Helen Clark: Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza

17 oct 2012

Mensaje de la Administradora del PNUD con ocasión del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza

El Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza ofrece una oportunidad para la reflexión sobre el progreso hacia los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM).

El más reciente informe de logros de los Objetivos de Desarrollo del Milenio indica que en 2010 se cumplió el objetivo mundial de reducir a la mitad la proporción de personas que viven con menos de $1,25 por día. Desde 1990, cientos de millones de personas no viven ya en la extrema pobreza y tienen la oportunidad de vivir una vida mejor.

También se han alcanzado los objetivos de expansión del acceso a fuentes mejoradas de agua y de la mejora significativa de las vidas de no menos de 100 millones de habitantes de barrios marginales. Por otra parte, en la última década, el número mundial de muertes por paludismo disminuyó en casi un tercio, y muchos países han alcanzado una gran paridad entre niñas y niños en la matrícula de enseñanza primaria.

Los Objetivos de Desarrollo del Milenio han conseguido crear una agenda común que une a países y pueblos de todo el mundo. Sus metas claras y mensurables establecidas con plazos concretos se han centrado en la mayoría de los indicadores básicos del desarrollo humano sostenible.

Pero es preciso realizar un mayor esfuerzo para mantener estos avances y llegar a quienes todavía no han percibido estas mejoras. Las disparidades dentro y entre los países siguen siendo impresionantes. Las instituciones sobrecargadas y mal preparadas, el descuido en el sector agrícola, la falta de servicios de saneamiento y energía, la malnutrición crónica y la discriminación contra las mujeres y las niñas, las minorías étnicas y otros grupos siguen constituyendo barreras para el progreso en muchos países.

Las experiencias de los países que luchan por lograr los Objetivos de Desarrollo del Milenio ofrecen información esencial sobre la forma de avanzar después de la fecha límite de 2015. Por experiencia sabemos que la implicación y el liderazgo nacionales son fundamentales para alcanzar el éxito. Sabemos que la igualdad de género, el mejoramiento de la salud y el acceso a la energía pueden impulsar el progreso hacia los objetivos. Sabemos que las asociaciones funcionan, y que las inversiones dirigidas propician mejoras rápidas. Sabemos que la aplicación de políticas eficaces, tomadas a partir de lo que funciona, puede conducir a un cambio radical. Y sabemos que en nuestro mundo, cada vez más interdependiente y volátil, el desarrollo solo puede tener éxito y perdurar si es desarrollo sostenible.

Hoy tenemos motivos para celebrar los avances logrados para erradicar la pobreza extrema, pero debemos seguir trabajando juntos en aras de su erradicación. Espero que el programa de desarrollo mundial después de 2015 refleje este nivel de ambición.

Liderazgo

Helen Clark entró en funciones como Administradora del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo el 20 de abril de 2009, convirtiéndose en la primera mujer en dirigir la organización. Es también Presidenta del Grupo de las Naciones Unidas para el Desarrollo, un comité compuesto por los directores de todos los fondos, programas y departamentos de la ONU que trabajan en cuestiones relacionadas con el desarrollo.

VER MÁS
Objetivos Desarrollo del Milenio
thumbnail



Con meta en 2015, los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) proporcionan un marco a toda la comunidad internacional para trabajar juntos hacia un objetivo común, asegurándose de que el desarrollo humano llegue a todas partes.

SABER MÁS