Helen Clark: discurso en el Día Mundial de la Lucha contra el Sida

01-dic-2016

Pruebas de VIH realizadas en Kinshasa, RD Congo. Foto: Aude Rossignol/HIV screening

Este Día Mundial de la Lucha contra el SIDA sirve para recordarnos la necesidad urgente de unirnos como comunidad mundial y renovar nuestro compromiso con la erradicación del SIDA como amenaza a la salud pública de aquí a 2030, una de las metas de la Agenda para el Desarrollo Sostenible. 

El SIDA continúa siendo una de las principales causas de muerte en todo el mundo. ONUSIDA advierte que a pesar del progreso alcanzado durante los últimos 15 años, todavía nos queda mucho por hacer para concluir la labor. Aunque casi el 50% de las personas que viven con VIH en la actualidad cuentan con acceso a terapias antirretrovirales, hay 18,5 millones de personas que todavía necesitan tratamiento. 

La disminución de los índices de nuevas infecciones por el VIH entre personas adultas se ha estancado, mientras que las tasas de infección han aumentado en algunas regiones. En 2015, casi 7500 mujeres jóvenes con edades comprendidas entre los 15 y los 24 años contrajeron el VIH por semana. Estas tendencias sugieren que las iniciativas para la prevención del virus no son suficientes. Persiste una falta de financiamiento para programas de derechos humanos que aborden los entornos jurídicos de carácter punitivo, el estigma y la discriminación, así como otros obstáculos a los derechos humanos que generalmente impiden que las personas, sobre todo las más marginadas, accedan a los servicios de salud.

Asimismo, debemos corregir otros problemas serios y que a menudo están vinculados. El año pasado, más de 1,8 millones de personas murieron a causa de la tuberculosis, entre ellas 400.000 infectadas con el VIH/TB, el equivalente a casi una de cada tres muertes relacionadas con el SIDA. La resistencia del VIH a los medicamentos es otra preocupación cada vez más importante, pues provoca el fracaso de los tratamientos y una mayor propagación de la farmacorresistencia del virus. Por otra parte, los tratamientos de segunda y tercera línea contra el VIH y el tratamiento para la hepatitis C en general están fuera del alcance de muchos pacientes por sus elevados costos. 

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible reflejan la interconexión entre salud y desarrollo, incluidas las desigualdades económicas y sociales cada vez más amplias, el rápido proceso de urbanización y la carga continua del VIH. La estrategia del PNUD sobre VIH, Salud y Desarrollo 2016-2021: Conexiones e interrelaciones reconoce que muchas áreas del desarrollo tienen un efecto en la salud y que los enfoques multisectoriales basados en los derechos y sensibles al género son imprescindibles para enfrentar el VIH y los desafíos del desarrollo vinculados a la salud. 

Las personas que viven con el VIH y las organizaciones de la sociedad civil desempeñan un papel crucial en la respuesta al SIDA. El PNUD ha asumido el compromiso de trabajar con ellas y otros aliados de todo el mundo para redoblar sus esfuerzos y poner fin a las desigualdades que contribuyen a las nuevas infecciones por el VIH y actúan como barreras para el acceso a los servicios sanitarios. Las generaciones futuras dependen de que llevemos a cabo esta tarea. 

 

PNUD En el mundo

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe