El desafío

Los datos científicos están claros: los países cuentan con un pequeño espacio de tiempo para adoptar las medidas urgentes necesarias para limitar el aumento medio de la temperatura global hasta un máximo de 1,5oC. El calentamiento global ya está produciendo profundos cambios en nuestro sistema climático que persistirán durante largo tiempo, además de poner en peligro vidas y medios de subsistencia en todo el mundo. El Acuerdo de París sobre el cambio climático y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) nos ofrece una oportunidad única en nuestra generación de garantizar un futuro más sostenible, equitativo y próspero para todos.

La Promesa Climática del PNUD

La Promesa Climática es la respuesta del PNUD a este desafío. La lucha contra el cambio climático exige que todos los países asuman compromisos valientes en el marco del Acuerdo de París dirigidos a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) causantes del calentamiento global. La Promesa Climática representa nuestro compromiso de garantizar que todos los países que deseen aumentar la ambición de su compromiso climático nacional tengan la posibilidad de hacerlo.

Nuestra Promesa aprovecha la amplia experiencia y los conocimientos técnicos acumulados por el PNUD en áreas prioritarias como la energía, los bosques, el agua, la resiliencia, la agricultura, la salud, la juventud, las finanzas, la gobernanza, la igualdad de género y los empleos ecológicos. Se basa, asimismo, en los sólidos antecedentes y la reputación del PNUD forjada en su labor de apoyo a los gobiernos para abordar, diseñar, y adoptar medidas contra el cambio climático tras el Acuerdo de París.

En cumplimiento de su Promesa Climática, el PNUD ha acordado planes de trabajo con 115 países, lo que constituye la oferta de asistencia para la mejora de los compromisos climáticos de los países más importante del mundo.

 

 

 

 

¿Cómo opera?

La Promesa Climática del PNUD brinda apoyo en cinco grandes áreas técnicas para ayudar a los países a implementar medidas audaces dirigidas a reducir las emisiones, reforzar la resiliencia ante los impactos climáticos, y contribuir a las prioridades del desarrollo sostenible.

 

 

Trabajamos estrechamente con nuestros socios para poner en práctica iniciativas climáticas a nivel gubernamental y en el conjunto de la sociedad a fin de impulsar la igualdad, combatir la pobreza, y mejorar la sostenibilidad social y ambiental. Esto exige abordar importantes cuestiones de carácter transversal, como queda demostrado en esta nube de palabras extraída de los planes elaborados en el marco de la Promesa Climática.

 


La Promesa Climática del PNUD y la COVID-19

Dentro de la asistencia que presta el PNUD a los países para prepararse, responder y recuperarse ante la crisis sanitaria generada por la COVID-19, estamos ajustando los servicios de la Promesa Climática con la finalidad de intensificar los esfuerzos de los gobiernos en áreas críticas de la acción climática en el contexto de su respuesta a la pandemia, utilizando sus compromisos para dar un enfoque “verde” a los paquetes de estímulo económico, a las inversiones, y a los planes de desarrollo a largo plazo. De este modo contribuimos a garantizar la protección de las comunidades vulnerables ante las crisis actuales, pero también a forjar un mañana más resiliente y equitativo.

 

Slide
Malí lanzó su proceso de revisión de compromisos climáticos el 16 de marzo de 2020.
Slide
Moldavia es el cuarto país del mundo en presentar una nueva promesa climática y el primer país que participa en la Promesa climática del PNUD.
Slide
El compromiso de Marruecos exige nuevas soluciones bajas en carbono e involucra al sector privado.
Slide
Los pequeños Estados insulares en desarrollo como Vanuatu ya han comenzado a probar soluciones energéticas modulares.
Slide
Chile es pionero en metodologías para cuantificar el costo de la inacción ante el cambio climático a través de su compromiso nacional.
Slide
Misión 1.5, un juego móvil innovador y voto global, tiene como objetivo educar y sondear las opiniones de millones de personas sobre el cambio climático.

