de la respuesta a las crisis, todavía no se han incorporado al proceso de prevención de conflictos y consolidación de la paz.

El PNUD quiere cambiarlo.

Nuestra Guía sobre la Integración de la Salud Mental y el Apoyo Psicosocial en la Construcción de la Paz (en inglés) proporciona un enfoque orientado a ayudar a los promotores de la paz a realizar su trabajo de una forma más eficaz y en un contexto que refleje su realidad cotidiana.

El PNUD cree que resolver los conflictos en nuestro interior puede ayudar a resolver los conflictos que nos rodean. Las luchas internas no solo dañan nuestro cuerpo, sino también nuestra mente. Es comprensible que nos haga sentir insensibles, menos empáticos y desconfiados de los demás, así como ansiosos y deprimidos. Para empezar a sanar, primero tenemos que reconocer estas cicatrices internas. 

Además, como Charmaine y sus colegas han descubierto, el proceso debe ser inclusivo y adaptarse a los diferentes contextos locales específicos. 

"Cuando conocí a Nathera, otra persona dedicada a la construcción de la paz en mi ciudad, me enseñó la importancia de hacer que el bienestar mental sea accesible para las comunidades con las que trabajamos. Me dijo: 'Empecé a hablar de ello a menudo. Se mostraron más abiertos al apoyo psicosocial cuando intenté relacionarlo con ideas e historias familiares de nuestra cultura y nuestra fe’. Hoy me inspiro en ella para llevar a cabo mi propio trabajo y apoyar las voces y los derechos de las mujeres y niñas en la construcción de la paz".

Basándose en la experiencia de más de 100 profesionales de todo el mundo como Charmaine, nuestra Guía recomienda medidas prácticas para apoyar la mejor integración de la salud mental y el apoyo psicosocial en la construcción de la paz para que, en última instancia, la consolidación de la paz sea más eficaz.

La Guía aboga por trabajar con las comunidades locales para que los proyectos respondan a sus necesidades y creencias, mientras se convierte en algo propio que no depende del apoyo exterior.

También tiene en cuenta las necesidades de salud mental de trabajadores como Charmaine, que luchan en dos frentes: proteger su propia salud mental y asistir a los demás.

Su objetivo es acabar con el estigma de quienes viven con problemas de salud mental, permitiéndoles buscar tratamiento y contribuir ellos mismos a la construcción de la paz. 

"He visto muchas veces cómo la salud mental, el apoyo psicosocial y la construcción de la paz son inseparables, como también que nuestros corazones y nuestras mentes tienen que estar en paz. Nathera y yo somos dos de los más de 100 profesionales que dieron forma a la Guía del PNUD, ayudando a promotores de la paz como yo a integrar la salud mental y el apoyo psicosocial en nuestro trabajo, promoviendo el bienestar mental y construyendo una paz duradera", dice Charmaine.