Costos socioeconómicos del Zika pueden llegar a hasta 18 mil millones de dólares en Latinoamérica y el Caribe

06-abr-2017

Una joven de 15 años carga a su bebé de 4 meses, nacido con microcefalia. Foto: UNICEF/Ueslei Marcelino

La epidemia tendrá un impacto a largo plazo, según nuevo informe del PNUD y la FICR, afectando desproporcionadamente a las comunidades más pobres y vulnerables y podría contribuir al aumento de las desigualdades en la región.

Nueva York, 6 de abril de 2017 El impacto socioeconómico por la reciente propagación del virus del Zika en América Latina y el Caribe ascenderá a valores entre 7 a 18 mil millones de dólares entre 2015 y 2017, según un estudio presentando hoy por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), en alianza con la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR).

El nuevo informe "Impacto socioeconómico del virus del Zika en América Latina y el Caribe: Brasil, Colombia y Surinam como estudios de caso" concluye que la epidemia del Zika tendrá un impacto económico significativo a corto y largo plazo en la región, en los ámbitos sociales, económicos y en términos de desarrollo humano.

"Hay pérdidas tangibles en el PIB, con un impacto especial en las economías fuertemente dependientes del turismo, y tensiones en los sistemas de salud. Además, las consecuencias del virus del Zika a largo plazo amenazan décadas de desarrollo social y ganancias en materia de salud que habían sido duramente alcanzadas, también ralentizando el progreso hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible" dijo Jessica Faieta, Subsecretaria-General de las Naciones Unidas y Directora del PNUD para América Latina y el Caribe.

Al presentar el informe, Magdy Martínez-Solimán, Subsecretario-General de la ONU y Director de la Oficina de Políticas y Apoyo de Programas del PNUD afirmó: "El Zika nos recuerda que todos los países y pueblos siguen siendo vulnerables a las enfermedades infecciosas emergentes, y que éstas afectan principalmente a las poblaciones más pobres, trayendo consigo implicaciones sociales y económicas para comunidades, territorios y naciones enteras".

El Zika está afectando desproporcionadamente a los países más pobres de la región, así como a los grupos más vulnerables dentro de cada país. Si bien se han hecho esfuerzos concertados para controlar la propagación del Zika en los tres países estudiados, el informe muestra que las respuestas nacionales contra el virus en la región han enfrentado varios retos, entre ellos la modesta capacidad de vigilancia y sistemas de diagnóstico, los esfuerzos de prevención, asignación de recursos y la coordinación. Disparidades sociales persistentes y una desigual cobertura de los servicios de salud han dificultado el alcance de las respuestas nacionales a los grupos más vulnerables.

"El virus del Zika ha puesto de manifiesto, una vez más, el rol clave que desempeñan las comunidades y los trabajadores locales de salud durante las emergencias sanitarias", dijo Walter Cotte, Director Regional para las Américas de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja. "Destinar recursos a la participación de la comunidad en la respuesta al Zika puede derivar en alianzas locales más fuertes, promoción de la resiliencia, construcción de liderazgo y ayudar a reducir el estigma. Para ello, tenemos que seguir promoviendo la coordinación a todos los niveles y reforzar el papel de la Cruz Roja como un auxiliar a las autoridades públicas”.

El Caribe es el más afectado, con un impacto cinco veces mayor que el de Sudamérica. Más del 80% del costo estimado en pérdidas, en un periodo de tres años, se debe a la reducción de los ingresos por el turismo internacional, con la posibilidad de llegar a 9 mil millones de dólares en tres años, o 0,06% del PIB anual.

Si bien se espera que economías más grandes como Brasil se lleven la mayor parte del costo absoluto, los países más pobres sentirán los impactos más severos, perdiendo 1,13% (Haití) y 1,19% (Belice) del PIB anualmente en el escenario de alta tasa de infección. Los costos indirectos podrían ser sustanciales. Las estimaciones sugieren que la pérdida de ingresos podría potencialmente alcanzar entre 500 millones y 5 mil millones de dólares para la región, especialmente debido al los costos de cuidados de los niños.

El informe concluye que las estrategias regionales y nacionales de preparación y respuesta deben reforzarse, y deben involucrar a las comunidades. Como se ha visto con el Zika y la fiebre amarilla, las epidemias transmitidas por los mosquitos pueden expandirse rápidamente y los gobiernos y las comunidades deben estar preparados para responder.

El considerable costo económico del Zika pone de manifiesto la necesidad de controlar el mosquito Aedes aegypti de forma multisectorial, considerando que el dengue, la chikunguya, la fiebre amarilla y el Zika se propagan por el mismo mosquito. Haciendo frente a las condiciones que promueven la proliferación vector que puede no sólo prevenir el Zika, sino también otras epidemias.

Además, el informe recomienda que los sistemas de protección y de cuidado deben reforzarse y adaptarse para llegar a las personas más necesitadas, incluidas las mujeres, las personas con discapacidad y las niñas. La promoción de la igualdad de género y la salud sexual y reproductiva son imprescindibles para que cualquier respuesta al Zika sea eficaz.

*El reporte se encuentra disponible en español, inglés y portugués visitando: www.undp.org/zika y www.ifrc.org  

 

Información de contacto

Carolina Azevedo, Carolina.azevedo@undp.org | Sangita Khadka, Sangita.khadka@undp.org | Sergio Ferrero Febrel, Sergio.ferrero@ifrc.org | Diana Medina, diana.medina@ifrc.org

****

Este informe ha sido preparado por un equipo de expertos bajo los auspicios del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en asociación con la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR) y con la colaboración del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) y de la Universidad Johns Hopkins (JHU). Este informe ha sido

PNUD En el mundo

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe