Rebeca Grynspan: Lanzamiento del Informe sobre Desarrollo Humano 2013 en Madrid, España

11 abr 2013

Presentación de Rebeca Grynspan, Secretaria General Adjunta de las Naciones Unidas y Administradora Adjunta del PNUD, con motivo del Lanzamiento del Informe sobre Desarrollo Humano 2013: “El ascenso del Sur: progreso humano en un mundo diverso”
Madrid, España

Gracias por su amable introducción, Señor Ministro.

Distinguidos invitados, me alegro de estar aquí en Madrid para lanzar el Informe sobre Desarrollo Humano 2013 – “El ascenso del Sur: progreso humano en un mundo diverso". Este informe examina un mundo que esta cambiando rápidamente: los nuevos actores y tendencias, y las implicaciones para el desarrollo.  

Me siento especialmente honrada de presentar este informe en España, un país amigo, que ha apostado por el multilateralismo y por el PNUD.

La cooperación que ustedes nos han proporcionado por tanto tiempo y para tantos países y pueblos alrededor del mundo ha sido de gran ayuda para avanzar el desarrollo humano en todo el mundo y la agenda de los ODM. Muchos escépticos cuestionan la eficacia de la cooperación y sin duda todos tenemos que trabajar más duro porque cada dólar gastado se gasten bien, para que realmente pueda ayudar a los hombres y mujeres que luchan alrededor del mundo. 

Sim embargo, el progreso debe destacarse, para que podamos redoblar nuestro compromiso de alcanzar los desafíos restantes y apoyar los esfuerzos de los millones de personas que aún siguen esperando una oportunidad para sacar a sus familias de la pobreza y la discriminación, y así construir sociedades más justas, equitativas y basadas en los derechos para todos sus ciudadanos.

Este informe, el 22 en la serie mundial del informe sobre desarrollo humano, tiene dos mensajes claves, en los que quiero centrarme:

  • Dar cuenta de la transformación de muchos países en desarrollo en economías no solo y dinámicas, sino motores del crecimiento mundial, con creciente influencia política y políticas sociales innovadoras, y el impacto positivo sobre el progreso en desarrollo humano alrededor del mundo que este fenómeno acarrea.
  • Segundo, que esta tendencia positiva y su impacto serán difíciles de sostener sin una nueva forma de pensar, particularmente alrededor de la sostenibilidad y la equidad, así como en los esquemas de gobernanza global.

REEQUILIBRIO GLOBAL: El ascenso del Sur
Nos encontramos en un punto de inflexión en la historia mundial.
Por primera vez en 150 años la producción económica combinada de las tres principales economías del Sur – Brasil, China e India – equivale hoy en día al de seis de las economías más grandes del Norte en términos de paridad de poder adquisitivo (PPA) –no así en términos per cápita, ver cuadro.

Para 2020, según las proyecciones realizadas para el informe, la producción económica combinada de estos tres países en desarrollo superará la producción agregada de los Estados Unidos, Alemania, Reino Unido, Francia, Italia y Canadá. Y para 2050 esos mismos tres países se predice que sean el doble de la producción de los 6 países del Norte, una vez más, en términos de PPA.

Una proporción significativa de este dinamismo está impulsada por el comercio internacional, la inversión extranjera directa y alianzas tecnológicas en el Sur mismo en el marco de la globalización, ya que este fenómeno ha ocurrido como parte de una tendencia hacia economías más abiertas, que no se centran únicamente en el desarrollo interno sino en el intercambio con otros países, aunque un mejor balance entre el mercado interno y el mercado externo es parte de lo que está pasando ahora.

NUEVOS PATRONES DE COMERCIO
La proporción Sur-Sur del comercio mundial de mercancías, por ejemplo, ha aumentado de menos de ocho por ciento en 1980 a más de veinticinco por ciento en 2011, con un crecimiento particularmente notable en la última década.

La innovación y el emprendimiento en el Sur también se están expandiendo, como señala el informe. Más opciones de política y más soluciones a los retos del desarrollo están viniendo del Sur mismo, lo cual nos lleva a recordar de una manera más clara y más concreta la verdad reconocida de que "no hay una medida única para todos los países" en términos de las soluciones al desarrollo. 

LA EXPANSION DE LA CLASE MEDIA
Pero estos cambios van mucho más allá de los cambios a las economías. Abarcan un genuino desarrollo humano. A través de todos los continentes, las condiciones de vida y las perspectivas de millones de personas han mejorado de manera importante como he mencionado antes.

Debido a que los niveles de vida han aumentado en todo el mundo, la clase media global ha crecido, definidos como aquellos con ingresos o gastos de $10 a $100 por día. En 2030, más de cuatro quintas partes de la clase media del mundo vivirá en países en desarrollo. Una clase media creciente significa un número cada vez mayor de personas que esperan mejor educación y salud, mejores servicios, y que exigen gobiernos más eficaces y responsables, con mejor rendición de cuentas y mejores instituciones. Es una clase media que pide más voz y participación.

Como se muestra en esta lamina, la región de Asia y el Pacífico está liderando este proceso. Para 2020 será hogar de aproximadamente la mitad de la clase media del mundo. Para 2030 vivirán dos de cada tres personas de clase media en dicha región.

Al mismo tiempo, la difusión rápida de la tecnología, incluidas las tecnologías de información y comunicación, está permitiendo a mucho mayor número de personas interactuar a través de las fronteras y compartir sus expectativas con el resto del mundo.

El informe sostiene que esta mayor conectividad tiene implicaciones económicas y políticas. Desde la Banca móvil, que es más barato y más fácil que la banca tradicional, a una red creciente de personas que pertenecen a una especia de “sociedad civil global” que aboga por diferentes temas de desarrollo, desde cambio climático, medicamentos asequibles, y en algunos casos por la acción política (primavera árabe).

Rápido progreso en desarrollo humano
Sin embargo, no basta simplemente describir el ascenso del Sur y observar estas tendencias. El desafío es entender las causas de lo que está sucediendo con el fin de acelerar el progreso del desarrollo humano en la mayor cantidad de países.

El informe 2013 contribuye a esto al documentar el estado actual del desarrollo humano, incluyendo las persistentes desigualdades, la exclusión y la discriminación que son obstáculos al desarrollo humano; y revisar las experiencias de países que lo han hecho mejor, alcanzando niveles superiores a los esperados en sus IDH entre 1990 y el 2012, para así informar decisiones de política en otras partes.

El informe revela que en las últimas décadas, casi todos los países han mejorado su índice de desarrollo humano. Esto refleja avances en educación, salud e ingresos en todo el mundo. De hecho, desde 1990, todos los países menos dos – Zimbabue y Lesoto - han logrado mejoras notables en su nivel de IDH. Algo que debemos celebrar.

La historia presentada en este informe del ascenso del Sur no es sólo sobre Brasil, China e India, sino sobre más de cuarenta países que tuvieron un  progreso en su nivel de IDH entre 1990 y 2012 mayor de lo esperado, y sobre cómo otros países pueden acelerar su progreso hacia el futuro.

El informe presta especial atención a los dieciocho países que se muestran en este gráfico para describir sus diversos caminos hacia el éxito, demostrando que un rápido desarrollo centrado en las personas puede darse en países con historias muy diferentes; con puntos de partida muy diferentes; y con diferentes recursos naturales. Esto incluye un conjunto diverso de países de alto desempeño, grandes y pequeños, y de todas las regiones del mundo: Ghana y Uganda en África subsahariana; Bangladesh e India en Asia meridional; Túnez en los Estados Árabes; China, Indonesia y Vietnam en Asia sudoriental; Brasil, Chile y México en América Latina.

  • Analizando en profundidad en estos países, el informe identifica tres factores clave que contribuyeron a su rápido progreso: un estado estratégico, proactivo y enfocado en el desarrollo;
  • una inserción exitosa en los mercados globales, mientras se perseguía al mismo tiempo un crecimiento inclusivo; y
  • políticas sociales innovadoras.

