El Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, recorre la ciudad de Codrington en Barbuda para ver de primera mano la devastación que dejó el huracán Irma. Foto: Rick Bajornas/ONU

A medida que los gobiernos de varios países caribeños comienzan a reconstruir la infraestructura vital, vivienda y comunidades después del paso de los huracanes María e Irma que azotaron a varias naciones insulares hace un mes, el Gobierno de la República Popular de China apoya los esfuerzos a que se reconstruyan mejor.

En respuesta a los daños dejados por dos huracanes consecutivos de categoría cinco, los más poderosos jamás registrados en el Atlántico, el Ministerio de Comercio de China ha proporcionado al PNUD fondos por un total de US$ 5 millones para apoyar a las comunidades afectadas en su proceso de recuperación.

Los esfuerzos se centrarán en Barbuda (parte de la isla gemela de Antigua y Barbuda) y Dominica, dos de las islas caribeñas más afectadas, para restaurar techos de edificios prioritarios, incluidas las instalaciones gubernamentales.

NDP está desplegando expertos en gestión de residuos y eliminación de escombros, trabajando codo a codo con funcionarios del Gobierno y agencias de la ONU, y colocando a las comunidades afectadas, como las de Roseau, en la capital de Dominica (en la foto), en el centro de las iniciativas de recuperación . Foto: Luca Renda/PNUD

Más del 90 por ciento de los edificios se vieron afectados en ambas islas; casi 5000 mujeres, hombres y niños aún residen en refugios.

"El PNUD agradece el apoyo de emergencia brindado por el Gobierno de China, que proporcionará asistencia crítica en la etapa de recuperación después del desastre tanto en Antigua y Barbuda como en la Mancomunidad de Dominica bajo su marco de Cooperación Sur-Sur", dijo Chisa Mikami, Representante Residente Adjunta del PNUD Representante para Barbados y la Organización de Estados del Caribe Oriental (OECS).

"Esta iniciativa incluye un componente de capacitación como parte de un enfoque de reconstrucción mejorada que enfatiza medidas de bajo costo, ambientales, resilientes ante desastres y mitigación. La estrategia es colocar a las comunidades afectadas en el centro de los esfuerzos de recuperación para construir naciones insulares más resilientes, lo que es aún más urgente con la llegada de la próxima temporada de huracanes a solo ocho meses", agregó Mikami.

Equipos del PNUD están desplegados en Dominica y Antigua y Barbuda para coordinar los esfuerzos amplios de las Naciones Unidas y respaldar las solicitudes de los gobiernos como parte de su estrategia para reconstruirse mejor.

El PNUD también está recolectando donaciones en línea para ayudar a mujeres y hombres en los países afectados por Irma a reconstruir sus vidas: https://give.undp.org/Irma

PNUD En el mundo