Invertir y movilizar la comunidad, claves para combatir el ébola

14-oct-2014

La movilización de las comunidades y el reavivamiento de los ingresos son la clave para poner fin a la crisis en Guinea, Liberia y Sierra Leona.

Dakar, Senegal, 14 de octubre -Los países de África Occidental, con el apoyo de una respuesta internacional bien coordinada, pueden lograr un gran avance en la lucha contra el ébola si se hacen todos los esfuerzos para tratar la enfermedad y contener su propagación, involucrar a las comunidades e invertir en las economías locales, declararon representantes de las Naciones Unidas.

"La respuesta a la devastadora crisis desatada por el virus del ébola está creciendo día tras día, y debemos redoblar nuestros esfuerzos para ayudar a los tres países más afectados a poner fin a este desastre", dijo Abdoulaye Mar Dieye, Director para África del Grupo de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

"La enfermedad también se alimenta de la pobreza, aislamiento y desconfianza", aseguró Dieye."La respuesta debe ser encabezada por las comunidades locales y debe asegurarse que los grupos más vulnerables (incluidos los sobrevivientes) puedan hacer frente a la desaceleración económica y reconstruir sus vidas", agregó.

La crisis sanitaria amenaza a la región con el colapso económico y está destruyendo puestos de trabajo y familias, al tiempo que pone en entredicho la capacidad de los gobiernos para suministrar servicios básicos a sus ciudadanos.

Se prevé que Guinea, Liberia y Sierra Leona pierdan un total de US $13 mil millones como resultado del ébola, una crisis que podría sentirse aún diez años después de que se haya eliminado la enfermedad. Un grupo de funcionarios del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) acaba de concluir una visita de ocho días a estos países, durante los cuales evaluó la situación y procuró fortalecer los programas del PNUD sobre el terreno.

La misión, encabezada por Magdy Martínez-Solimán, Subsecretario General de las Naciones Unidas y Director de Políticas y de Apoyo de Programas del PNUD, visitó centros de tratamiento contra el ébola, se reunió con voluntarios de las comunidades en algunas de las más pobres localidades urbanas, y analizó con los gobiernos, asociados de las Naciones Unidas y organizaciones de la sociedad civil diversas maneras de acelerar la respuesta.

"Hemos visto mucha valentía sobre el terreno y, si bien es lamentable que muchos países cierren sus fronteras y cedan ante el estigma, es inspirador apreciar como, por su parte, los gobiernos y las personas de Liberia, Guinea y Sierra Leona siguen luchando contra el ébola. Debemos aislar la enfermedad, no a los países", concluyó Martínez-Solimán.

El PNUD está negociando el acceso humanitario, asegurando que se sigan prestando servicios esenciales, y está ejecutando campañas de participación comunitaria, está organizando pagos en efectivo a las víctimas y sus familias y formando a los cuerpos policiales y los servicios de seguridad para que ayuden a evitar la propagación de la enfermedad.

En el curso de la misión, que comprendió tres países, Abdoulaye Mar Dieye encabezó una visita complementaria a Accra, Ghana, donde se reunió con la recién creada Misión de las Naciones Unidas para la Respuesta de Emergencia contra el Ébola (UNMEER).

Allí también fue recibido por el Presidente de Ghana, John Dramani Mahama, quien apoyó la creación de la UNMEER. Como presidente de la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO), dio garantías del compromiso de la organización para mantener las fronteras abiertas entre sus Estados Miembros. La epidemia del ébola podría tener un impacto potencialmente negativo para la integración de la subregión.

El PNUD está ayudando a los países que no han sido afectados por la epidemia a prepararse para la posibilidad de un brote mediante el apoyo a los sistemas de coordinación y preparación de las respuestas locales. 

En Dakar, Abdoulaye Mar Dieye presidió una reunión de directores regionales de las Naciones Unidas dirigida a aumentar la capacidad de coordinación de todos los organismos que participan en la crisis.

Información de contacto

Nicolas Douillet, Especialista en Comunicaciones, UNDP África +1.917.701.1520, nicolas.douillet@Undp.org

Sandra Macharia, Asesor Regional de Comunicaciones, PNUD New York, +1.212.906.5377, sandra.macharia@undp.org

 

PNUD En el mundo

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República del) Congo (República Democrática del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Côte d'Ivoire Croacia Cuba

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Irán Iraq

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Líbano Liberia Libia

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania México Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar

N

Namibia Nepal Nicaragua Níger Nigeria

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Túnez Turkmenistán Turquía

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe