Las tecnologías de pagos móviles han transformado los teléfonos celulares en herramientas financieras para más de 1.000 millones de personas. Foto: PNUD Kenya

Nueva York- La crisis social y económica sin precedentes causada por la pandemia de la COVID-19 han puesto de relieve la importancia de la financiación digital para brindar alivio a millones de personas alrededor del mundo, apoyar a las empresas y proteger el empleo y los medios de vida. 

Si bien la pandemia ha demostrado los beneficios inmediatos de la financiación digital, el potencial disruptivo de la digitalización en la transformación financiera es inmenso. Las tecnologías de pagos móviles han transformado los teléfonos celulares en herramientas financieras para más de 1.000 millones de personas. La digitalización está impulsando las tecnologías de los macrodatos y la inteligencia artificial en el avance de las criptomonedas y los criptoactivos, los préstamos entre pares, las plataformas de financiación colectiva y los mercados en línea. Los bancos han invertido más de USD 1 billón en el desarrollo, la integración y la adquisición de tecnologías emergentes. En 2018, las inversiones en el sector tecnofinanciero alcanzaron los USD 120.000 millones, un tercio del total mundial del capital de riesgo invertido.

El nuevo informe elaborado por el Equipo de Tareas del Secretario General sobre la Financiación Digital, titulado “El Dinero de las Personas: Aprovechar la Digitalización para Financiar un Futuro Sostenible”, elaborado por el Equipo de Tareas del Secretario General sobre la Financiación Digital, establece una Agenda de Acción práctica y ambiciosa. Básicamente, el informe explica de qué maneras aprovechar la financiación digital para empoderar a los ciudadanos como contribuyentes e inversores y avanzar hacia una transformación digital a escala que permita armonizar mejor el dinero de las personas con sus necesidades y que encuentre su expresión colectiva en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

El informe describe la manera en que miles de millones de personas de todo el mundo están respondiendo a la pandemia de la COVID-19 valiéndose de las herramientas digitales para trabajar, gastar y socializar. Destaca que estamos ante una oportunidad histórica de aprovechar la digitalización para lograr que los ciudadanos, los reales propietarios de los recursos financieros del mundo, asuman el control de la financiación para garantizar que satisfaga sus necesidades actuales y futuras.

El Equipo de Tareas ha definido cinco oportunidades catalizadoras para aprovechar la digitalización y armonizar la financiación con los ODS. En conjunto, abarcan una parte importante de la financiación mundial: 

  • Armonizar los ingentes recursos financieros que fluyen a través de los mercados mundiales de capital con los ODS.
  • Aumentar la eficacia y la rendición de cuentas de la financiación pública, que representa una parte considerable de la economía mundial.
  • Canalizar los ahorros domésticos agregados digitalmente hacia la financiación para el desarrollo a largo plazo. 
  • Educar a los ciudadanos para que aprendan a vincular sus gastos de consumo con los ODS.
  • Potenciar la financiación que se destina al sector de las pequeñas y medianas empresas, un importante generador de empleo y de ingresos.

La Agenda de Acción del Equipo de Tareas constituye un llamamiento a la acción para que las empresas, los responsables de la formulación de políticas y quienes dirigen las actividades de financiación hagan lo que sea necesario para aprovechar estas oportunidades. No solamente define lo que hay que hacer, sino cómo hacerlo: las inversiones, las nuevas capacidades y las innovaciones en materia de gobernanza pueden ayudar a alcanzar el objetivo. 

El Equipo de Tareas ha llegado a la conclusión de que aprovechar la digitalización para promover buenas causas es una elección, no una consecuencia inevitable del avance de la tecnología. La Agenda de Acción define qué acciones se necesitan para superar los riesgos digitales que, de no mitigarse, podrían agravar la exclusión, la discriminación y las desigualdades y seguir ampliando la brecha entre la financiación y las necesidades que implica el desarrollo inclusivo y sostenible. 

Citas de los líderes

El Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, señaló: “Las tecnologías digitales que ya están revolucionando los mercados financieros pueden ser fundamentales para alcanzar nuestros objetivos compartidos. El Equipo de Tareas sobre la Financiación Digital de los Objetivos de Desarrollo Sostenible proporciona el liderazgo necesario para aprovechar la revolución digital”.

Maria Ramos, Copresidenta del Equipo de Tarea del Secretario General sobre la Financiación Digital, dijo: “Tenemos ante nosotros una oportunidad histórica de acelerar y ampliar el impacto transformador de la digitalización. En particular, la financiación digital, que durante esta crisis se transformó en un salvavidas para millones de personas de todo el mundo, amplía los límites de la inclusión financiera al empoderar a los ciudadanos para transformarlos en ahorristas, inversores, prestatarios, prestamistas y contribuyentes, de una manera que les brinda capacidad de elección y poder de decisión sobre su dinero”.

