Nueva Alianza: 20V, las Naciones Unidas y el Banco Mundial unen fuerzas para ayudar a los países a prepararse para desastres futuros

24-may-2016

Estambul, Turquía - En el marco de la Cumbre Mundial Humanitaria se presentó hoy una nueva y significativa alianza para ayudar a preparar a los países y las comunidades en casos de desastre como respuesta conjunta al continuo aumento de las emergencias humanitarias.

La nueva Alianza Mundial para la Preparación está encabezada por el Grupo de Ministros de Finanzas de los 20 Vulnerables (20V) del Foro de Vulnerabilidad Climática, que representa a 43 países en desarrollo con alto riesgo de desastre, en colaboración con organismos de las Naciones Unidas como la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCAH), el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA), así con el Fondo Global del Banco Mundial para la Reducción de Desastres y la Recuperación (GFDRR). La Alianza fortalecerá capacidades de preparación inicialmente en 20 países, a fin de alcanzar un nivel mínimo de preparación de aquí al 2020 para riesgos de desastres futuros causados principalmente por el cambio climático.

Roberto B. Tan, Tesorero de Filipinas, en representación del Presidente del Grupo V20, ha indicado que el objetivo de la alianza con la comunidad internacional es asegurar que cuando ocurran los desastres, los mecanismos y el apoyo estén listos para ayudar a las personas a recuperarse tan pronto como sea posible, minimizando de ese modo el impacto sobre los beneficios del desarrollo y previniendo el surgimiento de crisis humanitarias descontroladas. "Sabemos que la inversión en preparación salva vidas y dólares; de allí que tenga sentido económico y financiero. Si planificamos con antelación, crearemos una situación donde en lugar de verse obligadas a resistir ola tras ola de desastres naturales causados por crisis climáticas que destruyen los avances logrados por las comunidades, estas en cambio puedan retomar sus vidas lo antes posible. Las crisis producidas por los desastres naturales y los efectos del cambio climático ya no deberían salirse de control", reflexionó el Tesorero Tan.

Helen Clark, Administradora del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo afirmó que: "Esta alianza ayudará a los países a alcanzar un nivel adecuado de preparación en casos de desastre y otras crisis. El objetivo es salvar vidas, proteger los beneficios del desarrollo y reducir los impactos económicos de las crisis. Igualmente importante es el hecho de que protege los beneficios en materia de desarrollo, que de otro modo podrían perderse con cada desastre. Esta nueva Alianza pone el control en manos de los países en situación de riesgo y aúna de manera coherente el trabajo de los actores de desarrollo y humanitarios.

Stephen O’Brien, Secretario General Adjunto de las Naciones Unidas para Asuntos Humanitarios y Coordinador del Socorro de Emergencia declaró que: "Los fenómenos meteorológicos extremos y otros choques no deben convertirse en grandes catástrofes humanitarias si podemos anticiparlos y planificarlos para de ese modo reforzar la capacidad de respuesta local. La Alianza Mundial para la Preparación, encabezada por los países en mayor riesgo de cambio climático, a través del Grupo 20V, proporciona una oportunidad crucial para que esto suceda".

Laura Tuck, vicepresidenta de Desarrollo Sostenible del Banco Mundial agregó que: "Por iniciativa del Grupo de los 20 Vulnerables (20V), estamos aunando esfuerzos con organismos de las Naciones Unidas para apoyar una Alianza Mundial para la Preparación que contribuya a crear instituciones nacionales y locales fuertes y a asegurar que la planificación y el financiamiento para la preparación sean parte integral de los marcos de gestión de desastres de los países".

"La población mundial que depende de la agricultura, la ganadería, la pesca y los bosques para su alimentación y medios de subsistencia es altamente vulnerable a los desastres naturales, incluidos los provocados por fenómenos extremos, como tormentas, sequías, inundaciones o terremotos. La agricultura sigue siendo una actividad económica esencial para millones de personas en todo el mundo en desarrollo, y el fundamento de la seguridad alimentaria", explicó el Director General de la FAO, José Graziano da Silva. "Este nuevo esfuerzo ayudará a mejorar la resiliencia de las comunidades rurales y a aumentar la capacidad nacional en materia de preparación para enfrentar los problemas y responder eficazmente a los desastres cuando se produzcan", añadió.

"En la medida en que, debido al cambio climático, aumentan la frecuencia e intensidad de los desastres naturales, nos vemos ante la necesidad de cambiar el enfoque y pasar de la respuesta a las crisis a la toma de medidas anticipatorias para gestionar los riesgos. La Alianza Mundial para la Preparación reconoce que el financiamiento predecible y el fortalecimiento de la capacidad de los gobiernos son esenciales para salvar vidas y reducir el costo que supone la respuesta a los desastres", concluyó Ertharin Cousin, Director Ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas. 

La Alianza comenzará a funcionar en el curso de este año y busca ofrecer apoyo a los 20 países iniciales para lograr:

  • Un mejor acceso a análisis de riesgos y alerta temprana. 
  • Planes de contingencia con claras líneas de responsabilidad, mecanismos desencadenantes orientados a la acción y financiamiento previamente comprometido. 
  • El desarrollo de la protección social, de los servicios básicos y de sistemas capaces de dar respuesta a los choques. 
Contact information
  • John Adrian M. Narag, Jefe de la División de Asistencia Bilateral del Grupo de Finanzas Internacionales del Departamento de Finanzas de Filipinas (Presidente del V20) jnarag@dof.gov.ph, o Sr. Harvey Chua (hchua@dof.gov.ph)
  • Elise Buckle, PNUD - Apoyo al 20V/Foro de Vulnerabilidad Climática, +41 79 278 48 90, elise.buckle@undp.org
  • Ann-Marie Wilcock, Comunicaciones del PNUD, + 1 917 583 7300, ann-marie.Wilcock@undp.org
  • Jens Laerke, UNOCHA Communicaciones, +41 79 472 9750, laerke@un.org

PNUD En el mundo

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe