Rebeca Grynspan: Foro de la Nueva Economía

09 oct 2012

Rebeca Grynspan
Secretaria General Adjunta y Administradora Asociada del PNUD
Foro Nueva Economía
9 de octubre de 2012, Madrid

Me complace sobremanera estar hoy aquí en nombre del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, mi agradecimiento al Foro de la Nueva Economía  por servir de anfitrión de la actividad que realizamos hoy y por invitarme. Un agradecimiento también muy especial a Gonzalo Robles, Secretario General de Cooperación internacional para el desarrollo del Ministerio de Relaciones Exteriores y Cooperación, por estar aquí, por sus palabras de introducción, por su compromiso y por su apoyo a la agenda para el desarrollo del PNUD. 

Asimismo, muchas gracias a la Campana del Milenio y muy especialmente a su oficina en España, Amalia Navarro y Anna Ortubia, y a Carlos Jimenez de la oficina de la ONU para Europa por haber organizado esta presentación y haberme apoyado a lo largo de mi misión en España estos días.

Muchas gracias a todos ustedes por su presencia esta mañana.

Como siempre, es un placer estar una vez más en España en representación del Programa de Naciones Unidas sobre el Desarrollo, el organismo de la ONU que está presente en 177 países y territorios, trabajando con los gobiernos y los ciudadanos para buscar soluciones a los retos de un mundo global en rápido cambio. 

Vengo aquí ante Uds. para hablar de lo que se ha logrado trabajando todos juntos: gobiernos, familia de Naciones Unidas, sector privado y sociedad civil – y del poder que pueden tener unos objetivos acordados internacionalmente cuando parten de una visión común,  unas metas compartidas, unos objetivos medibles y monitoreables y una fecha límite para lograrlos. 

Hablo de los Objetivos de Desarrollo del Milenio resumidos en ocho metas acordadas por un total de 192 países que suscribieron la Declaración del Milenio en el año 2000 y se comprometieron a erradicar la pobreza extrema y el hambre, lograr la enseñanza primaria universal, promover la igualdad de género, reducir la mortalidad infantil, mejorar la salud materna, combatir el VIH/SIDA y otras enfermedades como la malaria y la tuberculosis, garantizar la sostenibilidad del medio ambiente y crear una asociación global para el desarrollo – todo ello para 2015.

Cuando se firmó este compromiso pocos imaginaron que iban a tener tanto éxito. En realidad aún internamente en UN había mucho escepticismo sobre su utilidad.

Qué se ha logrado. El Informe de progreso de los ODM de este año pone de relieve importantes avances.

Algunos ejemplos. Tomando como base el año 1990:

  • Por primera vez desde que comenzaron a analizarse las tendencias de la pobreza, tanto la cantidad de personas que viven en la pobreza extrema como las tasas de pobreza cayeron en todas las regiones en desarrollo, incluyendo África subsahariana, donde esas tasas son las más altas.
  • Las estimaciones indican que la tasa de pobreza de gente que vive con 1,25 dólares al día cayó en 2010 a menos de la mitad de la tasa de 1990. Si ese resultado se confirma, la primera meta de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (reducir la tasa de pobreza extrema a la mitad de su nivel de 1990) habrá sido alcanzada a escala mundial mucho antes de 2015.
  • El mundo ha cumplido la meta de reducir a la mitad la cantidad de personas sin acceso al agua potable, mediante el acceso a fuentes de agua potable mejoradas, como suministro por cañería y pozos protegidos. Entre 2000 y 2012, más de 200 millones de personas lograron el acceso a fuentes de agua mejoradas, a instalaciones de saneamiento mejoradas o a viviendas durables y menos hacinadas.
  • En la última década, el número de muertes a nivel mundial de malaria se redujo en casi un tercio, la cantidad de infecciones con el VIH ha disminuido un 21% desde 1997 y las muertes por causas relacionadas también ha disminuido dado el mayor acceso a los medicamentos. Estas acciones han salvado millones de vidas en el mundo entero
  • Se han dado grandes avances en la extensión de la educación primaria y muchos países han alcanzado cerca de la paridad en la educación primaria entre niños y niñasY la mortalidad infantil sigue descendiendo en todo el mundo, a pesar del crecimiento de la población. La cantidad de muertes de niños menores de cinco años ha disminuido desde 12 millones en 1990 hasta 7,6 millones en 2010

Numerosos países, de Malawi a Bangladesh, de Ecuador a la India ha avanzado enormemente en el logro de  los Objetivos del Milenio.

