El sol, fuente de ingresos para los agricultores en Ghana

Agricultora
La agricultora Hawa Adams puede cosechar 3 veces al año gracias a un surtido de agua producto de bombas alimentadas con energía solar. Foto: Bossman Owusu/PNUD Ghana

“Sé que el sol tiene energía, pero nunca pensé que podía cambiar mi vida”, dice Hawa Adams, productora de vegetales. Hawa vive con su esposo y ocho hijos en Tamalgu, comunidad agrícola del norte de Ghana.

Esta región es mucho más seca que el sur, y recibe en promedio lluvias anuales de 750mm a 1.050mm. La agricultura tradicionalmente depende de la lluvia y sirve de principal medio de vida para más del 80 por ciento de la población.

Aspectos destacados

  • Una bomba de irrigación de energía solar fue instalada en cada una de las cuatro comunidades. Juntas, las bombas pueden irrigar hasta 15 hectáreas de terreno, mientras que los paneles solares tienen una capacidad total de 22,5 kilovatios y pueden producir hasta un millón de litros de agua por día.
  • Los kits de demostración del riego por goteo fueron instalados en las cuatro comunidades. Esta tecnología utiliza el agua más eficazmente y permite a más agricultores tener acceso al sistema de irrigación a energía solar y ampliar el área de irrigación.
  • 78 agricultores han sido beneficiados y establecieron un fondo cooperativo para garantizar el buen mantenimiento del equipo y generar un capital para inversiones futuras.

En la mayor parte de Ghana, el cambio climático ha afectado la habilidad de los agricultores de predecir la lluvia, lo que afecta negativamente la plantación y cosecha. Sin fuentes adicionales de agua para irrigación, la agricultura generalmente se extiende sólo una temporada. Esta tendencia, junto a las condiciones climáticas desfavorables, tiene un impacto adverso sobre la productividad, reduce los ingresos de los agricultores y lleva a muchos a la pobreza.

“Labrar arduamente ayudó poco a mejorar mi medio de vida, pero no tenía otra opción”, dice Hawa. “Ofrecer tres comidas diarias a mi familia era un lujo. Aunque mi marido me respaldaba, fue difícil lograr que mis hijos siguieran educándose en la escuela.”

Gracias a un proyecto de irrigación a energía solar apoyado por la Comisión de Energía de Ghana y el PNUD, los pequeños agricultores en las cuatro comunidades de Tamalgu, Nakpanduri, Datoyili y Fooshegu ahora pueden irrigar sus tierras con regularidad. Iniciado en octubre de 2014, el proyecto ha instalado bombas de irrigación a energía solar en las cuatro comunidades. Juntas, las bombas pueden regar hasta 15 hectáreas de tierra, mientras que los paneles solares tienen una capacidad total de 22,5 kilovatios y pueden producir hasta un millón de litros de agua por día.  

La iniciativa fue implementada por NewEnergy, una ONG local que intenta hacer accesible y asequible la energía sostenible para los pequeños agricultores. “Nuestro propósito es facilitar una agricultura de todo el año en las comunidades seleccionadas gracias al acceso al agua”, dice Mahama Amadu, presidente de NewEnergy.

Hawa es una de los 78 agricultores que se han beneficiado de la iniciativa. “Antes del proyecto gastaba en promedio US $10 [un quinto del sueldo mínimo mensual en Ghana] en combustible por mes para alimentar una bomba alquilada para irrigar el campo. Llegó un momento en que no la pude mantener debido a los altos costos”, cuenta.

Regar los campos con bombas a combustible también implica el uso de varios trozos de mangueras alquiladas. El ensamblado y desensamblado diario de las mangueras es tedioso y con el paso del tiempo produce su desgaste, lo que aumenta los costos de mantenimiento. Con la instalación de las bombas a energía solar, esos costos se minimizaron. Ahora, cada agricultor contribuye con un promedio de $2,5 mensuales para el fondo cooperativo con el fin de garantizar el buen mantenimiento del equipo y mantener un capital para inversiones futuras.

“El abastecimiento constante de agua gracias a las bombas a energía solar me ofrece la posibilidad de cosechar por lo menos tres veces al año, en vez de una”, dice Hawa. “Esto se traduce en más ingresos, alimentos y mejor nutrición para la familia. También puedo financiar la educación de mis hijos.”

Con la ayuda de NewEnergy, los agricultores establecieron también una buena relación con compradores que les ayudan a vender lo que producen en sus parcelas.

Además de las técnicas tradicionales de irrigación en superficie, el proyecto introdujo en las cuatro comunidadees, sobre una base piloto, un kit de demostración de irrigación por goteo. Esta tecnología utiliza el agua más eficazmente y hace posible que más agricultores tengan acceso al mismo sistema a energía solar y que amplíen el área de irrigación.

El Gobierno de Ghana aprobó la iniciativa:“Estoy muy impresionado con la tecnología y con el entusiasmo y compromiso de los agricultores”, dice Alhassan Yakubu, vice ministro de Agricultura. Ghana fue uno de los primeros países en adoptar la iniciativa Energía Sostenible para Todos (SE4ALL) y lanzó un Plan de Acción SE4ALL en junio de 2012. Este Plan identifica las barreras que se enfrentan y propone las principales acciones y compromisos para atender las necesidades en el sector de la energía.

Se espera que las bombas de riego a energía solar sean mantenidas, replicadas y ampliadas para ofrecer más oportunidades de autoempleo para los jóvenes, que de otro modo se verían forzados a migrar del medio rural al urbano en busca de trabajo.

PNUD En el mundo