Helen Clark: discurso en la presentación mundial del Informe sobre Desarrollo Humano 2014

24 jul 2014

Sala Internacional de Conferencias U Thant
Universidad de las Naciones Unidas
Tokio (Japón)
Jueves, 24 de julio de 2014

Me complace sobremanera presentar el Informe sobre Desarrollo Humano 2014, Sostener el progreso humano: Reducir vulnerabilidades y construir resiliencia en Japón, un líder reconocido en la reducción del riesgo de desastres y en la seguridad humana. Muchas gracias, Primer Ministro Abe, por su voluntad de participar hoy en esta presentación mundial.

El tema de este 23º Informe sobre Desarrollo Humano a nivel mundial es especialmente oportuno. Mientras los países se preparan para hacer un último esfuerzo por alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio, el aumento de la inestabilidad se ha convertido en la nueva norma, con desastres y crisis que amenazan con detener o invertir los progresos alcanzados.

La República Árabe Siria, Sudán del Sur y la República Centroafricana son solo algunos de los países en los que se ha producido un retroceso en materia de desarrollo humano debido a las consecuencias de graves conflictos violentos. Los fenómenos meteorológicos extremos, como el tifón de noviembre pasado en Filipinas y las inundaciones de mayo en todo el territorio de Bosnia y Herzegovina, Serbia y Croacia, pueden dar lugar a la pérdida de vidas y la destrucción de medios de subsistencia e infraestructura, invirtiendo los logros del desarrollo en apenas unas horas. Aquí, en Japón, y en mi propio país, Nueva Zelandia, los terremotos y sus repercusiones también han devastado comunidades.

Sin embargo, el impacto de las crisis en el desarrollo y el número de vidas perdidas, no son iguales en todas partes. Ello se debe, como lo muestra este Informe sobre Desarrollo Humano, a que hay políticas y medidas que pueden adoptarse para reducir la vulnerabilidad y ayudar a fomentar la resiliencia de las personas y las comunidades para que puedan resistir las conmociones.

Nadie puede suponer que esto es fácil. El Informe sobre Desarrollo Humano estima que hay casi 1.500 millones de pobres multidimensionales en 91 países en desarrollo, es decir, que padecen privaciones múltiples superpuestas en materia de educación, salud y nivel de vida. Se considera que otras 800 millones de personas corren el riesgo de volver a caer en la pobreza. Esto nos recuerda que no es suficiente sacar a las personas de la pobreza; debemos velar por que no vuelvan a caer en ella.

Teniendo esto presente, el Informe formula un llamado al logro del acceso universal a los servicios sociales básicos, como la salud y la educación; medidas de protección social más firmes, incluidas pensiones para las personas de edad y prestaciones de desempleo; y un compromiso con el pleno empleo. Todas las medidas que se adopten en tal sentido reducirán la vulnerabilidad.  

El Informe sostiene que la prestación universal de servicios sociales básicos es viable en todos los países, incluso en los pobres. Se trata de una buena inversión que consolida los beneficios en materia de desarrollo, promueve la cohesión social y aumenta la resiliencia de las sociedades en su conjunto frente a la adversidad.

El Informe exhorta a que las instituciones y las leyes tengan más en cuenta las necesidades y creen sociedades más justas e incluyentes. Según el informe, las instituciones y leyes de este tipo son particularmente importantes para los grupos de personas consideradas "estructuralmente vulnerables", a menudo debido a la discriminación y la exclusión por motivos de género, etnia, tipo de empleo o condición socioeconómica, por citar solo algunos factores.  

En el Informe también se presentan pruebas sobre la forma en que las vulnerabilidades varían a lo largo del ciclo de vida. Los reveses en algunos períodos, como la primera infancia, la niñez, la transición de la escuela al trabajo y la vejez, pueden ser especialmente difíciles de superar. Las inversiones selectivas y oportunas durante estos períodos delicados de la vida de las personas nos ayudan a alcanzar nuestro potencial pleno.

Independientemente de cuan eficaces sean las políticas de reducción de la vulnerabilidad individual y social, las crisis, en particular las causadas por desastres naturales, seguirán ocurriendo y podrían tener consecuencias destructivas. El fomento de la capacidad nacional para predecir y prevenir los conflictos y los disturbios, así como la inversión en la preparación para casos de desastre y la recuperación, permiten a las personas y sus comunidades y países gestionar y mitigar las crisis y recuperarse más rápidamente de las conmociones.

En este sentido, felicito a Japón por el apoyo que ha dado al Marco de Acción de Hyogo para 2005-2015, Aumento de la Resiliencia de las Naciones y las Comunidades ante los Desastres, y por haber accedido a servir de sede de la Tercera Conferencia Mundial sobre la Reducción del Riesgo de Desastres, que se celebrará en marzo de 2015.

Las conclusiones del informe son una contribución importante al proceso de renovación del Marco de Acción de Hyogo y a la formulación de la agenda para el desarrollo sostenible post-2015, que sustituirá a los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Por primera vez se han examinado en conjunto los conceptos paralelos de vulnerabilidad y resiliencia desde la perspectiva del desarrollo humano. Si se tiene en cuenta el contenido del informe, si se abordan las vulnerabilidades estructurales y del ciclo de vida, y si se hacen esfuerzos deliberados por aumentar la resiliencia frente a las crisis y los desastres, no me cabe la menor duda de que muchos de los reveses del desarrollo humano con que nos enfrentamos actualmente podrán evitarse.   

Liderazgo
thumbnail

Helen Clark entró en funciones como Administradora del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo el 20 de abril de 2009, convirtiéndose en la primera mujer en dirigir la organización. Es también Presidenta del Grupo de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

Ver más
Informe sobre Desarrollo Humano 2014
Sostener el Progreso Humano: reducir vulnerabilidades y construir resiliencia

El Informe resalta la necesidad de promover las oportunidades de vida de las personas así como de proteger los logros alcanzados en el desarrollo humano.

Ver más IDH