Sudáfrica es el país con el quinto mayor número de casos de COVID-19 en el mundo y el mayor número de casos en el continente africano. Foto: PNUD África / Morris Moma

 

Johannesburgo - Sudáfrica, con una de las tasas de infección por COVID-19 más altas del mundo a pesar de algunas de las medidas más duras para contener la pandemia, podría ver una caída del PIB general de casi un 8% este año, reveló un nuevo informe del PNUD y otras agencias de la ONU en Sudáfrica.

La evaluación, que informará las respuestas de políticas y programas, proyecta que la economía de Sudáfrica se recuperará lentamente hasta 2024, con un 54% de los hogares que han sido expulsados de trabajos formales en riesgo de caer en la pobreza. El regreso a la actividad económica anterior a 2019 puede requerir al menos cinco años si no se toman medidas de gran alcance.

Las personas mayores, las mujeres, las personas con discapacidades y los menos educados han sido los más afectados, dice el informe, y estima que un 34% de los hogares probablemente saldrán de la clase media. “Las mujeres, particularmente en los hogares encabezados por mujeres más pobres, son afectadas de manera desproporcionada por el impacto de COVID-19”, dice el informe.

"Las desigualdades dentro y entre las naciones están siendo expuestas y exacerbadas por la COVID-19, ya que los pobres y vulnerables no pueden protegerse", dijo el Coordinador Residente de la ONU Nardos Bekele-Tomas. "Si bien los subsidios de protección social del gobierno tienden a dirigirse a los más pobres, este estudio postula que se debe brindar atención y apoyo a quienes se encuentran en el límite de la línea de pobreza, como la clase media vulnerable, para reducir su probabilidad de caer en la pobreza".

La evaluación, publicada el 19 de agosto, se llevó a cabo mediante modelos económicos y encuestas por teléfono, texto y correo electrónico en Inglés, Zulú, Xhosa, Setswana, Sepedi y Sesotho.

Bajo su escenario "pesimista" - con una reapertura económica y social prolongada y la pandemia que dura 30 meses - el PIB de Sudáfrica podría caer 7,9 puntos porcentuales en 2020, en comparación con las proyecciones prepandémicas, y más de 80.000 personas perderían sus trabajos. En un escenario "optimista", el PIB probablemente caería un 5,1%.

Los sectores que obtendrán  relativamente mejores resultados son los que se consideran esenciales, incluidos el sector de la salud, el sector de la alimentación y la agricultura, los sectores de servicios financieros y de seguros y los servicios de telecomunicaciones. Los más afectados son los textiles, los productos de vidrio, el calzado, los servicios educativos, la hostelería y el alojamiento, las bebidas y el tabaco.

Pero COVID-19 también representa una oportunidad para un cambio amplio y duradero para abordar los defectos sociales y estructurales expuestos por la crisis - como la desigualdad, la pobreza extrema, los servicios de salud inadecuados, los altos niveles de violencia de género y la planificación urbana deficiente, dice el informe.

Hasta el viernes, los casos confirmados de COVID-19 en Sudáfrica superaron los 600.000, a pesar de uno de los bloqueos más duros del mundo. Ahora representa más de la mitad de los casos confirmados en África y casi la mitad de sus muertes, según un recuento de Reuters de datos de la OMS. En marzo, el presidente Cyril Ramaphosa anunció un cierre de tres semanas con restricciones estrictas en los viajes y el movimiento, impuestas por los militares.

Próximos pasos

Las recomendaciones de la ONU/PNUD para mitigar la pandemia en Sudáfrica incluyen:

  • Para las familias, adaptar las intervenciones según los niveles de pobreza del hogar, el tamaño de la familia y las dimensiones de género.
  • Para los empleadores de los sectores público y privado, perfeccionar las intervenciones en función de las competencias y los niveles educativos de los trabajadores, en particular el apoyo a la capacitación de algunos trabajadores, especialmente en los sectores más afectados.
  • Para el gobierno, extender la protección social a los hogares al borde de la pobreza pero no clasificados como "pobres" y dirigir más apoyo a los sectores económicos donde es más probable que ocurra el crecimiento.
  • Para hospitales e instalaciones sanitarias, garantizar un entorno más seguro para el personal y aumentar el equipamiento y el personal.

El PNUD en Sudáfrica

A nivel nacional, el PNUD en Sudáfrica está ayudando a abordar la pérdida de puestos de trabajo proporcionando capacitación y pequeñas subvenciones y de contrapartida a microempresas y pequeñas empresas, con especial atención a aquellas dirigidas por jóvenes y mujeres en los municipios más vulnerables. El PNUD también se está asociando con la Comisión de Investigación del Agua de Sudáfrica, que acelerará el desarrollo y promoverá innovaciones prometedoras en el sector del agua, ampliando el acceso al agua y el saneamiento para las personas en Sudáfrica y el resto del continente africano.

En junio, el PNUD donó equipo médico y de protección personal (EPP) a la ciudad de Johannesburgo, incluidas 20.000 mascarillas quirúrgicas; 2.000 protectores faciales; 10.000 redes para el cabello; 1.000 gafas quirúrgicas; 5000 guantes esterilizados; 5,000 overoles desechables; 5.000 delantales desechables; 200 termómetros de frente; 5.000 máscaras de tela reutilizables; 2.000 desinfectantes de manos; y 1.000 envases de jabón antibacterial.

En julio, el PNUD proporcionó a la provincia nororiental de Gauteng, que representa el 32,2% de todos los casos de COVID-19 en Sudáfrica, solo superada por Western Cape, con un envío similar que incluía 40.000 mascarillas quirúrgicas; 4.000 protectores faciales; 20.000 redecillas para el cabello; 2.000 gafas quirúrgicas; 10.000 guantes estériles; 10.000 overoles desechables; 10.000 delantales desechables; 500 termómetros de frente; 10.000 mascarillas de tela reutilizables; y 2.000 desinfectantes para manos.

La start-up sudafricana Ztlo Rewards, ganadora del Desafío Big Think del PNUD y UNICEF, ha dado un giro hacia la respuesta de COVID-19 a través de su iniciativa "Quédate en casa, mantente a salvo", que permite a miles de jóvenes obtener recompensas del mundo real por lavar sus manos, limpiar sus casas y cuidar a sus seres queridos.

PNUD En el mundo