Nuestro análisis confirma un mensaje encontrado en cada uno de los informes sobre desarrollo humano: el crecimiento económico no se traduce automáticamente en desarrollo humano. Una significativa inversión en las personas - en educación y habilidades y en nutrición y salud, es vital y constituyen una buena parte de la explicación del por qué del rápido crecimiento del Sur. Es importante tener esto en cuenta explícitamente, ya que se ha prestado mucha atención a la inversión en infraestructura en la explicación de los éxitos del Sur mientras que las inversiones en educación, salud y nutrición a veces es pasada por alto.

Al mismo tiempo, los países exitosos han reconocido que el crecimiento debe ser inclusivo para poder mantenerse. Vemos una y otra vez que el crecimiento acompañado por creación de empleos y reducción de la desigualdad forma un círculo virtuoso de desarrollo. Una excesiva desigualdad es mala no sólo para los pobres. Es mala para todos.

Pocos países han sostenido un rápido crecimiento sin niveles sustanciales de inversión pública, no sólo en infraestructura sino también en las políticas sociales, particularmente en salud y educación. Programas de protección social innovadores, incluyendo programas de transferencias condicionadas como Oportunidades en México y Bolsa Familia en Brasil han ayudado a mejorar las condiciones de los grupos pobres y marginados, subsanar el vacío en los ingresos, la salud y la educación y por lo tanto, reducir las desigualdades en algunos de los aspectos más importantes para el desarrollo humano. De hecho, mientras que la desigualdad de ingresos ha aumentado en los últimos años en muchas partes del mundo, incluyendo los países del Norte, la misma ha disminuido para la mayoría de los países latinoamericanos.

El informe se concentra de manera importante en la importancia de las políticas sociales, basándose en una serie de historias exitosas. Ghana e Indonesia invirtieron en sistemas educativos de alta calidad. México y Ruanda impulsaron los servicios de salud. Y Brasil, India y China, aunque de diferentes formas y ámbitos, construyeron sistemas protección social de base amplia para proteger a los más vulnerables e impulsar el desarrollo.

Pero este progreso no ha sido uniforme y persisten graves desigualdades entre países y al interior de los mismos. Por ejemplo, el informe muestra que:

El ingreso nacional bruto promedio para el grupo de países con IDH muy alto es veinte veces más que el de los países con IDH bajo; La esperanza de vida es más de un tercio mayor en los países con IDH muy alto que en los países con IDH bajo, con diferencias mayores entre los valores más extremos (por ejemplo más de 81 años en España, Noruega, Japón y Suiza comparado con menos de 50 años en el Chad, la República Centroafricana, Afganistán, entre otros); y un niño en un país de IDH alto espera pasar casi dos veces más tiempo en la escuela que uno de un país de IDH bajo (otra vez las diferencias son mucho mayores cuando se comparan los extremos - por ejemplo llega a 16,4 años en España y casi 20 años en Australia, pero sólo 4.5 en Sudán y 4.6 en Eritrea).

DH Ajustado por la desigualdad
Las desigualdades persisten también al interior de los países –por eso en 2010 se calcularon índices complementarios al IDH que daban cuenta del efecto de la desigualdad, las carencias y la exclusión, las denominadas "dimensiones ausentes" del IDH, y así aumentaban la capacidad explicativa del IDH más allá de los promedios.

El IDH ajustado por la desigualdad (IDH-D) intenta capturar la pérdida en el potencial de desarrollo humano debido a la desigualdad, dadas las desigualdades que se reflejan en cada dimensión del IDH: esperanza de vida, educación e ingresos. De los 132 países para los cuales hubo datos disponibles en 2012, la pérdida promedio de IDH debido a la desigualdad fue del 23 por ciento.

Al revisar las tendencias de 66 países desde 1990 en el IDH ajustado por la desigualdad (IDH-D), este gráfico muestra que en promedio los países perdieron un 28 por ciento de su valor del IDH debido a la desigualdad. La desigualdad en el ingreso aumentó anulando la reducción en la desigualdad en salud y educación.

Este ejercicio se realizó también con respecto a la equidad de género y en los datos de este año se presentó el índice de desigualdad de género (IDG), el cual refleja la desventaja de género en tres dimensiones – salud reproductiva, el empoderamiento y el mercado de trabajo. Los datos sugieren que la pérdida promedio de logros (en las dimensiones del índice) fue 46,7 por ciento.

Por último, el índice de Pobreza Multidimensional (IPM) reconoce que la pobreza no es sólo sobre la existencia de un ingreso adecuado, sino que examina las carencias a nivel del hogar en las tres dimensiones del IDH (nivel de vida, salud y educación) y como dichas carencias se solapan. Con esta medida, el informe revela que 1,56 billones de personas viven en la pobreza multidimensional, un número significativamente mayor de 1,14 billones estimado utilizando el valor de pobreza monetaria de $1,25 al día.

Mantener el impulso
Los éxitos del pasado no son ninguna garantía para el futuro. La pregunta clave para el mundo en este momento, tanto en el Norte como el Sur, es ¿cómo podemos mantener desarrollo humano para las generaciones venideras?

El informe aborda una gama de desafíos y sugiere cuatro áreas prioritarias de atención:

  • gestionar el cambio demográfico;
  • hacer frente a las presiones ambientales;
  • promover la equidad y la lucha contra la exclusión y la discriminación, en particular entre los hombres y mujeres; y,
  • activar una mayor voz y participación de los ciudadanos, incluidos los jóvenes.

Permítanme mencionar brevemente cada uno de ellos.

En países con poblaciones en rápido crecimiento, debe gestionarse las presiones que esto genera sobre la infraestructura, los recursos naturales y los ecosistemas. En otros países cuyas poblaciones están envejeciendo rápidamente, los desafíos incluyen encontrar los recursos necesarios para el cuidado de los ancianos. Sin embargo, como sostiene el informe, la demografía no es el destino. Los países pueden beneficiarse de lo que se denomina "bono demográfico", lo cual ocurre cuando la parte de la población en edad laboral aumenta con respecto a los dependientes. Para esto, una población educada y políticas laborales para que los jóvenes que ingresan a la fuerza de trabajo pueden encontrar un trabajo decente, son fundamentales. Igualmente, las políticas de apoyo a la economía del cuidado y la integración de la mujer al mercado laboral con trabajo remunerado también son claves!

El informe también reconoce los riesgos para el desarrollo mundial de las amenazas medioambientales. Estos riesgos tienen impacto en todos nosotros, pero son mayores para los países con menos capacidad de adaptación y para los más pobres dentro de los mismos. El cambio climático ya está intensificando las amenazas ambientales e impactando los medios de subsistencia de las personas.

IMPACTO DEL MEDIOAMBIENTE EN LA POBREZA
El informe señala un alto costo de la inacción: predice que otros 3 billones de personas podrían vivir en la miseria en 2050 si se materializa el peor escenario ambiental. En concreto, como se muestra en este gráfico, añadiendo un billón de pobres a África subsahariana y Asia, regiones que en el caso base habría visto una disminución en el número de personas que viven en la pobreza. Por lo tanto, el reporte exige una mayor ambición y compromiso en la lucha contra la degradación del medio ambiente.

Creo que en ese sentido, es importante recordar que en la última década, más de dos mil millones de personas se vieron afectadas por desastres cuyas pérdidas económicas se han estimado alrededor de 960.000 millones de dólares. Solo en los últimos dos años, se han registrado más de 700 desastres naturales en el mundo, que han afectado a más de 450 millones de personas. Solo en 2011 por ejemplo, los desastres naturales causaron un daño record contabilizado en 30,000 muertes y 380.000 millones de dólares.  