Achim Steiner, el Administrador del PNUD y Copresidente del Equipo de Tarea del Secretario General sobre la Financiación Digital, señaló: “La pandemia de la COVID-19 está revelando el tremendo potencial de la financiación digital de lograr efectos transformadores. Las transferencias digitales permiten a los gobiernos brindar apoyo a las personas que lo necesitan, las plataformas de financiación colectiva han movilizado fondos para adquirir insumos médicos y organizar campañas de ayuda de emergencia, y los préstamos algorítmicos han permitido a las empresas acceder más rápidamente a los fondos. La velocidad con que estas tecnologías se han diseminado es sorprendente, pero el progreso no es automático. Para que la digitalización se transforme en una verdadera fuerza que impulse el progreso hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible, los avances tecnológicos deben combinarse con políticas sólidas que empoderen a los ciudadanos y permitan a nuestros sistemas financieros afrontar los urgentes desafíos en materia de inversiones que debemos superar para construir un futuro mejor”.

El informe 

El informe completo y un resumen estarán disponibles en www.digitalfinancingtaskforce.org a partir de las 10.00, hora de verano de la costa este de los Estados Unidos, del miércoles 26 de agosto de 2020. 

Notas de los redactores 

El informe será presentado en la ciudad de Nueva York por el Secretario General de Naciones Unidas, António Guterres, y los dos Copresidentes del Equipo de Tarea, Achim Steiner, Administrador del PNUD, y Maria Ramos, hasta hace poco la Directora General de ABSA Group.

Los acompañarán cuatro integrantes del Equipo de Tarea en un debate moderado por Simon Zadek, presidente de la Secretaría del Equipo de Tarea:

Patrick Njoroge, Gobernador del Banco Central de Kenia 

Natalie Jabangwe, Directora General de EcoCash

Eric Jing, Presidente Ejecutivo de Ant Group

Ceyla Pazarbasioglu, Vicepresidenta de Crecimiento Equitativo, Finanzas e Instituciones del Grupo Banco Mundial

Sobre el Equipo de Tareas

El Equipo de Tareas fue establecido por el Secretario General de las Naciones Unidas para recomendar e impulsar estrategias dirigidas a aprovechar la digitalización a fin de movilizar la financiación necesaria para los ODS. El Equipo reunió a 17 líderes de los ámbitos de las finanzas, la tecnología, las políticas, el diseño de normas y el desarrollo internacional, y estableció vínculos en decenas de países con cientos de instituciones financieras, gobiernos y entidades reguladoras, organizaciones de la sociedad civil, centros de estudios y grupos de expertos. 

Es copresidido por Achim Steiner (Administrador del PNUD) y María Ramos (hasta hace poco la Directora General de ABSA Group). Sus integrantes son Maiava Atalina Emma Ainuu-Enari (gobernadora y presidenta del directorio del Banco Central de Samoa), Henrietta H. Fore (directora de UNICEF), Mats Granryd (director general de GSMA, la asociación del sector de las comunicaciones móviles), Piyush Gupta (director general de DBS Bank), Natalie Jabangwe (directora general de EcoCash), Eric Jing (presidente ejecutivo de Ant Group), Bradley Katsuyama (fundador y director general de IEX), Pooma Kimis (directora de Autonomous Research), Liu Zhenmin (Secretario General Adjunto del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas), Phumzile Mlambo-Ngcuka (Secretaria General Adjunta de las Naciones Unidas, ONU-Mujeres), Ambareen Musa (fundadora y directora general de Souqalmal), Patrick Njoroge (gobernador del Banco Central de Kenya), Ceyla Pazarbasioglu (vicepresidenta del Banco Mundial), Richard Samans (director general y miembro del directorio general del Foro Económico Mundial) y Aurelie Adam Soule Zoumarou (ministra de Economía Digital y Comunicaciones del Gobierno de Benín). 

Los integrantes del Equipo de Tareas actúan en su capacidad personal.

Queremos expresar nuestro agradecimiento a Alemania, Italia y Suiza por su generosa financiación y apoyo al Equipo de Tareas.

En asociación con el Equipo de Tareas, se ha impulsado una serie de Iniciativas Pathfinder que ejemplifican las ambiciosas acciones dirigidas a aplicar la Agenda de Acción.

Bangladesh está explorando maneras de aprovechar la digitalización para canalizar los microahorros domésticos hacia inversiones en infraestructura sostenible, como carreteras, puentes, sistemas de saneamiento y hospitales. Este enfoque podría traducirse en una importante reducción en los costos de capital y tener efectos económicos multiplicadores a medida que los dividendos llegan a los ciudadanos más pobres de Bangladesh, además de mejorar las zonas donde residen.

