Blog


Los aspectos ocultos de la pobreza de las mujeres

por

Mujer y su hijo en VietnamUna mujer Hmong y su hijo en Vietnam. Según ONU Mujeres, las mujeres realizan casi dos veces y media la cantidad de trabajo doméstico no remunerado que realizan los hombres. Foto: Kibae Park/ONU

"Hagamos visible lo invisible."

Esta declaración, hecha por la Ministra de Desarrollo Social de Argentina, Alicia Kirchner,  captó un tema recurrente en la Conferencia Mundial “Las mujeres y la inclusión social: de Beijing a post-2015”, recientemente coauspiciada por el PNUD en Buenos Aires. A pesar de los avances que las mujeres han realizado en los últimos decenios, todavía hay demasiados factores que afectan la vida de las mujeres y que no son reconocidos en las políticas públicas. A menos que se aborden dichos factores, los esfuerzos por erradicar la pobreza e impulsar el desarrollo sostenible quedarán cortos.

Encabezando la lista de factores mencionados se encuentra la gran cantidad de trabajo no remunerado que realizan las mujeres en todo el mundo, tanto en los países ricos como en los países pobres. De acuerdo con un reciente informe de ONU Mujeres, ellas realizan casi dos veces y media la cantidad de trabajo doméstico no remunerado que realizan los hombres, desde el cuidado de los niños, ancianos y enfermos hasta la preparación de comidas y la recolección de agua y combustible para cocinar. Sin embargo, pese a esta realidad cotidiana que tan bien conocen las mujeres, las medidas oficiales contra la pobreza no tienen en cuenta el tiempo que las mujeres dedican al trabajo no remunerado, o el dinero que pueden gastar en "subcontratar" este trabajo, como por ejemplo, pagar a una niñera para que ellas mismas puedan ir a trabajar.

Si estos factores se reconocieran e incluyeran en la medición de la pobreza, muchas más mujeres serían clasificadas como pobres, dijo en la conferencia Ajit Zacharias, del Instituto de Economía Levy, de Bard College. Zacharias identificó a estas mujeres como "las pobres ocultas". De hecho, un estudio de cinco países realizado por el Instituto Levy determinó que la diferencia en las estimaciones de la pobreza podría alcanzar los 11 puntos porcentuales. Reconocer los costos de estas limitaciones de la capacidad de las mujeres para salir de la pobreza es el primer paso para elaborar políticas orientadas a reducirlos y redistribuirlos.

También es necesario un mayor reconocimiento de la desproporcionada cantidad de mujeres que trabaja en el sector informal, a menudo en empleos vulnerables, sin protección social.  En Nigeria, por ejemplo, no se contabiliza la gran cantidad de mujeres que trabaja en este sector, principalmente en la agricultura y el comercio a pequeña escala, aseguró Abike Dabiri-Erewa, parlamentaria nigeriana. "Estas mujeres no son reconocidas ni tienen acceso a créditos", remarcó; "trabajan para garantizar su subsistencia, aunque podrían hacerlo para desarrollar sus negocios. Creemos un marco que facilite el acceso de estas mujeres al crédito. Si pudiéramos convertir lo informal en formal, crearíamos una gran fuente de desarrollo económico y nacional."

También es necesario que en la formulación de políticas se preste más atención a las experiencias y contribuciones de las mujeres en las situaciones de crisis y conflicto, así como en lo relativo a la adaptación y mitigación de los efectos del cambio climático.

En el PNUD acogemos la inclusión de un objetivo específico de igualdad de género en los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible, que se espera apruebe en septiembre en la Asamblea General . Sin embargo, hacemos un llamado a que se realice un trabajo más a fondo con el fin de asegurar que estas cuestiones "ocultas", que impiden el desarrollo de las mujeres y el progreso en materia de desarrollo en general, sean abordadas y apoyadas con indicadores específicos que midan el progreso en los objetivos de desarrollo.

speakers corner Medios de comunicación Igualdad de género Reducción de la pobreza y la desigualdad Empoderamiento de la mujer Desarrollo sostenible Crecimiento inclusivo

PNUD En el mundo