Helen Clark: Discurso en la Presentación nacional del Informe Regional sobre Desarrollo Humano de África 2016

02-nov-2016

Avanzar en igualdad de género y el empoderamiento de la mujer es vital para alcanzar la Agenda sobre Desarrollo Sostenible de la ONU y la visionaria Agenda 2063 de la Unión Africa. Foto: PNUD

Es un gran placer estar aquí en Malabo para la presentación local del último Informe Regional sobre Desarrollo Humano de África del PNUD. Esta tiene lugar tras la presentación mundial del informe en Nairobi durante la sexta reunión de la Conferencia Internacional de Tokio sobre el Desarrollo de África (TICAD VI) celebrada en agosto, y las presentaciones nacionales realizadas en Addis Abeba, Antananarivo, Kampala y Pretoria desde entonces. Expresamos nuestro profundo agradecimiento al Japón y a la Iniciativa Sociedad Abierta para África Occidental (OSIWA) por el apoyo financiero brindado al informe.

El informe trata de la aceleración de la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer en África y sus recomendaciones revisten gran pertinencia para el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas y la visionaria Agenda 2063 de la Unión Africana. Uno de los 17 nuevos ODS trata exclusivamente de la igualdad de género y es fundamental para el progreso de todos los demás Objetivos, así como para el desarrollo en general. Las recomendaciones del informe son sumamente pertinentes para alcanzar las aspiraciones enunciadas en el Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social de Guinea Ecuatorial (PNDES), conocido también como Horizonte 2020.

La importancia de la igualdad de género

La promoción de la igualdad de género es fundamental para el logro del objetivo de Horizonte 2020 de establecer una economía sostenible, diversificada y emergente. Guinea Ecuatorial ha sido clasificada como un país de ingresos medianos altos. Sin embargo, la mayoría de sus habitantes, y en particular las mujeres, se dedican a actividades relacionadas con la agricultura de subsistencia o trabajan en otros ámbitos del sector informal.

El Plan Nacional reconoce la persistencia de las disparidades entre las mujeres y los hombres, en particular en el mercado  de trabajo. Por ejemplo, el 81% de los hombres jóvenes están empleados en el sector formal, en tanto que solo el 62% de las mujeres lo están. En materia de educación, si bien hay paridad entre niñas y niños en cuanto a la matriculación en la enseñanza primaria, esto no sucede en el caso de la enseñanza secundaria y universitaria. Lamentablemente, las niñas registran una tasa alta de deserción escolar, debido principalmente a la proporción elevada de embarazos en la adolescencia y los matrimonios precoces.

Horizonte 2020 reconoce estos desafíos y la necesidad de promover la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer para alcanzar el crecimiento inclusivo.

La importancia de la igualdad de género por sí misma y en aras del desarrollo sostenible también se reconoce en toda la región. La Agenda 2063 de África tiene por objeto alcanzar “la igualdad de género plena en todas las esferas de la vida”, eliminar “todas las formas de discriminación en las esferas social, cultural, económica y política” y “lograr la paridad de género antes de 2020 en las instituciones públicas y privadas”. Si puede cerrarse la brecha entre los géneros en los mercados de trabajo, la educación, la salud y otras esferas, la pobreza y el hambre podrán erradicarse. La igualdad de género es un factor positivo para las perspectivas tanto de las niñas como de los niños.

La Unión Africana ha declarado 2016 el Año de los Derechos Humanos en África, con Especial Atención a los Derechos de la Mujer. Este Año se proclamó tras su declaración de 2015 Año del Empoderamiento y el Desarrollo de la Mujer con miras a la Agenda 2063 de África.  Mirando hacia el futuro, el tema de la Unión Africana para 2017, Aprovechar el potencial demográfico mediante la inversión en los jóvenes, pone de relieve la necesidad urgente de pasar de la definición de una estrategia a la adopción de medidas concretas sobre la igualdad de género. Este Informe Regional sobre Desarrollo Humano de África tiene por objeto prestar apoyo a los países en tal sentido.


Mensajes fundamentales del Informe Regional sobre Desarrollo Humano de África

Este informe examina la forma de abordar las persistentes brechas entre los géneros en las esferas económica, social, ambiental y política.

Sus mensajes fundamentales son:

  • Una mayor atención a la igualdad de género promoverá un desarrollo humano más rápido y más inclusivo y el crecimiento económico de África;
  • Las políticas y los programas que dejan de lado o privan de sus derechos a las mujeres son contraproducentes para el desarrollo;
  • La aceleración del logro de la igualdad de género debe considerarse una función básica del gobierno. Exige esfuerzos en el plano nacional y de gobierno local, la sociedad civil y el sector privado;
  • Una respuesta integral a la cuestión de la igualdad de género promoverá tanto la Agenda 2030 de las Naciones Unidas como la Agenda 2063.

