El PNUD presenta sus planes de respuesta a la crisis siria

29-ene-2016

Niños refugiados sirios juegan en una comunidad jordana en la aldea de Zaatari (Jordania). Al fondo se observa el campamento de Zaatari. Foto: Salah Malkawi/PNUD

Los planes del PNUD siguen centrándose en la resiliencia y los medios de subsistencia.

Nueva York - El PNUD tiene previsto seguir centrándose en la resiliencia y los medios de subsistencia en su labor a favor de las personas más vulnerables en la República Árabe Siria y en los países vecinos, que se esfuerzan por hacer frente a los efectos de la crisis siria. 

La labor del PNUD se ha integrado en dos planes de respuesta a la crisis que coordinan los esfuerzos de la comunidad internacional respecto de la crisis de Siria: el Plan de Respuesta Humanitaria para 2016, de apoyo dentro del país, y el Plan Regional para los Refugiados y la Resiliencia 2016-2017, de programas en beneficio de los refugiados y las comunidades de acogida en el Líbano, Jordania, Turquía, el Iraq y Egipto. 

El 4 de febrero, Alemania, Kuwait, Noruega, el Reino Unido y las Naciones Unidas coauspiciarán la Conferencia de Apoyo a los Sirios y a la Región, que se celebrará en Londres. La Conferencia ofrecerá una oportunidad clave para movilizar el apoyo internacional a una respuesta enérgica a la crisis siria que abarque tanto el enfoque humanitario como el de desarrollo para impulsar la resiliencia en la región. 

Las propuestas del PNUD en Siria incluyen ampliar la labor en curso paraayudar ar a las comunidades más vulnerables, mejorar la seguridad alimentaria, fortalecer la prestación de servicios, promover la actividad económica de las comunidades, impulsar la creación de empleo, apoyar a las pequeñas empresas y remover los desechos sólidos y los escombros. Los fondos necesarios para estas actividades en 2016 ascienden a 62 millones de dólares.

En los países vecinos, que tienen dificultades para acoger a un número sin precedentes de refugiados y proporcionar servicios básicos como el abastecimiento de agua, la gestión de desechos, la atención de la salud y la educación, la labor del PNUD se centra en impulsar los medios de subsistencia, fortalecer la capacidad local y nacional de prestación de servicios básicos y fomentar la estabilidad social en las comunidades de acogida. Los fondos necesarios para estas actividades ascienden a 420 millones de dólares, lo que representa el 37% del total de las necesidades del Plan Regional para los Refugiados y la Resiliencia, en comparación con el 29% de 2015. 

En total las necesidades de financiación del PNUD para 2016 ascienden a 482 millones de dólares. 

Estos llamamientos son parte de un consenso internacional cada vez mayor, propugnado por el PNUD desde hace mucho tiempo, que reconoce que ocuparse ahora de la cuestión de los medios de subsistencia y la resiliencia forma parte fundamental de la respuesta a las necesidades de las personas y de las comunidades vulnerables, la prevención de la radicalización y la preparación del terreno para la recuperación a mediano y a largo plazo. También tienen en cuenta el consenso creciente respecto a que los países y las comunidades que han acogido generosamente a refugiados sirios merecen más apoyo por su contribución general a la paz y la estabilidad regionales y mundiales. Por último, el apoyo a la resiliencia tiene por objeto dar a las personas vulnerables más esperanzas para el futuro en sus propios países. En su calidad de organización codirectora del  Plan Regional para los Refugiados y la Resiliencia, el PNUD ha estado a la vanguardia del fomento de la resiliencia y del establecimiento de alianzas integradas por los gobiernos afectados por la crisis y por organizaciones no gubernamentales y otras que ejecutan las acciones de respuesta.

 “Los enfoques tradicionales basados en ‘socorro primero, desarrollo después’ no funcionan en respuesta a la crisis de Siria ni a otras crisis prolongadas”, afirmó Helen Clark, Administradora del PNUD. “Los refugiados, las comunidades de acogida y los desplazados internos de Siria necesitan medios de subsistencia. Necesitan servicios básicos, como salud, educación, agua, saneamiento, electricidad y recogida de basura. Asimismo, necesitan abrigar esperanzas de un futuro mejor.”

Estos planes también se basan en el impulso adquirido mediante las tres conferencias internacionales anteriores sobre promesas de contribuciones, organizadas por Kuwait y el Foro sobre Desarrollo de la Resiliencia auspiciado por el PNUD y el Gobierno de Jordania en noviembre de 2015.

“El PNUD está dispuesto a aumentar su labor por   un futuro mejor para los sirios y sus vecinos”, dijo Sima Bahous, Subsecretaria General y Directora de la Dirección Regional de los Estados Árabes del PNUD. “Hacemos votos por que la Conferencia de Londres se constituya en un importante punto de inflexión para consolidar el apoyo internacional a una respuesta a la crisis de Siria que cree empleos, fomente medios de subsistencia y aborde las necesidades de las personas para que, cuando se logre la paz, esta pueda mantenerse.” 

Más información sobre el trabajo que realiza el PNUD en Siria y en los países vecinos. 

PNUD En el mundo