 

Resultados 

 

República de Moldavia

La República de Moldavia es el cuarto país del mundo en presentar un nuevo compromiso climático —y también el primer país en hacerlo de entre los que participan en la Promesa Climática—. El Gobierno ha incrementado la ambición al adoptar una nueva meta de reducir las emisiones en un 70% para 2030 respecto a los niveles de 1990, lo que supone una mejora frente al 64-67% de reducción propuesto en su primer compromiso. El nuevo compromiso climático de Moldavia incluye también una meta de reducción de emisiones condicional del 88% (por encima del 78% fijado en el primer plan) si el país recibe asistencia financiera internacional por valor de USD 5.000 millones. La ayuda del PNUD ha sido proporcionada a través del Proyecto Regional EU4Climate, en el que participan también Armenia, Azerbaiyán, Bielorrusia, Georgia, y Ucrania.

 

Nigeria

Nigeria es uno de los primeros países africanos en poner en marcha una revisión de sus compromisos climáticos nacionales con la colaboración de la Promesa Climática y el Programa de Apoyo a las NDC. A partir de un seminario de trabajo inicial realizado con éxito en marzo de 2020, el Gobierno ha asumido la responsabilidad de dirigir la elaboración de un manual nacional para integrar la acción climática en otras iniciativas de desarrollo más amplias, como el plan de recuperación económica y crecimiento. Nigeria ya se ha comprometido a adoptar un plan todavía más ambicioso de reducción del 20-30% de las emisiones de GEI para 2030, un compromiso que contará con la participación de todos los sectores sociales con miras a definir y mejorar las respuestas climáticas en materia de agua, contaminantes climáticos de vida corta, silvicultura y otras soluciones basadas en la naturaleza, haciéndolo además de forma respetuosa con la dimensión de género.

 

Acción climática a través de Misión 1.5

Cada vez más ciudadanos de todo el mundo, especialmente la gente joven, se movilizan para exigir respuestas al cambio climático, pero a veces tienen dificultades para que su voz llegue a los gobiernos. Al mismo tiempo, los gobiernos carecen de información que les permita saber con certeza cuál es la opinión de sus ciudadanos respecto a la acción climática. La iniciativa Misión 1.5 utiliza la tecnología de videojuegos en Internet para resolver este problema y abrir puentes de conexión entre los ciudadanos y sus gobiernos, empoderando a las personas para que voten sobre las medidas que creen que deberían adoptar sus gobiernos y, posteriormente, agregando toda la información recibida para informar a los responsables políticos de cuáles son las medidas climáticas preferidas por la ciudadanía mundial para proteger el planeta para las generaciones futuras.

De los países que reciben apoyo de la Promesa Climática, 63 tienen previsto  utilizar Misiónn 1.5 para recabar la participación ciudadana, pero cualquier persona con acceso a Internet puede participar visitando Mission1Point5.org. Para ampliar el alcance de esta iniciativa, el PNUD ha buscado la colaboración de la industria de los videojuegos y se ha asociado con organizaciones como Citizen’s Climate Lobby y March for Science, entre otras. Para responder a la demanda, actualmente se está desarrollando un módulo educativo complementario dirigido a maestros y progenitores para ofrecer una mayor orientación sobre las elecciones realizadas en el juego Misión 1.5. 

 

 

La colaboración genera resultados

La Promesa Climática es posible gracias al generoso apoyo de Suecia, Alemania, la Unión Europea, Italia, España y otros donantes principales, y se enmarca en la contribución del PNUD al paquete de mejoras para la acción climática (CAEP, por sus siglas en inglés) de la Alianza para las NDC.

El PNUD garantiza que el apoyo que presta mediante la Promesa Climática complementa y aprovecha los mandatos, las ventajas comparativas y las capacidades de un amplio conjunto de aliados estratégicos, como el PNUMA (energía, adaptación, eficiencia de los recursos, silvicultura y soluciones basadas en la naturaleza), FAO (adaptación, silvicultura), IRENA (energía), UNICEF (juventud y protección social), Banco Mundial (adaptación), ONU-HABITAT (gobernanza local y regional, ciudades), OMS (salud), y otros, así como de un elenco mundial de expertos en cambio climático.

 

Donantes

 

 

Socios

 

PNUD En el mundo