Helen Clark: Declaración de apertura en el Octavo Foro Ministerial sobre Desarrollo en América Latina y el Caribe organizado por la Dirección Regional de América Latina y el Caribe del PNUD

31-oct-2016

Entre 25 y 30 millones de personas podrían recaer en pobreza en América Latina y el Caribe. Foto: PNUD

Me complace sobremanera estar aquí con ustedes en Santo Domingo, para el Octavo Foro Ministerial sobre Desarrollo en América Latina y el Caribe. El PNUD se enorgullece de haber organizado este Foro desde sus comienzos.

Agradezco sinceramente al Gobierno de la República Dominicana acoger el Foro de este año, que se centra en el progreso multidimensional del desarrollo en la región y las oportunidades y los desafíos conexos.  

El Foro, desde su primera reunión celebrada en 2007, ha convocado un número extraordinario de ministros y funcionarios de alto nivel para examinar la forma de promover el desarrollo de la región en todas sus dimensiones.

En general, los países de América Latina y el Caribe han registrado notables transformaciones desde principios del siglo XXI. En toda la región, entre 2003 y 2013, más de 72 millones de personas salieron de la pobreza, y casi 94 millones pasaron a integrar la clase media . También se alcanzaron importantes progresos en las esferas de la igualdad de género, el empleo y la sostenibilidad del medio ambiente .

Sin embargo, el progreso de los últimos años se ha ralentizado. Los logros sociales, económicos y ambientales corren peligro en varios países, y lo cierto es que en algunos la pobreza y el desempleo han aumentado . 

Así pues, los gobiernos deben hacer frente al desafío fundamental de proteger los amplios logros del desarrollo alcanzados en los últimos años. También se plantea el desafío de superar los obstáculos estructurales para los avances en el ámbito del desarrollo sostenible.

Este Foro Ministerial se ocupará de los tres aspectos siguientes de estos desafíos:

Primero – el Foro examinará la forma en que los países de la región miden el progreso del desarrollo no solo en función del producto interno bruto (PIB). 

Los países de ingresos medios (PIM) y los pequeños Estados insulares en desarrollo (PEID) sostienen permanentemente que los desafíos del desarrollo no desaparecen ni disminuyen repentinamente cuando se supera un umbral del PIB per cápita establecido arbitrariamente. Es preciso adoptar medidas multidimensionales del progreso. El índice de desarrollo humano ofrece desde hace mucho tiempo una mejor percepción de la situación del desarrollo humano.

En este momento la repercusión de las principales tendencias, como la globalización y el cambio climático, están aumentando el nivel de vulnerabilidad de varios países, en particular de los PEID. Estos y otros pequeños PIM están presentando argumentos convincentes para obtener mayor acceso a financiación en condiciones favorables. 

Segundo – el Foro hará un balance de los esfuerzos de protección social que se están realizando en la región, así como de la dinámica de los enfoques de reducción de la pobreza actuales. 

Los países de América Latina y el Caribe han estado aplicando políticas de protección social a lo largo de todo el ciclo de vida, intensificando la coordinación entre distintos ministerios y sectores para evitar la duplicación de esfuerzos, y formulando políticas entre los diferentes niveles de gobierno en zonas tanto urbanas como rurales.

Tercero – los participantes en el Foro intercambiarán experiencias sobre la forma en que los países están haciendo suya la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Muchos están incorporando los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en sus planes nacionales y ya están adoptando medidas para la aplicación de los ODS.

Permítanme referirme brevemente a cada uno de estos temas:

- Utilizar un criterio que mida el progreso del desarrollo más allá del PIB 

Al presentar el primer Informe sobre Desarrollo Humano en 1990, el PNUD formuló un llamamiento a ampliar la perspectiva tradicional del desarrollo que superara la tiranía del PIB como la única medida. En ese informe se afirmaba que:

“La verdadera riqueza de una nación está en su gente. El objetivo básico del desarrollo es crear un ambiente propicio para que los seres humanos disfruten de una vida prolongada, saludable y creativa”.

Este año, la Dirección Regional de América Latina y el Caribe del PNUD ha presentado dos importantes informes sobre desarrollo humano que siguen el paradigma establecido en 1990. Estos dos informes, Progreso multidimensional: bienestar más allá del ingreso, que abarca toda la región, y Progreso multidimensional: resiliencia humana más allá del ingreso, que abarca la región del Caribe, tienen por objeto servir de base para la formulación y aplicación de políticas en la región a fin de promover el progreso multidimensional del desarrollo. 

Los informes se centran en el “progreso” porque los países de América Latina y el Caribe han pasado por una transformación histórica que ha reconfigurado las dimensiones del bienestar tanto relacionadas con los ingresos como las no relacionadas con estos. Esto se logró mediante políticas sociales innovadoras y crecimiento económico inclusivo. Sin embargo, el bajo nivel de crecimiento económico reciente amenaza el progreso en curso. Las desigualdades, la discriminación y la exclusión persistentes, incluidas las basadas en el género y en el origen étnico, también requieren atención en la esfera de las políticas dirigidas al sector que se encuentra tanto por encima como por debajo de los umbrales de pobreza.

