De acuerdo a estimaciones oficiales, 14 municipios de la costa norte del país fueron afectados por el paso del huracán. Foto cortesía: Periódico Venceremos


La Habana, 18 de octubre 2017
– Con el objetivo de apoyar y complementar los esfuerzos nacionales para la respuesta inmediata a las familias afectadas tras el paso del huracán Irma, que azotó la isla el 8 de septiembre con vientos de hasta 260 km/h, la Dirección General de Ayuda Humanitaria y Protección Civil de la Comisión Europea (ECHO) ha aprobado un proyecto de 700,000 euros a ser implementado por PNUD.

Unos 8,000 cubanos más afectados en el municipio de Yaguajay, provincia de Sancti Spíritus, contará con apoyo para recuperarse del paso de la tormenta mediante la restauración de sus hogares y condiciones de vida.

Esta contribución también fortalecerá las capacidades locales para resistir a los recurrentes desastres debido a condiciones climáticas extremas mediante la promoción de reparaciones resistentes a los huracanes que generarán materiales producidos localmente. Se fortalecerán brigadas especializadas con equipamiento y entrenamientos para la colocación de los techos. Para ello, se utilizarán los manuales técnicos de colocación de techos, tomado de las experiencias anteriores en la región oriental de Cuba tras el paso de los huracanes Sandy (2012) y Matthew (2016).

"La Unión Europea se suma a Cuba en este momento, cuando mujeres, hombres y niños necesitan un apoyo urgente", dice Androulla Kaminara, Directora de Operaciones de ECHO para América Latina y el Caribe. "Nos complace que esto ayude a aumentar las capacidades de las personas afectadas, para que ellos mismos se recuperen mejor", agregó.

El proyecto responde al Plan de Acción de Naciones Unidas elaborado junto a las contrapartes nacionales, en el cual el PNUD lidera el Sector Vivienda y Recuperación Temprana.

“Esta iniciativa se insiere en el marco del Programa de cooperación del PNUD en Cuba en seguimiento a las prioridades del país y al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible,” explica Soledad Bauza, Representante Residente Adjunta del PNUD en Cuba. “La Agenda 2030 pone énfasis en la prevención y mitigación de riesgos como elementos esenciales del desarrollo sostenible, sin dejar a nadie atrás. Por eso el proyecto también prestará atención a grupos de familias y personas en condiciones de mayor vulnerabilidad.”

Esta nueva contribución se suma a los 2.5 millones USD de los Fondos de Respuesta a Emergencia de Naciones Unidas (CERF) y a los 500,000 USD aportados por el PNUD de sus recursos propios para la adquisición de lonas, colchones, módulos de techo y equipos para la producción local de materiales de construcción, para ayudar a los damnificados del centro-norte de Cuba, desde Villa Clara hasta Camagüey.

Información de contacto :

En La Habana: Mayrilian Acosta, mayrilian.acosta@one.un.org
En Nueva York: Carolina Azevedo,carolina.azevedo@undp.org
En Bruselas: Ludmila Tiganu, ludmila.tiganu@undp.org

Icon of SDG 13 Icon of SDG 17

PNUD En el mundo