Blog


Años de esfuerzo contra la mutilación genital femenina dan frutos en Egipto

por

Mujeres egipcias en reunión Mujeres en una reunión comunitaria en la provincia de Qena llaman a poner fin a la mutilación genital femenina. Foto: PNUD en Egipto

Hace poco estuve en Aswan para reunirme con el gobierno local, las ONG aliadas y gente que trabaja unida contra la mutilación genital femenina (MGF), práctica común en Egipto que data del cristianismo  y del islam, penalizada por una ley egipcia desde 2008.

Resultó una experiencia vigorizante. El compromiso y la dedicación de los que fui testigo no solo fueron admirables, sino además motivadores: comunidades enteras están tomando una firme postura contra las prácticas tradicionales que no tienen fundamento en la religión, la medicina o la moral, como declaró Al Azhar y la Iglesia Copta.

En la aldea de Nagaa El Haggar, líderes comunitarios, alianzas locales, mujeres, hombres y niños se reunieron para ver obras de jóvenes actores con el objeto de aumentar la sensibilización y establecer un diálogo en torno a la MGF. Cabe destacar el resultado: las mujeres describieron el dramático impacto en su salud física y mental, los hombres hablaron abiertamente del daño causado en sus relaciones conyugales y las niñas se refirieron a la práctica como “el peor día de mi vida”.

Desde 2005, la Provincia de Aswan se comprometió con firmeza a luchar contra la MGF. Diez aldeas se han opuesto contra esta práctica perjudicial y son partidarias de ponerle fin. Un integrante de una alianza comunitaria dijo: “Mutilar degrada, deshumaniza y lastima, es una violación de los derechos humanos contra la que se debería luchar hasta eliminarla”.

No obstante, cambiar tradiciones es un arduo camino que requiere un enfoque a largo plazo. Según la Encuesta Demográfica y de Salud (EDS) de 2014, 92% de las mujeres entre 15 y 49 años que alguna vez se casaron fueron mutiladas. Sin embargo, aún hay esperanza ya que el cambio de actitud recién empieza a mostrar resultados. El porcentaje de niñas mutiladas entre los 15 y 17 años ha disminuido de 74% en 2008 a 61% en 2014. Del 92% de las madres mutiladas, solo el 35% quiere lo mismo para sus hijas.

La condena penal a principios de año del doctor involucrado en la muerte de Soheir El Batea, de 13 años, demuestra que el Estado se está movilizando para luchar contra este problema. La creación de la Estrategia Nacional contra la MGF, que no tarda en ser lanzada, pone en evidencia el compromiso del Gobierno para luchar contra la MGF como prioridad nacional, a la vez que reconoce los efectos negativos de esta práctica en la sociedad y las personas.

La EDS hace ver que personal médico efectúa 82% de las circuncisiones, violando la ley egipcia. Esto destaca el importante papel que deben jugar el sindicato de médicos y el Ministerio de Salud para poner fin a esta práctica entre los profesionales de la salud.

El PNUD en Egipto ha apoyado al Gobierno para luchar contra la MGF desde 2003, pero los resultados logrados hasta ahora deben propagarse a nivel nacional, como es la finalidad de la nueva Estrategia Nacional.

El 14 de junio es el Día Nacional contra la MGF en conmemoración de Bodour Shaker, quien falleció a los 12 años a raíz de esta práctica. En honor a Bodour y todas las víctimas, me gustaría invitar a todas las personas a actuar y unirse en el esfuerzo para erradicar la MGF en Egipto.

Ignacio Artaza Gobernabilidad y consolidación de la paz Igualdad de género Derechos humanos Desarrollo parlamentario Participación política Empoderamiento de la mujer Países Árabes Egipto

PNUD En el mundo