Reforzando la resiliencia en Haití a través de la recopilación rápida de datos

Posted 7 de Diciembre de 2021

El gobierno y la sociedad civil de Haití están trabajando para desarrollar capacidades técnicas que protejan mejor a los ciudadanos de los terremotos y otros peligros naturales.

PNUD Haití

Haití tiene una larga historia de desastres naturales así como de inestabilidad política y de pobreza. Debido a su contexto geomorfológico y sismotectónico, el país está expuesto a amenazas naturales como el terremoto de magnitud 7.2 en la escala de Richter que azotó al país el 14 de agosto de 2021, cobrándose la vida de 2.000 personas, y el terremoto de magnitud 7 en 2010, que provocó 200.000 muertes y pérdidas y daños estimados en USD 11 mil millones.

Durante el terremoto del 12 de enero de 2010, además de la estación de monitoreo sísmico que quedó saturada rápidamente, y que estaba ubicada en el Lycée Français en la capitalno había otras estaciones sismológicas.

En 2020, con el apoyo del PNUD, la Universidad Estatal de Haití instaló 12 sensores sismológicos profesionales en todo el país que permitieron al país registrar, localizar y analizar rápidamente la actividad sísmica, incluidos terremotos y réplicas.


INVOLUCRANDO A LA SOCIEDAD CIVIL
Los avances en las estaciones sísmicas han demostrado lo útil que es la acción ciudadana para prevenir los peligros naturales en el futuro. Incluso se han colocado sensores en las casas de forma gratuita y los propietarios se autollaman "ciudadanos del terremoto". Gracias a esta iniciativa, el terremoto ocurrido el 14 de agosto de 2021 se registró en la estación de Saint-Louis du Su y el país pudo contar los cientos de réplicas que siguieron. En el pasado, los temblores de baja magnitud pasaban desapercibidos para las estaciones regionales. Todos estos avances técnicos, sumados a los aportes de la sociedad civil, permiten reducir los riesgos sísmicos a través del conocimiento y comprensión de las fallas.

Además, el análisis de los movimientos que detectaron las estaciones sísmicas permitió al país comprender el contexto tectónico que hace que Haití sea vulnerable a los terremotos regulares. El país está ubicado en el límite de dos placas tectónicas: la norteamericana y la caribeña. Este límite está materializado por dos grandes sistemas de fallas: Enriquillo–Plantain Garden, que recorre todo el sur de la nación, y el norte y la zona colindante con la República Dominicana.


EDUCANDO A LAS GENERACIONES VENIDERAS
Empoderar a los jóvenes se ha convertido en un tema estratégico. Por ejemplo, la celebración de conferencias de sismología o la presentación de planes de contingencia de riesgos múltiples para estudiantes en universidades locales podría salvar vidas humanas en un terremoto. También es una forma de apoyar a los jóvenes talentos haitianos para que se hagan cargo de la acción científica y jueguen un papel más importante en la recuperación del país tras el terremoto.

Una campaña de capacitación lanzada por la Universidad Estatal de Haití permitió a decenas de estudiantes haitianos realizar sus estudios de doctorado en el extranjero, lo que hizo que la nación fuera menos dependiente de los investigadores extranjeros.

A pesar de los muchos desafíos que enfrentan las universidades nacionales y locales, el PNUD ha logrado apoyar iniciativas innovadoras que han demostrado ser clave en los esfuerzos de Haití para comprender mejor la sismología, como las que lidera la Unidad URGéo. Se trata de un departamento de investigación de la Facultad de Ciencias de la Universidad Estatal de Haití que reúne a una decena de investigadores haitianos y extranjeros y trabaja en diversos campos de la geofísica como sismología, geodesia y climatología.

Fue creado después del terremoto de 2010 para responder a los desafíos de los riesgos de desastres y para desarrollar capacidades y conocimientos especializados nacionales. Actualmente, URGéo ofrece la primera maestría en geociencias impartida en Haití y recibe apoyo del PNUD a través de varios proyectos como S2RHAI y OSMOSE, que construyen nuevas alianzas con laboratorios y universidades extranjeras.


FORTALECIENDO LAS CAPACIDADES NACIONALES
En 2021, el PNUD ha apoyado la micro zonificación sísmica en Puerto Príncipe y el departamento del norte, el desarrollo de mapas multirriesgos, el establecimiento del plan de terremotos del norte y los planes municipales de contingencia multirriesgo en los territorios del sur, noroeste y en Grand'Anse. También hemos brindado apoyo a la Dirección de Protección Civil durante la crisis posterior al terremoto, entre otras iniciativas.

Además, en respuesta al terremoto de agosto de 2021 y para abordar la necesidad crítica de una recopilación rápida de datos al responder a los terremotos, el PNUD colaboró ​​con URGéo para instalar 12 estaciones sísmicas adicionales. Sin embargo, se requerirán esfuerzos continuos para aumentar la resiliencia en Haití.

De cara al futuro, es importante aprender de la experiencia, anticipar desastres y reducir activamente el riesgo de catástrofes en lugar de solo responder a los efectos de los terremotos. Al ayudar en los esfuerzos de recuperación temprana y a largo plazo, el PNUD está apoyando al país a mejorar sus capacidades y volverse más resiliente a los terremotos.