En el informe se formula un llamamiento a:

  1. Emprender reformas de las leyes y políticas destinas al adelanto del empoderamiento de la mujer;
  2. Aumentar la participación y el liderazgo de las mujeres en los procesos de adopción de decisiones en toda la sociedad;
  3. Reunir a todos los órganos públicos competentes para abordar la desigualdad de género en todos los sectores;
  4. Fomentar el acceso de todas las mujeres a la propiedad y la gestión de bienes.


En el informe también se insta a la utilización del sello de certificación de igualdad entre los géneros en las entidades  públicas y privadas de África para promover la igualdad de género e mejorar el desempeño institucional. Esta iniciativa reconoce a las organizaciones de los sectores público y privado que se atienen a normas rigurosas en la promoción de la igualdad de género en el lugar de trabajo y se ocupan de subsanar las deficiencias en materia de igualdad de género.

Dedicación y apoyo del PNUD a la aceleración de la igualdad de género

El PNUD está resuelto a cumplir su papel en la aceleración de la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer en Guinea Ecuatorial y en todo el mundo, e incorporamos la igualdad de género en todos sus programas.  

En marzo de este año, el PNUD y el Gobierno de Guinea Ecuatorial acordaron ejecutar el Programa de Empoderamiento Económico de los Jóvenes, de 3,5 millones de dólares de los Estados Unidos, para abordar las brechas de competencia y los problemas relativos al empleo. Esta iniciativa contribuirá a ampliar el programa de capacitación profesional y educacional en curso, apoyar el desarrollo de microempresas y fomentar las competencias empresariales de los jóvenes, en particular de las mujeres jóvenes. El Programa también establecerá plataformas modernas para mejorar la correspondencia entre las personas que buscan trabajo y los empleadores.

Con objeto de dotar a los jóvenes de las competencias pertinentes para que puedan ser más competitivos en el mercado de trabajo, los centros multimedia del PNUD han prestado apoyo a proyectos en Malabo y Bata. Las mujeres constituyen el  61% de los beneficiarios. El Gobierno tiene previsto instalar centros multimedia en las demás provincias y el PNUD está dispuesto a ampliar su apoyo.  

El PNUD promueve la participación de mujeres en la gestión de la diversidad biológica de Guinea Ecuatorial. Con el apoyo prestado por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial del PNUD al Sistema Nacional de Áreas Protegidas desde 2013, las mujeres participan en distintas actividades de generación de ingresos, como la producción de artesanías, el ecoturismo y la vigilancia y protección de especies amenazadas.

El PNUD también ha desempeñado un papel decisivo en el apoyo de la capacidad de las instituciones públicas en Guinea Ecuatorial para acelerar la igualdad de género. En 2015, el PNUD impartió capacitación a miembros de la sociedad civil y funcionarios públicos para mejorar la sensibilización acerca de los derechos de la mujer, y suministró herramientas para una mejor integración de sus derechos en la elaboración y aplicación de las políticas, las reglamentaciones y los sistemas de vigilancia en el ámbito del desarrollo.

Desde 2013 el PNUD también ha respaldado la sensibilización a nivel nacional del personal sanitario sobre derechos humanos, en particular para reducir la estigmatización y la discriminación relacionadas con el VIH, que puede ser un obstáculo importante para acceder a servicios sobre el VIH y otros servicios de salud. El proyecto ha beneficiado a más de 420 enfermeras, que a menudo son el punto de ingreso de las mujeres a la atención de la salud.

Desde 2015 el PNUD es parte de una alianza con el Ministerio de Asuntos Sociales e Igualdad de Género destinada a celebrar talleres de sensibilización para funcionarios públicos sobre igualdad de género y empoderamiento de la mujer. Entre los temas tratados figuraban la sensibilización acerca de los derechos de la mujer, la eliminación de la violencia de género, la incorporación de la perspectiva de género en la planificación del desarrollo, la elaboración de sistemas de estadísticas desglosadas por género, el aumento de la participación y el liderazgo de las mujeres en puestos de adopción de decisiones en todos los niveles de los sectores público y privado, el apoyo a programas de educación de las niñas y la ampliación del empoderamiento económico de las mujeres.

Conclusión

El PNUD seguirá promoviendo la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer en todas las esferas de su labor. Se trata de un componente fundamental de nuestro apoyo a los países para alcanzar la Agenda 2030 y la Agenda 2063 de África. Colocar la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer en el centro de las iniciativas de desarrollo es una de las mejores formas de acelerar el progreso de esas ambiciosas agendas. Precisamente de eso trata el informe.

El PNUD se ha comprometido a trabajar con Guinea Ecuatorial y todos los demás países de África para que la Agenda 2030 y la Agenda 2063 produzcan una transformación en beneficio de las mujeres y los hombres, y las niñas y los niños.

PNUD En el mundo

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe