Ecuador fortalece sus esfuerzos para enfrentar la deforestación en la cuenca amazónica

17-mar-2017

Foto: FAO

Con el objetivo de alcanzar una deforestación neta igual a cero para 2020, el Gobierno de Ecuador ha solicitado recursos del Fondo Verde para el Clima (GCF, por sus siglas en inglés) y el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM), para reforzar las iniciativas en marcha que buscan enfrentar la deforestación en la cuenca amazónica, un baluarte clave para la lucha contra el cambio climático.

La Amazonía ecuatoriana es una de las regiones más biodiversas del mundo, hogar de 10 naciones indígenas y 5% de la población del país. Entre 2000 y 2008, esta área única ha perdido más de 109,000 hectáreas de bosque por año, según el Nivel de Referencia de Emisiones Forestales por Deforestación de Ecuador. Más del 99% de las tierras deforestadas se perdieron debido al avance de la agricultura, muchas veces utilizadas para la producción de commodities agrícolas como la palma aceitera, el café, el ganado y el cacao.

El soporte del GCF y el FMAM, que asciende a US$54 millones, impulsará un conjunto de iniciativas integrales durante los próximos seis años, que serán liderados por el Ministerio del Ambiente; el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca; y contarán con el soporte del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD)

A través de un enfoque de paisajes, estas iniciativas esperan mejorar significativamente la coordinación entre instituciones y sectores clave a nivel local, regional y nacional. Además, se buscará promover el fortalecimiento del ordenamiento territorial, así como la restauración, conservación y uso sostenible de los bosques y humedales vulnerables.

Los fondos también contribuirán al diálogo multisectorial y a la toma de decisión a través de plataformas de commodities. Estos espacios permitirán que diversos actores clave consensuen visiones y agendas comunes para una acción sostenible. Ecuador empleará una metodología desarrollada y aplicada en otros 4 países por el Programa de Commodities Verdes del PNUD, que facilitará el establecimiento y gestión de cinco plataformas.

Se espera que las actividades inicien en Mayo de 2017.

Estas iniciativas representan un soporte importante a las metas más amplias de Ecuador para enfrentar el cambio climático y promover una producción sostenible. Estas incluyen REDD+, un programa mundial que busca crear alternativas de desarrollo para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero vinculadas a la deforestación. Recientemente, Ecuador se convirtió en el segundo país en el mundo –luego de Brasil- en cumplir todos los requerimientos necesarios para que las iniciativas, o transferencias basadas en resultados, comiencen a canalizarse al país.