Protección de los medios de vida y la naturaleza en el lago Inle, Myanmar. Foto: PNUD Myanmar

Coincidiendo con la 75ª Asamblea General de la ONU, el PNUD y más de 40 socios han creado un “Nature for Life Hub” de cuatro días, un espacio virtual donde líderes globales y locales comparten historias sobre la importancia de la naturaleza para el desarrollo sostenible. Todos los eventos resaltan soluciones basadas en la naturaleza en la política, en la práctica, en las comunidades, pero, sobre todo, en acción.

Mientras me preparo para escuchar a líderes de la política, expertos de los negocios y las finanzas, líderes indígenas y comunitarios, jóvenes del mundo y pensadores de vanguardia, me emociona ver el impulso en torno a la Cumbre sobre Biodiversidad y el creciente reconocimiento de la importancia fundamental de las soluciones basadas en la naturaleza para el desarrollo sostenible.

La atención pública que generó la Perspectiva sobre la Diversidad Biológica y el Informe del Índice Planeta Vivo durante sus recientes lanzamientos a principios de este mes nos dice que el mundo finalmente está despertando a la terrible realidad de que nos enfrentamos a una emergencia planetaria y que es el momento de tomar medidas decisivas. Desde que se lanzó el hashtag del sitio, #NatureForLife, hace tres semanas, ha alcanzado a más de 60 millones de usuarios.

Al embarcarnos en la Década de Acción para los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), también debemos reflexionar sobre la importancia de la naturaleza como un elemento esencial para lograr la Agenda de Desarrollo 2030. Es por eso que el primer día del Nature for Life Hub se centrará en "El valor de la naturaleza para lograr los ODS".

La biodiversidad está disminuyendo a un ritmo sin precedentes, amenazando el logro de los ODS, especialmente para los más de dos mil millones de personas que dependen directamente de la naturaleza para su sustento. La COVID-19 ha resaltado aún más la importancia de la relación entre las personas, la naturaleza y la prosperidad, y nos muestra lo importante que es no dejar a nadie atrás. Este conjunto de sesiones analiza más de cerca cómo proteger, restaurar y gestionar de forma sostenible la naturaleza puede ayudarnos a alcanzar los ODS, especialmente los relacionados con el clima, la salud, la seguridad, el agua y la prosperidad.

Primero, debemos comprender la importancia de la naturaleza para el clima. Casi una cuarta parte de todos los gases de efecto invernadero del mundo provienen del uso de la tierra, incluida la conversión de bosques en tierras para la agricultura, la destrucción de manglares, el drenaje de turberas y prácticas agrícolas insostenibles. Sin embargo, proteger, restaurar y gestionar de manera sostenible los ecosistemas del mundo podría proporcionar más de un tercio de nuestra solución de mitigación climática.

En segundo lugar, debemos comprender la importancia de la naturaleza para la seguridad, la salud y el bienestar. La naturaleza nos protege de los desastres naturales, previene la próxima pandemia, nos proporciona agua y alimentos nutritivos y nos ofrece un respiro de un mundo cada vez más urbano. La biodiversidad y los ecosistemas saludables son esenciales para nuestra salud y bienestar, y la piedra angular de un “enfoque de salud único” - un planeta saludable es la base de comunidades saludables.

 

En tercer lugar, debemos comprender la importancia de la naturaleza para el agua. Para garantizar que los 7.600 millones de personas en el mundo tengan suficiente agua para beber, cultivar alimentos y mantener las condiciones sanitarias básicas, debemos conservar, restaurar y gestionar la naturaleza de forma sostenible. Sin embargo, nos enfrentamos a una crisis mundial del agua, con 1 de cada 3 personas viviendo sin agua potable. Para 2050, hasta 5.700 millones de personas podrían estar enfrentando algún nivel de escasez de agua.

 

Las soluciones basadas en la naturaleza, como las implementadas por el Grupo de Conservación de Bosques de Humedales Boon Rueang, ganador del Premio Ecuatorial 2020 de este año, en Tailandia, pueden ayudar a evitar futuras crisis de agua. Las soluciones basadas en la naturaleza también pueden fomentar sistemas de producción de alimentos regenerativos y sostenibles, como los promovidos por la alianza One Planet Business for Biodiversity (OP2B).

Cuarto, también debemos comprender la importancia de la naturaleza para la prosperidad. Más de un tercio de la humanidad, 2.500 millones de personas, depende directamente de la naturaleza para su sustento, lo que incluye actividades como la pesca, la agricultura y la silvicultura. Además, la naturaleza proporciona 125 billones de dólares en activos a la humanidad. Pero más de la mitad del PIB mundial (44 billones de dólares) se ve potencialmente amenazado por la pérdida de biodiversidad. Está claro que no podemos lograr nuestros objetivos mundiales de poner fin a la pobreza y promover el desarrollo sostenible a menos que garanticemos ecosistemas saludables y funcionales para todos.

Para obtener más información sobre cómo la naturaleza sustenta los Objetivos de Desarrollo Sostenible y por qué debemos colocar a la naturaleza en el corazón del desarrollo sostenible, te invitamos a unirte el 24 de septiembre al evento virtual Nature for Life Hub.

Icon of SDG 03 Icon of SDG 13 Icon of SDG 15

PNUD En el mundo