En otras palabras, la desigualdad frena el desarrollo, y nosotros sabemos que los gobiernos que no responden a las necesidades de los ciudadanos y ampliar las oportunidades para un crecimiento inclusivo y con participación política, corren el riesgo de perder su legitimidad.

El ascenso del Sur y las Estructuras Globales de Desarrollo
El planeta está cada vez más interconectado, a través del comercio, migración, tecnologías de información y comunicación entre otras cosas – y los nuevos desafíos emergentes para el desarrollo traspasan los límites nacionales, por lo que una acción coordinada y una mayor cooperación entre el Norte y Sur es necesaria para abordarlos con éxito.

Un mensaje claro del informe es que el ascenso del Sur tiene implicaciones para la gobernanza global.

La gobernanza global debe actualizarse. Los nuevos arreglos deben ser legítimos, responsables y transparentes, reconociendo la evolución geopolítica y por lo tanto dando mayor voz a los países del Sur.

El informe urge a la comunidad internacional a tomar en cuenta los recientes debates sobre la reforma de instituciones globales y a considerar nuevas e innovadoras formas de incorporar al Sur, se proponen también instituciones regionales más fuertes, y de hecho se apunta a casos exitoso como la CAF (de la cual España es miembro) que entre 1991 y 2007 ha cuadruplicado su financiamiento al desarrollo. 

En este sentido, sin embargo, se necesita un “pluralismo coherente”, es decir que la proliferación de acuerdos en los ámbitos regionales o sub-regionales se debe realizar de una manera complementaria a las iniciativas multilaterales globales, así como un fortalecimiento de la acción colectiva para abordar desafíos globales. 

$10 TRILLONES PARA LA INVERSION
Igualmente, el informe sostiene que el Sur sí mismo puede ser una fuerza poderosa en el desarrollo global, dado que los países en desarrollo no sólo son importantes socios comerciales  y de inversión de otros países en desarrollo, sino también son cada vez más proveedores de cooperación Sur-Sur para el desarrollo.

Una cantidad importante de reservas internacionales están en poder de los países en desarrollo, por ejemplo. Unos dos tercios de las reservas del mundo $ 10,2 trillones – y sobre tres cuartas partes de los $4,3 trillones en activos controlados por fondos soberanos de riqueza en todo el mundo - están en poder del Sur. Una inversión prudente de estos recursos puede contribuir considerablemente al desarrollo humano.

Conclusión
Este informe sobre el ascenso del Sur llega en un momento en que la comunidad internacional está atenta a lo que será la agenda de desarrollo posterior-2015 y las metas de desarrollo sostenible.

Espero que este informe sea visto como valioso a este proceso ya que aporte a nuestra comprensión del estado actual del desarrollo mundial y demuestra cuánto se puede aprender de las experiencias exitosas del Sur.

El reto ahora – para el PNUD, para España, para todo el mundo - es mantener el progreso, pero lograrlo a través de un equilibrio entre las políticas sociales y económicas, y dentro de los límites que marca la naturaleza.

Debemos capitalizar la creciente influencia del Sur, así como en la cooperación global entre todos los países para impulsar nuestro mundo hacia un camino de desarrollo sostenible e incluyente para todos.

Sobre la autora
thumbnail

Rebeca Grynspan es Secretaria General Adjunta de la ONU y Administradora Asociada del PNUD. Fue Representante Delegada de la ONU en la Comisión Interina para la Reconstrucción de Haití, integrada por funcionarios del gobierno de Haití, el ex-presidente de los Estados Unidos, Bill Clinton, y otros socios internacionales de alto nivel.

 

Síguele en Twitter: @RGrynspan

saber más
IDH 2013
“El ascenso del Sur: progreso humano en un mundo diverso”

El Informe examina el profundo cambio que están experimentando las dinámicas globales con el rápido ascenso de poderes de los países en desarrollo y la importante implicación de este fenómeno para el desarrollo humano.

Descargue el Informe Completo
Síguenos