Estos dos informes destacan los aspectos “multidimensionales” del progreso a fin de basarse tanto en la labor de desarrollo humano del pasado como en el trabajo a nivel de políticas más reciente sobre la pobreza multidimensional en esta región. La medición explicita de la privación extrema inspira a reflexionar sobre las políticas públicas de manera más holística a los encargados de formularlas.  

En este Foro los países intercambiarán experiencias y las lecciones extraídas de la adopción y aplicación de enfoques multidimensionales de la pobreza y la vulnerabilidad.  

La República Dominicana, nuestro anfitrión, compartirá sus experiencias en cuanto al fortalecimiento de la resiliencia de los hogares y las comunidades por medio de la protección social, la adopción de enfoques multidimensionales para abordar la pobreza , la respuesta a la vulnerabilidad frente a los desastres naturales y la creación del Sistema Único de Beneficiarios (SIUBEN), un sistema de información moderno que ayuda a hacer el seguimiento del progreso a lo largo del tiempo. 

Esperamos con interés conocer más detalles de estas experiencias y de muchas otras durante los próximos dos días. 

- La protección social y la dinámica de las iniciativas de reducción de la pobreza

Varios países de la región se encuentran en riesgo de que un gran número de personas recaigan en la pobreza y la exclusión. El PNUD estima que entre 25 y 30 millones de personas corren el riesgo de volver a caer en una pobreza moderada, debido a la pérdida de empleo o por los efectos de un desastre natural. 

Para ayudar a abordar este desafío, el PNUD ha elaborado una herramienta analítica que se centra en la dinámica de entrar y salir de la pobreza. Esta ya se ha aplicado en 18 países de la región y la experiencia adquirida nos indica que si bien la salida de la pobreza tiene correlación principalmente con el acceso a los mercados de trabajo y los logros educacionales, los factores que evitan que las personas vuelvan a caer en la pobreza tienen correlación mayormente con el acceso a la protección social, incluido el acceso a transferencias sociales, como las pensiones, y a sistemas de atención, activos físicos y financieros, y adquisición de competencias. 

Asimismo, el PNUD ha observado que entre 2003 y 2013, mientras el 49% de la población de la región experimentó una movilidad ascendente, casi el 13% registró una movilidad descendente. Estas tendencias llevan a centrarse más en la respuesta a los desafíos multidimensionales que afectan a la población que está por encima del umbral de pobreza, con objeto de incluir cuestiones como la calidad del trabajo, la protección social durante todo el ciclo de vida, los sistemas de atención, el uso del tiempo por las mujeres y los hombres, la seguridad ciudadana y el derecho a no sufrir vergüenza ni humillación .

Durante estos dos días muchos países representados compartirán sus experiencias en materia de intervenciones de políticas integradas, concebidas para garantizar que nadie quede atrás, esté por encima o por debajo del umbral de pobreza. 

- Agenda 2030: impulsar el progreso multidimensional del desarrollo

La Agenda 2030 es multidimensional. Exige nuevas formas de pensar en relación con toda la gama de cuestiones de política y con la financiación y aplicación.

En todo el mundo los países están incorporando la Agenda 2030 mediante:

• La armonización de sus planes nacionales de desarrollo con los ODS, la evaluación de los obstáculos para hacerlo, y el fortalecimiento de la reunión de datos, el análisis, la vigilancia y los mecanismos de rendición de cuentas;

• La creación de la capacidad para coordinar iniciativas de desarrollo sostenible entre todos los sectores, y el fomento de la coherencia entre todas las esferas de política y entre los niveles de gobierno; y

• La sensibilización pública acerca de lo que debe hacerse y la creación de alianzas innovadoras para hacerlo.

En la región de América Latina y el Caribe, muchos países han actuado con rapidez para adoptar la nueva agenda y los equipos de las Naciones Unidas en los países han apoyado con entusiasmo estos esfuerzos iniciales .

En el período previo a la celebración del Foro, el PNUD organizó reuniones preparatorias en Bolivia y Guatemala para funcionarios públicos de toda la región. Estas se centraron en la forma de progresar en la aplicación de la Agenda 2030 en los PEID y los PIM. Se debatió sobre enfoques innovadores, como “agrupación de metas”, “armonización de metas”, sistemas de gestión basada en los resultados y la creación del margen fiscal para la nueva agenda . Alentamos a los países a examinar estos enfoques más detenidamente y estamos dispuestos a prestar el apoyo que requiera cada país. 

Conclusión

Para concluir, reitero mi agradecimiento al Gobierno de la  República Dominicana por la hospitalidad que nos ha brindado en Santo Domingo. 

En este momento de la historia, en que la mayoría de las personas pobres y vulnerables vive en PIM, cabe hacer un balance de los desafíos actuales para definir la senda hacia la erradicación de la pobreza en todas sus formas. 

Los países de América Latina y el Caribe han aplicado algunas de las políticas sociales más innovadoras del mundo durante los dos últimos decenios. Hacemos votos por que las deliberaciones de esta conferencia contribuyan a que la región mantenga su liderazgo en cuanto a la política social y el desarrollo sostenible, y nos comprometemos a ajustar nuestro apoyo a las necesidades concretas de cada país. 

 

PNUD En el mundo

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe