Helen Clark: discurso de clausura Reunión Ministerial en ocasión del 50º aniversario del PNUD

24-feb-2016

El cometido de la reunión de hoy ha sido aprovechar la presencia de los Ministros para analizar estratégicamente las cuestiones importantes para el PNUD y su función. Muchas gracias por asumir el espíritu de la reunión, más del estilo del Foro de Davos que de la Asamblea General, y colaborar y aportar ideas.

Durante el almuerzo, recibimos un mensaje clave de Erik Solheim: seamos positivos. A pesar de los titulares negativos de los medios de comunicación, nuestro mundo ha experimentado un progreso enorme. Las personas viven más tiempo y tienen un nivel de educación más alto. También tienen más ingresos. Sin embargo, el trabajo aún no ha concluido. Pero puede hacerse. Hemos visto como algunos países erradicaron la pobreza. Hemos visto a algunos países alcanzar logros impensados. 

Mi deseo para el PNUD es que siga siendo proactivo, pertinente y sensible a las necesidades a medida que los países definen su senda de desarrollo. Cada país es único, pero si priorizamos la erradicación de la pobreza, el respeto de los límites de la naturaleza y el desarrollo humano, estaremos en la vía correcta. 

Al final del período de la Agenda 2030, la mayoría de los países será de ingresos medios. Por consiguiente, la función del PNUD cambiará. Incluirá una mayor Cooperación Sur-Sur e intercambio de conocimientos, así como asesoramiento normativo. Debemos seguir cambiando con los tiempos. Ya no somos lo que éramos en 1966. Lo que somos ahora no es lo que seremos en 2030. Pero seguiremos presentes y mantendremos nuestra pertinencia. 

•Hoy se habló acerca de la forma en que el PNUD ha apoyado desde hace 50 años a los países para superar los momentos más difíciles, como guerras y conflictos, problemas como el ébola, la recuperación de desastres naturales devastadores y la respuesta a la delincuencia violenta y la anarquía. 

Fue alentador escuchar al Presidente del Togo decir en la sesión de apertura que “la labor del PNUD permitió obtener resultados en un momento crítico del desarrollo de nuestro país”. Más de un decenio después de ese momento, el PNUD sigue siendo un aliado valioso. Muchos otros hicieron suyas esas observaciones. 

•Otros oradores pusieron de relieve la forma en que el apoyo del PNUD a las elecciones, la creación de capacidad y las reformas constitucionales habían sido fundamentales para el progreso. Pakistán observó que “es fácil fijar objetivos. Es difícil lograr esos objetivos, a menos que exista una maquinaria para ello”. 

• Otros países, como Letonia y Turquía, también reflexionaron sobre su trayectoria con el PNUD, de países receptores de ayuda a donantes y aliados en relación con otros países en desarrollo. La alianza del PNUD con los países en desarrollo ha sido a largo plazo. 

• Muchos oradores reiteraron también las importantes contribuciones del PNUD a las grandes agendas internacionales de desarrollo, entre otras cosas mediante el concepto de desarrollo humano, como el Programa 21 de la Cumbre de la Tierra, la Declaración del Milenio de 2000, y ahora la Agenda 2030.

Desafíos por delante

Si bien hoy hemos celebrado los progresos pasados, también les pedimos realismo acerca de los principales desafíos que quedan por delante. 

• Muchos países destacaron su preocupación por mantener los logros que habían alcanzado en el último decenio. Crear la resiliencia de las personas, las comunidades y los países para que puedan resistir las conmociones de todo tipo, y prosperar en medio de ellas, es una prioridad para todos. El PNUD trabajará para integrar la gestión del riesgo en el apoyo y los programas nacionales, cumpliendo el llamamiento formulado en Sendai de incorporar la reducción del riesgo de desastres. Noruega describió al PNUD como “indispensable” para la creación de resiliencia. 

• Se destacó que la desigualdad era un desafío para los países en todos los niveles de desarrollo. Para lograr el desarrollo sostenible es necesario incluir a todos. Las mujeres, que constituyen la mitad de la población mundial, deben participar plenamente. También debe hacerlo la generación de jóvenes, la mayor del mundo hasta ahora, que buscan un futuro positivo en la fuerza de trabajo y que desea hacer oír su voz. 

• Hemos escuchado muchos llamados para el establecimiento de alianzas que incluyan a las personas más vulnerables y marginadas. Hacer frente a las desigualdades en todas sus formas es un imperativo; es bueno para la economía y es una inversión para la paz y la seguridad. 

• Se contribuye a prevenir los conflictos violentos mediante la construcción de sociedades más inclusivas y la reducción de la vulnerabilidad. Los hemos escuchado dar énfasis a las inversiones para la paz, la reconciliación y el diálogo, para asegurar que se sostenga el compromiso de los asociados para el desarrollo. 

• Muchos países plantearon la cuestión fundamental de la seguridad del abastecimiento de agua y la escasez y gestión de los recursos hídricos. Se trata de una posible fuente de gran tensión en los próximos años. El PNUD está comprometido con el apoyo a los países para prevenir las crisis inminentes mediante la mejora de la gobernanza de los recursos hídricos y la ordenación de los recursos hídricos compartidos. 

• Muchos oradores explicaron cómo la degradación del medio ambiente afectaba a su capacidad para avanzar. La lucha contra el cambio climático, el logro de la ordenación sostenible de los recursos naturales y la gestión de los riesgos relacionados con los desastres naturales eran los principales desafíos. Finlandia observó que la protección del planeta y el logro del desarrollo sostenible no eran opciones; eran una cuestión de supervivencia. Muchos países necesitaban apoyo para hacer la transición a modelos de producción más sostenibles, como se pedía en la Agenda 2030 y en el acuerdo de la COP 21 alcanzado en París. 

Los debates hoy han afirmado que estos desafíos deben abordarse con urgencia, incluso en el marco de las limitaciones de la economía mundial actual. Los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) se iniciaron en tiempos mejores. Ahora deben aprovecharse todas las fuentes de financiación, públicas y privadas, nacionales e internacionales, para el desarrollo y para el medio ambiente. 

Egipto señaló que “al coordinar diferentes fondos, la sinergia es decisiva. Necesitamos programas integrados que se ejecuten como si fueran uno”. Una de las funciones del PNUD es encontrar esas sinergias. 

El PNUD y la Agenda 2030

La evaluación que han hecho hoy de la forma en que el PNUD puede apoyar mejor los esfuerzos de los países para aplicar satisfactoriamente la Agenda 2030 se ajusta plenamente a la visión expresada en nuestro Plan Estratégico. 

• Hoy, los Ministros dijeron que valoraban nuestro papel de facilitador del acceso de los países a los conocimientos, las competencias especializadas y los recursos para aplicar los ODS. El Ministro Murah de Sierra Leona afirmó que el PNUD era el “acelerador de los ODS”. Se ha reconocido nuestra función de apoyo a los países en pos de un desarrollo que tenga en cuenta el riesgo. 

• Los Ministros también señalaron que valoraban los esfuerzos del PNUD por garantizar la integración y la coherencia en su papel de liderazgo y coordinación del sistema de las Naciones Unidas para el desarrollo. Muchos de ustedes nos han pedido que cumplamos un papel aún más importante a este respecto, lo que haremos con gusto. 

• Se hizo mención especial de nuestra función en los países frágiles. Somalia y otros pusieron de manifiesto que los países afectados por crisis no podían quedar afuera de la aplicación de los ODS. El PNUD cumple una función fundamental en estos contextos.

• La importancia de apoyar la Cooperación Sur-Sur también fue planteada por muchos países, entre ellos Panamá y Mozambique. En los países en desarrollo hay innumerables experiencias de políticas positivas e innovadoras y de mejores prácticas. Todos los países están dispuestos a compartir sus experiencias y las lecciones extraídas en apoyo del logro de los ODS. 

Asegurar que el PNUD pueda satisfacer las expectativas

El PNUD ofrece su apoyo incondicional a los países. Pero también necesitamos su ayuda.  

En particular, contamos con una base financiera estable y previsible para mantener nuestro carácter multilateral y nuestras alianzas, y para dirigir el sistema de las Naciones Unidas para el desarrollo. Este sistema depende del apoyo fundamental de la presencia universal del PNUD y de su escala. 

Así pues, pedimos a todos los Estados Miembros que consideren la inversión en el PNUD como una inversión en la presencia mundial y el mandato de las Naciones Unidas para el desarrollo. A menudo, los dirigentes nos dicen que el PNUD es el rostro de las Naciones Unidas en sus países. Se nos respeta por nuestros conocimientos especializados, nuestra neutralidad política y por respaldar siempre la implicación nacional. 

Conclusión

Esta Reunión Ministerial indica firmemente que hay un entendimiento común sobre las perspectivas futuras para el desarrollo y para el PNUD como aliado “confiable y estratégico”. 

Les agradecemos su presencia, su liderazgo y su generosidad en la acción, las ideas y el compromiso con nuestra agenda común, así como la confianza que han expresado en el PNUD. Su inspiración y sus recomendaciones ayudarán a guiar nuestra labor futura.

Para concluir, deseo expresar un agradecimiento especial a todos los que han viajado a Nueva York para ayudar a dar forma a nuestro futuro, y al equipo del PNUD, encabezado por Michael O'Neill y respaldado por todos los directivos superiores del PNUD, que organizó esta reunión extraordinaria. Estamos en deuda con todos ustedes por sus contribuciones, así como con todo nuestro personal en todo el mundo, que trabaja con dedicación en favor de las personas y el planeta.

PNUD En el mundo

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe