Por qué debemos acelerar la revolución energética en la COP26

Posted 1 de Noviembre de 2021

Ampliar el acceso a la energía limpia es fundamental para lograr casi todos los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), incluido el ODS 3 que garantiza una vida sana y promueve el bienestar para todas las personas.

PNUD Zimbabue

Ahora que ha empezado la COP26 de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Clima, quiero centrarme en la esperanza y la urgencia de la acción climática. La COP26 llega en un momento en que todos los socios a todos los niveles, desde el sector privado hasta los gobiernos, se están uniendo para crear un impulso imparable hacia la energía limpia.

Desde el histórico Acuerdo de París, hemos visto un cambio en la conversación global sobre el cambio climático, ahora conocido como "código rojo para la humanidad". La COVID-19 ha puesto de relieve la crisis climática para los planes de recuperación con prácticas de eficiencia energética integradas en nuevas formas de viajar, trabajar, consumir y producir. Este es un gran logro, un momento sin precedentes en la historia de la humanidad.

La crisis climática define nuestra era. Las inundaciones devastadoras y las olas de calor e incendios forestales el año pasado son un claro ejemplo de ello. Los jóvenes son muy conscientes de la gravedad de la situación: el G20 People's Climate Vote, una encuesta publicada recientemente por el PNUD y la Universidad de Oxford, encontró que el 70 % de los jóvenes en los países del G20 cree que estamos en una emergencia climática global.

Los argumentos políticos, económicos, financieros y comerciales a favor de las energías limpias nunca han sido más sólidos que ahora. Estamos en la cúspide de una revolución energética histórica que remodelará la forma en que impulsamos nuestras sociedades y economías. Nuestro momento colectivo para actuar se está acabando y el progreso no es lo suficientemente rápido.

Entonces, ¿cómo podemos hacer una transición exitosa a fuentes de energía más limpias y alejarnos de la crisis climática? Estos son mis cuatro motivos de esperanza para que los países aprovechen el momento y así aceleremos la revolución energética.
 

1. LA TRANSICIÓN ENERGÉTICA SE VE CADA VEZ MÁS COMO UNA OPORTUNIDAD ECONÓMICA

Debemos abordar de frente la idea errónea de que la transición energética es una carga costosa. La energía renovable es ahora una alternativa competitiva (en inglés) a los combustibles fósiles, especialmente al carbón. La energía solar puede proporcionar una de las fuentes de electricidad más baratas de la historia. La generación de energía eólica está en una trayectoria similar, con precios cayendo alrededor del 50 % durante la última década. Los mercados financieros están aprovechando la oportunidad: en 2020, por primera vez, las empresas de energía limpia recaudaron más dinero que las empresas de combustibles fósiles a través de ofertas públicas.

Esta revolución energética creará hasta 60 millones de puestos de trabajo (en inglés) en energías renovables y eficiencia energética para 2030, mejorará los resultados de salud mundial reduciendo la contaminación del aire y ofrecerá oportunidades, especialmente para las mujeres a través del acceso a una cocina limpia y para los jóvenes a través de un mejor acceso a la educación e Internet en todo el mundo.

2. LA COP26 LLEGA DESPUÉS DE DOS AÑOS DE COMPROMISOS DE ENERGÍA LIMPIA SIN PRECEDENTES

Desde el paquete Green Deal de 800.000 millones de euros en Europa, el compromiso de Estados Unidos de duplicar su contribución financiera climática a los países en desarrollo, el compromiso de la India de aumentar la capacidad instalada de energía renovable a 450 GW para 2030, a los 400.000 millones de USD comprometidos para el acceso a energías limpias y la transición energética por parte de los gobiernos y el sector privado como parte del Diálogo de Alto Nivel sobre Energía... estos compromisos, y muchos otros, son nada más y nada menos que revolucionarios.

Por primera vez, en 2020 las empresas de energía limpia recaudaron más dinero que las empresas de combustibles fósiles a través de ofertas públicas.

PNUD Slingshot

3. LA REFORMA DE LOS SUBSIDIOS A LOS COMBUSTIBLES FÓSILES NO ES SOLO UN PRIMER PASO FUNDAMENTAL PARA REDUCIR LAS EMISIONES DE CARBONO; TAMBIÉN PUEDE SER CLAVE PARA REDUCIR LAS DESIGUALDADES EN EL MUNDO
Actualmente, se están implementando 60 iniciativas de fijación de precios del carbono en todo el mundo, según el Banco Mundial (en inglés). Sin embargo, esto está lejos de ser suficiente. El mercado de carbono actual cubre solo el 20 % de las emisiones globales de gases de efecto invernadero y la mayoría de las emisiones tienen un precio de menos de USD 10 por tonelada de CO2. Este precio debe aumentar al menos diez veces esta década para cumplir con los objetivos del Acuerdo de París.

La investigación y la última campaña del PNUD "No elijas la extinción" muestran que reformar los subsidios a los combustibles fósiles no es solo un primer paso fundamental para reducir las emisiones de carbono. También puede ser clave para reducir las desigualdades mundiales. Los gobiernos gastan un promedio de USD 423 mil millones al año en subsidios a los combustibles fósiles. Pero estos benefician principalmente a los ricos. La reutilización de estos subsidios podría pagar las vacunas de la COVID-19 para todas las perosonas en el mundo. Y es tres veces la cantidad necesaria para erradicar la pobreza mundial. El PNUD está dispuesto a ayudar a los países a reformar los subsidios a los combustibles fósiles de una manera que sea social y económicamente justa, progresiva y que no aumente la pobreza.

4. HAY UN NUEVO INTERÉS EN LA ENERGÍA LIMPIA PARA PROMOVER TANTO LAS AGENDAS CLIMÁTICAS COMO DE DESARROLLO: SIGAMOS APROVECHANDO ESTE IMPULSO
El acceso a la energía es fundamental para el desarrollo. Permite el logro de casi todos los demás Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), desde la educación y la atención médica de calidad hasta el alivio de la pobreza y la igualdad de género. Las tecnologías de energía limpia, como los sistemas solares domésticos o las minirredes de baterías solares, brindan nuevas oportunidades para ofrecer electricidad limpia, confiable y asequible a los 759 millones de personas que actualmente no la tienen. Como parte del Diálogo de alto nivel sobre energía, los gobiernos nacionales se comprometieron a proporcionar electricidad confiable a más de 166 millones de personas en todo el mundo y las empresas privadas se comprometieron a llegar a poco más de 200 millones de personas. El PNUD está comprometido a movilizar a todo el sistema de la ONU, así como a los estados miembros, el sector privado, la sociedad civil y las instituciones financieras para llevar energía limpia y asequible a 500 millones de personas para 2025, enfocándose en los más rezagados.

Durante y después de la COP26, continuaremos trabajando incansablemente para ayudar a los países a aprovechar la inmensa oportunidad de la transición energética para abordar la crisis climática y construir un futuro mejor para todas las personas. No podemos hacer mmenos, ni tampoco el mundo aceptará menos.

....

Nota del editor: si este artículo te resultó útil, consulta la iniciativa de promoción del PNUD "Dear World Leaders". Graba un mensaje y lo compartiremos con los tomadores de decisiones en la COP26.

Los argumentos políticos, económicos, financieros y comerciales a favor de las energías limpias nunca han sido más sólidos que ahora