Foto: PNUD Siria

Como muchas personas con discapacidades en Siria, Ghali ha estado lidiando con muchas barreras que obstaculizan su participación plena y significativa en su vida y comunidad. Nueve años de crisis violenta además de la pandemia de la COVID-19 solo han exacerbado su experiencia de exclusión.

Ghali, que significa "precioso" en árabe, acaba de graduarse de la escuela secundaria y espera con ansias la universidad. Desde muy joven ha tenido pasión por las computadoras. Con los recursos disponibles que pudo encontrar en línea y pura determinación, aprendió de forma autodidacta varios lenguajes de programación como Java y Python. Incluso, desarrolló una aplicación móvil que proporciona traducción de texto a voz para ayudarlo a comunicarse y superar su impedimento del habla.

“Siempre soñé con estudiar ciencias de la computación y especializarme en programación para poder desarrollar soluciones digitales que me ayuden a mí mismo, y a otros como yo a superar algunos de nuestros desafíos diarios”, dice.

Gracias a las generosas donaciones de personas de todo el mundo y los fondos complementarios del Gobierno de Finlandia, a través de la campaña de financiación colectiva “Un-Silence my world” en Siria, Ghali recibió un paquete de Internet gratuito de 50 gigabytes por mes durante un año.

Como muchas personas vulnerables en Siria, Ghali sufrió varias dificultades que le impidieron tener una conexión estable, como una conexión lenta a Internet y cortes frecuentes de electricidad, además del alto costo.

“Tener una conexión de datos 4G me permite tener un mejor y más fluido acceso a la información a tiempo. Es muy rápido en comparación con la conexión frustrantemente lenta en mi casa que tuve que compartir con mis padres, hermano y hermana”, dice Ghali.

Al explicar el fundamento de la iniciativa, el Gerente de Proyectos del PNUD, Louay Fallouh, dice: “Fue alarmante ver el bajo número de estudiantes con discapacidades que solicitan los exámenes de la escuela secundaria. Vimos una gran necesidad de conectividad, especialmente durante el bloqueo, donde el Internet es más un salvavidas para las personas con discapacidades".

Se estima que el 27% de los sirios viven con algún tipo de discapacidad, y Ghali es uno del 13% de personas con discapacidades que representan a los estudiantes de secundaria en Siria.

La campaña de financiación colectiva "Un-Silence my world" en Siria fue parte de una iniciativa piloto regional de donaciones individuales de la Oficina Regional para los Estados Árabes del PNUD titulada "Solidaridad contra COVID-19: ¡Juntos somos uno!" en siete países árabes.

Ghali está solicitando ingreso a la Universidad Virtual Siria y espera que el paquete de Internet proporcionado por el PNUD lo ayude a lograr su objetivo y hacer realidad su sueño.

Escrito por Asma' Nashawati, Asociada de Comunicaciones, PNUD Siria

Icon of SDG 03

PNUD En el mundo