EcoCash, la plataforma de pagos más importante de Zimbabwe, ha recibido apoyo de la bolsa de inversores digitales IEX y del Fondo de las Naciones Unidas para el Desarrollo de la Capitalización (FNUD) para lanzar la primera bolsa de valores en su tipo que utiliza los datos sobre pagos generados automáticamente por las empresas para brindar sólidos servicios de debida diligencia y calificación crediticia para las entidades que solicitan cotizar en el mercado de valores. Su objetivo es proporcionar una opción de financiación sumamente necesaria mediante endeudamiento y emisión de acciones a las pymes innovadoras y en rápido crecimiento de Zimbabwe. 

La Iniciativa Pathfinder de Gambia está centrada en fomentar la inclusión financiera garantizando un contexto propicio en materia de políticas y promoviendo la inversión privada en la infraestructura digital y en productos y servicios digitales de financiación innovadores y centrados en los ciudadanos. La iniciativa está encabezada por EcoCash, ONU-Mujeres y GSMA, la asociación del sector de las comunicaciones móviles, todos miembros del Equipo de Tarea, y cuenta con el apoyo del FNUD.

El Banco Central de Kenya está trabajando para promover un ecosistema regional de financiación digital a fin de fomentar la innovación en materia de financiación digital mediante fortalecer la demanda local y facilitar el acceso a mercados más grandes. El Banco Central ha promovido la cooperación internacional y ha establecido estrechos lazos con la Autoridad Monetaria de Singapur para fomentar la cooperación entre Singapur y África Oriental. 

Refinitiv está llevando adelante una iniciativa de gobernanza digital de la infraestructura denominada “Infrastructure 360”. Mediante la iniciativa se brindan información y conocimientos confiables sobre más de 60.000 proyectos, integrando los datos sobre la financiación de los proyectos, los acuerdos, los préstamos, la debida diligencia, los perfiles de riesgo y los riesgos macroeconómicos, geopolíticos y operacionales con mediciones de tipo ambiental, social y de gobernanza para ayudar a los inversores, los gobiernos y los ciudadanos a adoptar decisiones sostenibles en materia de inversión.

La Alianza por las Finanzas Digitales Verdes ha desarrollado un marco de medición que permite evaluar la infraestructura, las políticas y las inversiones que posibilitan el financiamiento digital sostenible. La información reunida ayuda a orientar el diseño de las normas y las políticas para armonizar la financiación digital con las prioridades nacionales en materia de los ODS y generar conocimientos en torno a las prácticas de financiación digital sostenible.

El Diálogo Internacional sobre la Financiación Digital Mundial ha sido el fruto del liderazgo de los gobiernos de Kenya y Suiza. Su objetivo es propiciar un diálogo equilibrado y más inclusivo, con especial hincapié en la participación de las naciones en desarrollo, dirigido a lograr que la gobernanza de las plataformas mundiales de financiación digital esté armonizada con los ODS.

Principales datos y cifras

El total acumulado de ahorros nacionales asciende a unos USD$ 23,3 billones. 

Hay más de USD$ 200 billones en capitales privados invertidos en los mercados financieros mundiales, a menudo con tasas de rendimiento insignificantes. 

Más de un tercio (35%) de las transacciones de capital en empresas públicas en los Estados Unidos son realizadas por fondos gestionados por computadoras.

Durante el último decenio, ciudadanos informados han impulsado la demanda de inversiones sostenibles, que superaron los USD$ 30 billones en 2018, y en lo que va de 2019, se han emitido bonos verdes por más de USD$ 770.000 millones y las inversiones de impacto se estiman en USD$ 715.000 millones.

Un estudio reciente de la Dirección de Protección Financiera al Consumidor concluyó que las calificaciones crediticias mejoradas digitalmente permitieron aumentar en un 27% las aprobaciones de préstamos y bajar los tipos de interés en un 16% en todos los segmentos de consumidores.

El FMI ha estimado que digitalizar los pagos gubernamentales en los países en desarrollo puede representar un beneficio de entre USD$ 220.000 millones y USD$ 320.000 millones anuales, o un 1,5% de los ingresos. Pagar los beneficios gubernamentales de manera electrónica en vez de usar dinero en efectivo genera un ahorro medio de 40% por transacción.

En Brasil, reemplazar el dinero en efectivo por tarjetas electrónicas para distribuir la Bolsa Familia (pagos de bienestar social) redujo en siete veces los costos administrativos, de un 14,7% a un 2,6%. 

La plataforma Alipay Ant Forest tiene 550 millones de usuarios que en conjunto han reducido las emisiones de carbono en casi 11 millones de toneladas para marzo de 2020.

PNUD En el mundo