El futbol ayuda a aumentar ingresos de indígenas en Colombia

08-ago-2011

Familias autóctonas venden su artesania en Bogotá, Colombia (Foto: PNUD/ Elizabet Yarce)

Bogotá – Sesenta familias indígenas colombianas celebran este 9 de agosto, el Día Internacional de los Pueblos Indígenas vendiendo sus artesanías en Bogotá, una de las subsedes del Mundial de Fútbol Sub-20 de la FIFA, un campeonato de selecciones nacionales con jugadores menores de 20 años.

A raíz del conflicto armado, los indígenas de 19 etnias han sido desplazados de sus territorios ancestrales y viven en Bogotá en condiciones de extrema pobreza.

En los últimos meses, el 80% de ellos recibieron entrenamiento en técnicas de venta y marketing para comercializar sus productos en hoteles y centros comerciales de la capital durante el Mundial Sub-20, entre 29 de julio y 20 de agosto.

La iniciativa es una alianza público-privada del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la Alcaldía de Bogotá, el gobierno colombiano y la Mesa Indígena, una organización civil de indígenas en situación de desplazamiento en la capital colombiana.

El gobierno colombiano estima que entre 20 y 30 mil turistas extranjeros asistirán al Mundial de Fútbol, reportando un ingreso promedio de más de 100 millones de dólares americanos.

“Aprovechamos la afluencia de turistas para el Mundial Sub-20 para impulsar oportunidades de ingreso también para los pueblos indígenas junto al sector privado en sus estrategias de negocios inclusivos y responsabilidad social empresarial," dijo Xavier Hernández, oficial de Programa del Área de Superación de la Pobreza y Desarrollo Sostenible del PNUD.

Las acciones forman parte del Proyecto de Desarrollo Económico Incluyente del PNUD y continuarán en los próximos meses. De igual modo, las empresas involucradas mantendrán su apoyo proveyendo vitrinas para la exhibición, transporte, compra de materiales y alimentos.

Según señala Evelio Rodríguez Martínez, indígena del pueblo Kankuamo y líder de 19 comunidades, se trata de una opción de vida que les permite vivir de sus conocimientos, del trabajo de sus manos y, sobre todo, en condiciones de dignidad, gracias a una sabiduría que se transmite de padres a hijos y es su mayor legado ancestral.

“[Los pueblos indígenas] son, en su conjunto, custodios de un valioso patrimonio cultural que en muchos casos está desapareciendo rápidamente,” dijo el Secretario-General de Naciones Unidas Ban Ki-moon en su mensaje para el Dia Internacional de los Pueblos Indígenas del Mundo.

Hay más de 370 millones de indígenas en unos 90 países en todos los continentes. Los indígenas constituyen casi el 6% de la población mundial, pero forman 15%de los pobres del mundo y un tercio de los 900 millones que viven  en extrema pobreza en zonas rurales.

En su mensaje, Ban también alentó a los países “a que adopten medidas concretas para hacer frente a los problemas que tienen ante sí los pueblos indígenas, como la marginación, la pobreza extrema y la pérdida de tierras, territorios y recursos”.

El Día Internacional de los Pueblos Indígenas fue creado por las Naciones Unidas en 1994 para impulsar la cooperación internacional en cuestiones como los derechos humanos, el medio ambiente, el desarrollo, la educación y la salud de los pueblos indígenas.

PNUD En el mundo