Y algunos de los avances más significativos de los últimos años se han producido en los países más pobres.

Por ejemplo, en el África Sub Sahariana la media de reducción de la tasa de mortalidad infantil en niños menores de cinco años se ha acelerado, doblándose  entre los periodos 1990-2000 y 2000-2010. Siete de los países menos desarrollados - Burundi, Madagascar, Ruanda, Samoa, Sao Tome, Togo y la República Unida de Tanzania ha logrado o casi logrado el objetivo de lograr la educación primaria universal.

Sin duda alguna, los ODM lograron crear  una agenda de desarrollo común que ha unido a los países y pueblos de todo el mundo. Se logro traducir la agenda global en un marco de acción a nivel nacional influyendo las políticas publicas.  Sin duda indicadores claros y medibles y un sistema de monitoreo y rendición de cuentas además de las campañas y la movilización de la sociedad civil, ha logrado atraer la atención de los gobernantes y autoridades nacionales que se han visto juzgados por las opinión pública interna y externa de acuerdo a los avances logrados en los indicadores del milenio lo que ha generado en muchos países un círculo virtuoso de acción en la implimentacion de políticas de desarrollo humano

Sin embargo, aún queda mucho trabajo por hacer ya que hay objetivos del Milenio que muestran un rezago, especialmente en la lucha contra el hambre que se ha estancado en muchas regiones,  el insuficiente avance en reducir la mortalidad materna en un 75% y la sostenibilidad del medio ambiente.

También es importante llamar la atención sobre las desigualdades al interior de estos logros agregados. Desigualdades que existen entre regiones, países y al interior de los países.

Las diferencias dentro de cada país, así como las diferencias entre países, siguen siendo demasiado alarmantes. La discriminación contra mujeres y niñas, así como discriminación contra minorías étnicas y otros grupos minoritarios siguen siendo, entre otros, obstáculos para el alcance de los ODM en muchos países.

La importancia de contar con un programa de desarrollo común ha sido reconocida por España que tiene un record ejemplar en el trabajo conjunto, ya sea a través del sistema de Naciones Unidas, o de forma bilateral, apoyando a los países a lograr los ODM.

España ha sido un socio confiable y permanente en la lucha mundial contra la pobreza y ha proporcionado un ejemplo de solidaridad y compromiso con los ODM.  Esto se ha reflejado en importantes compromisos financieros canalizados a través del sistema multilateral de las Naciones Unidas, como es el caso del Fondo para el  Logro de los ODM creado en 2006 con una dotación de aproximadamente $ 800 millones de dólares para el  sistema de naciones unidas a través del PNUD.

Este Fondo ha sido fundamental para incentivar el trabajo conjunto y coordinado del SNU con la participación de mas de 25 agencias y logro impulsar de manera significativa los esfuerzos nacionales para alcanzar los ODM a través de la ejecución de 130 programas conjuntos en 50 países,  en temas críticos que van desde la nutrición infantil, el empleo juvenil, el empoderamiento de las mujeres, medio ambiente y el cambio climático y la cultura y el desarrollo.

Además en su diseño se ha privilegiado el abordaje de los problemas de desigualdad y la concentración en los ODMs que se estaban quedando rezagados tal que se garantizara el acceso a oportunidades de los grupos de población mas vulnerables y/o marginados, así como los habitantes de las regiones mas remotas y empobrecidas dentro de cada país.

La gran mayoría de los programas conjuntos combinan el apoyo de alto nivel a las políticas públicas, el trabajo dentro del marco legislativo y/o procesos de planificación a nivel nacional y local, con posteriores acciones concretas que involucran a la población local.

Muchas son las lecciones aprendidas de este proceso que deberá informar las decisiones que se tomen después del 2015.

Sabemos, por  experiencia, que la apropiación y el liderazgo nacional con respecto a las iniciativas de desarrollo son ingredientes fundamentales para el éxito. Asimismo, sabemos que la igualdad de género, la mejora de la salud y el acceso a la energía son claros catalizadores para impulsar el progreso a través de todos los Objetivos. Sabemos que el trabajo en asociación, y que las inversiones con metas específicas pueden conducir de manera mas eficiente a resultados concretos.

