¿El huevo o la gallina? Ambos, según jóvenes empresarios en Kirguistán

Kalys Turganbaev working with chickens in his farm.
Kalys Turganbaev trabaja en su criadero. Foto: Kairatbek Murzakimov/PNUD Kirguistán

Cuando Kalys Turganbaev volvió a su aldea en la provincia de Naryn para ocuparse de sus ancianos padres, tuvo que encontrar trabajo por sí mismo o enfrentarse al desempleo. "Fui guardia de frontera en diversos puestos en Kirguistán. Nunca había tenido experiencia empresarial, aunque siempre tuve una inclinación por hacer dinero", dice.

Kalys tenía algunas ideas de negocios y se dirigió a la municipalidad local para contar con su apoyo. Se enteró de que su aldea formaba parte de la Iniciativa Pobreza-Medio Ambiente, un programa conjunto del PNUD y del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) que reúne los asuntos de la pobreza y del medio ambiente con intereses prioritarios de políticas, como el crecimiento económico, la creación de empleo y la reducción de la pobreza.

Aspectos destacados

  • Una iniciativa conjunta PNUD-PNUMA apoya los esfuerzos a nivel país para integrar las estrategias de pobreza y medio ambiente a los procesos de planificación nacionales y locales, por medio de una asistencia financiera y técnica y la creación de capacidades.
  • Diez propuestas de subsidios implementadas en dos de las provincias más pobres muestran los beneficios de integrar la reducción de la pobreza y la conservación del medio ambiente, extendiendo la Iniciativa por cinco años.
  • Con el apoyo de la Iniciativa, Kirguistán se convirtió en el primer país de Asia Central en implementar los indicadores de crecimiento verde de la OCDE.
  • El proyecto también ayudó a desarrollar la Estrategia Nacional para el Desarrollo Sostenible. Conjuntamente con un nuevo programa gubernamental sobre sostenibilidad, estos planes guiarán las decisiones políticas y económicas hasta 2017.

"Apenas llegué a la aldea, hablé con algunos jóvenes desempleados y decidimos establecer un grupo para participar en un curso de formación sobre la creación de planes empresariales. El PNUD financió nuestra participación", cuenta. El grupo de Kalys desarrolló planes detallados para un criadero de aves y huevos y lo presentó al comité local de subsidios de la Iniciativa Pobreza-Medio Ambiente. Recibieron 277.245 soms (unos US $5.650) para comenzar el proyecto. Un año más tarde, los jóvenes han duplicado su producción, emplean a cuatro personas y donan unos 600 huevos a la escuela local y al jardín de infantes todas las semanas.

Con un tercio de la población viviendo bajo el nivel de la pobreza y 85 por ciento de la tierra expuesta a la erosión, Kirguistán es un país prioritario para la Iniciativa, que recientemente pasó a una nueva fase de 5 años (2013-2017) afianzando su compromiso. Uno de los mayores logros de la primera fase en Kirguistán fue la implementación de diez propuestas de subsidios en dos de las provincias más pobres del país, Naryn y Suusamyr. Eso demuestra la relación entre pobreza y medio ambiente. Por ejemplo, se introdujo la gestión electrónica de la tierra de pastoreo en cinco administraciones rurales piloto, mejorando el uso de la tierra y triplicando los resultados agrícolas.

Gracias al respaldo de la Iniciativa, Kirguistán se convirtió en el primer país en Asia Central en utilizar los indicadores del crecimiento verde de la OCDE. El comité nacional de estadísticas aprendió a manejar datos medioambientales complejos y ahora realiza el monitoreo de 65 indicadores relacionados con la pobreza y el medioambiente. Esto permite al Gobierno tomar medidas basadas en las pruebas.

La Iniciativa también dio asistencia para crear la Estrategia Nacional para el Desarrollo Sostenible. Conjuntamente con un nuevo programa gubernamental sobre la sostenibilidad, estos planes van a guiar las decisiones políticas y económicas hasta 2017. La nueva fase consolidará los logros en materia de pobreza y medio ambiente conseguidos hasta la fecha, mejorará las estrategias regionales que integran aún más el género y la equidad, y ayudarán a promover un crecimiento verde.

Kalys explica que el sector avícola en el medio rural de Kirguistán tiene un alto potencial para crear empleo y generar ingresos, pero es necesaria la unión y coordinación. "Comprendemos que nuestro establecimiento es demasiado pequeño para un gran volumen de ventas. Ésa es la razón por la que es fundamental que todos los productores de huevos de la región se unan. Además, si damos un nombre a nuestra cooperación, podremos exportar nuestros productos a los distritos vecinos e inclusive a Kazajstán", agrega.

 

PNUD En el mundo