RDC: puestos de trabajo ayudan a reintegrar a ex-combatientes en la comunidad

Wathum en su taller de carpintería en RDC
Después de su desmovilización, Wathum obtuvo formación en carpintería en Ituri, República Democrática del Congo (Foto: Jin Hee-Dieu/PNUD)

Wathum Ukecha, de 32 años, vive en Mahagi, en el distrito Ituri de la República Democrática del Congo (RDC), en la frontera con Uganda. Esta región no siempre ha sido pacífica, nos cuenta. “A principios de siglo [cada comunidad tenía su propio grupo armado y sus conflictos étnicos habían degenerado en serias guerras civiles] se volvió cada vez más arriesgado trabajar en el campo e ir de un lugar a otro. Ésa es la razón por la que entré en el ejército patriótico congolés.”

Después de cuatro inestables años en la selva, Wathum se ofreció como voluntario para ser desmovilizado después de enterarse del proyecto del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) de reintegración de ex combatientes. Organizados en grupos de unos veinte beneficiarios, ex combatientes, ex estudiantes y mujeres vulnerables, reciben formación agrícola, de cría de ganado o de carpintería y un taller desde donde trabajar.

Aspectos Destacados

  • La violencia étnica en Ituri entre 1999 y 2004 ocasionó 50.000 muertes y alrededor de 600.000 personas desplazadas.
  • El proyecto, cuyo objetivo es mejorar la cohesión social, da acceso a los servicios sociales básicos y estimula la economía local; cuenta con la financiación del Fondo Fiduciario de las Naciones Unidas para la Seguridad Humana hasta un monto de 5 millones de dólares.
  • Desde 2009, aproximadamente 300.000 personas se han beneficiado de la reconstrucción y rehabilitación de las infraestructuras básicas.

Se establecieron para este proyecto ocho grupos en cuatro lugares diferentes de la región. Después de hacer una formación de seis meses, se dio a Wathum una caja de herramientas para comenzar. Desde entonces, la cantidad de pedidos que recibe ha crecido considerablemente. “Gano un promedio de 30 dólares por semana como carpintero. Gracias a estas ganancias, mi esposa también pudo comenzar un negocio.”

La formación de Wathum se hizo dentro del marco de un proyecto más amplio de desarrollo comunitario y de consolidación de la paz que ha sido implementado desde 2009 por diversos organismos de las Naciones Unidas en Ituri, con un presupuesto de 5 millones de dólares.

El objetivo del proyecto es mejorar la cohesión social, dar acceso a los servicios sociales básicos y estimular la economía local. Así, desde 2009, se construyeron tres puestos de policía, tres modernos mercados y tres centros básicos de salud, y se volvieron a habilitar las instalaciones sanitarias, lo que ha beneficiado a unas 300.000 personas.

Aproximadamente el 50% de los 1.200 beneficiarios del proyecto del PNUD de reintegración de ex combatientes ha podido conseguir un trabajo estable y duradero.

Ahora que tiene un ingreso regular, Wathum tiene acceso al crédito otorgado por auspiciadores a grupos que han demostrado lealtad y la capacidad de hacer y vender sus productos. El préstamo (generalmente de 100 a 200 dólares) se otorga a una persona del grupo sobre una base rotativa. El beneficiario se compromete a pagar el préstamo semanalmente y el grupo lo respalda en caso de no poder hacerlo, según el principio de solidaridad. “Si estuviésemos solos, nunca podría obtener ese monto”, dice Wathum. “Gracias a esto, podemos comprar combustible para nuestras máquinas con más facilidad, así como piezas y clavos".

 

PNUD En el mundo