Helen Clark: discurso de apertura Reunión Ministerial con ocasión del 50º Aniversario del PNUD

24-feb-2016

Me produce una gran satisfacción darles la bienvenida a todos a esta Reunión Ministerial en ocasión del 50º Aniversario del PNUD. La presencia de tantos Ministros de categoría superior y Jefes de Gobierno que han viajado a Nueva York para conmemorar este importante hito del PNUD es un testimonio de los cinco últimos decenios de asociación.

Durante 50 años el PNUD ha estado trabajando a la vanguardia del desarrollo, promoviendo el cambio y conectando a los países con los conocimientos, la experiencia y los recursos que necesitan para ayudar a las personas a forjar vidas mejores. El mundo ha cambiado enormemente en ese período y el PNUD ha cambiado con él. Sin embargo, la misión básica del PNUD reviste más pertinencia que nunca, es decir, apoyar a los países a erradicar la pobreza de un modo que simultáneamente reduzca la desigualdad y la exclusión, y proteja al planeta del que todos dependemos. 

La Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), aprobados por los líderes mundiales en este mismo Salón de la Asamblea General en septiembre pasado, constituyen el marco de la próxima fase de nuestra labor. Ahora, el PNUD y el Sistema de las Naciones Unidas para el desarrollo en general deben trabajar eficazmente con los países para promover esta agenda para el desarrollo sostenible grande, nueva, más compleja y transformadora. 

Ya hemos adoptado medidas para garantizar que el PNUD se ajuste a su cometido en la era de los ODS. Tenemos un Plan Estratégico mejor definido; hemos reestructurado nuestra organización en la sede para eliminar la duplicación y mejorar la eficiencia y eficacia, y hemos llevado al terreno gran parte de nuestras políticas, programas y otras formas de apoyo. También hemos aplicado medidas que han permitido al PNUD situarse entre las organizaciones de desarrollo más transparentes del mundo.

Sin embargo, la ambición y amplitud de la Agenda 2030 exigirán mucho más de todos nosotros. Para poder realmente ajustarse a su cometido en la era de los ODS, el PNUD deberá ser cada vez más proactivo, sensible a las necesidades e innovador. Por esta razón hemos invitado a los Ministros a nuestra reunión de hoy. Queremos su análisis estratégico sobre los desafíos que tenemos por delante. Queremos escuchar su evaluación acerca de la mejor forma en que podemos prestar apoyo a sus esfuerzos nacionales de desarrollo.

Nuestras deliberaciones de hoy girarán en torno a los temas centrales de la agenda para el desarrollo sostenible y la labor del PNUD para apoyarla, en particular:

  • Erradicación de la pobreza – No dejar a nadie atrás – análisis de las medidas específicas que lleven al crecimiento inclusivo y la erradicación de la pobreza en todos sus aspectos;
  • Protección del planeta y desarrollo sostenible – la importancia de equilibrar el crecimiento económico y la mejora de los medios de vida con la necesidad de proteger el medio ambiente;
  • Prevención de conflictos violentos, construcción de sociedades pacíficas – garantizar que la gobernanza, la paz y la seguridad sean duraderas y beneficien a todos los sectores de la sociedad; y
  • Gestión del riesgo y aumento de la resiliencia – análisis de la forma de determinar riesgos y adoptar medidas adecuadas de preparación para los desastres y adaptación al cambio climático.

Invito a todos a compartir sus visiones más ambiciosas  de la forma en que el PNUD puede prestar apoyo a los Estados Miembros en estos ámbitos. Para pasar del acuerdo a la acción en relación con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, el PNUD debe ayudar a alcanzar resultados y debe establecer y mantener nuevas alianzas para abordar esta compleja agenda en tiempos difíciles. Sobre todo, el PNUD debe ser pertinente para ustedes y para sus países, y asumir los desafíos que ustedes señalen.

Por lo tanto, la reunión de hoy constituye una oportunidad de ayudar a configurar el futuro del PNUD en todo el mundo. Las conclusiones y recomendaciones que surjan de nuestras deliberaciones contribuirán a orientar nuestra labor como aliados durante los próximos años.

Una vez más, les doy mi más cálida bienvenida a esta Reunión Ministerial en ocasión del 50º Aniversario del PNUD, y hago votos por que este día de debate inspire nuestra labor conjunta en aras del desarrollo humano y sostenible.