Sabemos que la buena gobernanza y una política pública eficaz, basada en lo que ha funcionado realmente, puede producir enormes cambios. Y sabemos, por último, que en nuestro mundo cada vez más interdependiente y cambiante, el desarrollo es duradero, únicamente si se trata de un desarrollo sostenible para que los logros actuales no se obtengan a expensas de las generaciones futuras. Y sabemos que también es importante que las personas participen activamente en el cambio y que el desarrollo humano es el mejoramiento  de la vida de las personas por medio de la ampliación de sus libertades y opciones.  

Se necesitará tiempo para destilar y aplicar todas las lecciones aprendidas de la experiencia de los ODM y llegar a un consenso para la agenda de desarrollo Post-2015. Sin embargo, mientras que aceleramos los esfuerzos para alcanzar las metas de los ODM para el 2015, debemos comenzar ya mismo a planificar las metas y objetivos futuros.

Un Equipo de Trabajo de la ONU, presidido conjuntamente por el PNUD y el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la Secretaría de las Naciones Unidas, ha venido trabajando sobre ello y ha propuesto en un primer documento los siguientes tres elementos para una agenda futura de desarrollo: Los Derechos Humanos, La Reducción de la Desigualdad y la Garantía de un Medio Ambiente Sostenible.

Además el Grupo de Desarrollo de las Naciones Unidas (UNDG) está apoyando un amplio proceso de consulta en más de cincuenta países sobre El futuro que queremos, y cada vez más países desean albergar estos diálogos. Igualmente se organizaran al menos nueve reuniones  temáticas a nivel global donde esperamos un papel muy dinámico de España. pondrá en marcha un Dialogo Global a través de las nuevas

Tanto el informe del Equipo de Trabajo de la ONU post-2015, como todos los procesos de consulta son aportaciones cruciales para el Panel de Alto Nivel del Secretario General sobre el Post-2015, así como de la labor del Grupo Abierto de Trabajo sobre las Metas de Desarrollo Sostenible establecidos en Rio +20.

En este momento ya se perfilan numerosos retos, que pueden poner en peligro lo logrado hasta el momento.  Las perspectivas económicas a nivel mundial siguen siendo inciertas

Por lo tanto es importante generar un mayor compromiso de todos con los Objetivos de Desarrollo del Milenio, porque detrás de cada uno de estos logros hay un individuo, un niño o una niña , una familia cuya vida ha mejorado,

Por lo tanto, la agenda de los Objetivos de Desarrollo del Milenio sigue estando plenamente vigente y lograrlos para 2015 debe ser una máxima prioridad para todos. Y todos nos debemos implicar en ello, Naciones Unidas, Gobierno, organizaciones de sociedad civil y sector privado – así como unos ciudadanos comprometidos. (Rio+20)

Todavía quedan cuatro años- cuatro años en los que es posible avanzar y construir sobre lo logrado  si se combinan estrategias eficaces, recursos suficientes y una firme y decidida voluntad política tanto en los países del Norte como del Sur.

Es por ello que este debate de hoy es tan importante– para transmitir que es posible alcanzar los Objetivos del Milenio, que es una responsabilidad compartida y a la vez que ya debemos trabajar juntos para un nuevo marco universal común para construir el futuro de crecimiento equitativo y sostenible que todos queremos.

Sobre la autora
thumbnail

Rebeca Grynspan es Secretaria General Adjunta de la ONU y Administradora Asociada del PNUD. Fue Representante Delegada de la ONU en la Comisión Interina para la Reconstrucción de Haití, integrada por funcionarios del gobierno de Haití, el ex-presidente de los Estados Unidos, Bill Clinton, y otros socios internacionales de alto nivel.

 

Síguele en Twitter: @RGrynspan

saber más
VIDEO del evento
Objetivos Desarrollo del Milenio
thumbnail



Con meta en 2015, los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) proporcionan un marco a toda la comunidad internacional para trabajar juntos hacia un objetivo común, asegurándose de que el desarrollo humano llegue a todas partes.

SABER MÁS
Informe 2012: Objetivos de Desarrollo del Milenio
thumbnail

Alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio para 2015 es difícil pero no imposible. Depende mucho de que se cumpla el Objetivo 8: la alianza mundial para el desarrollo. No debe permitirse que las actuales crisis económicas que afectan a gran parte de los países desarrollados ralenticen o reviertan los avances conseguidos

Descargar Informe