Más del 90 por ciento de los techos se encuentran dañados o destruidos. Photo: Miichael Atwood / UNDP


Roseau, Dominica, el 18 de octubre –
Tras el colosal huracán de categoría 5 que azotó a la isla caribeña de Dominica el 18 de septiembre, se inicia hoy en todo el país una evaluación de las necesidades post-desastre liderada por un equipo de alto nivel del PNUD y el Banco Mundial que se encuentran en el terreno.

La infraestructura crítica -incluidas las líneas eléctricas, las casas, los edificios públicos como las oficinas gubernamentales, las escuelas y los hospitales-, clave para la economía y las vidas de las personas, sufrieron daños considerables.

El Informe de Necesidades Post-desastre (PDNA) se lleva a cabo por una solicitud directa del Gobierno de la Mancomunidad de Dominica a la Unión Europea y sus socios de desarrollo, el Banco Mundial y el Sistema de las Naciones Unidas.

La evaluación integral da seguimiento a una "Evaluación Rápida de Necesidades" inicial que llevó al despliegue inmediato de 360 ​​personas para apoyar la respuesta en áreas como rescate, evaluación de daños y análisis de necesidades.

Más del 90 por ciento de los techos se encuentran dañados o destruidos y 57,000 personas, (alrededor del 80 por ciento de la población total) se han visto directamente afectados, de acuerdo con las evaluaciones preliminares.

El PDNA estimará los impactos físicos, económicos y humanos del huracán María, incluida la forma en que afecta la capacidad de Dominica de alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible para 2030. El estudio también propondrá una estrategia de recuperación a corto y mediano plazo con medidas sociales, económicas, fiscales e institucionales. También evaluará las capacidades de los sistemas de recuperación y reconstrucción de los gobiernos locales y nacionales para recomendar capacitación y desarrollo de capacidades para el Gobierno y una recuperación basada en la comunidad.

"Dominica tomará la iniciativa para volver a construir mejor, situando a las mujeres y los hombres afectados en el centro del proceso de recuperación", dijo Luca Renda, Oficial Superior del PNUD desplegado en Dominica para dirigir los esfuerzos de recuperación de toda el Sistema de Naciones Unidas.

"Todos estamos trabajando para acelerar el proceso de recuperación, especialmente sabiendo que otra temporada de huracanes está a solo ocho meses de distancia", agregó.

La resiliencia climática, incluida la gestión estable de la tierra y el agua, también se contemplan dentro de la estrategia.

Icon of SDG 13 Icon of SDG 17

PNUD En el mundo