PNUD En el mundo

A

Afganistán Albania Algeria Angola Arabia Saudita Argentina Armenia Azerbaiyán

B

Bahrein Bangladesh Barbados Belarús Belice Benin Bhután Bolivia Bosnia y Herzegovina Botswana Brasil Burkina Faso Burundi

C

Cabo Verde Camboya Camerún Chad Chile China Chipre Colombia Comoras Congo (República Democrática del) Congo (República del) Corea (República Popular Democrática de) Costa Rica Croacia Cuba Côte d'Ivoire

D

Djibouti

E

Ecuador Egipto El Salvador Emiratos Arabes Unidos Eritrea Etiopía

F

Filipinas

G

Gabón Gambia Georgia Ghana Guatemala Guinea Guinea Bissau Guinea Ecuatorial Guyana

H

Haití Honduras

I

India Indonesia Iraq Irán

J

Jamaica Jordania

K

Kazajstán Kenya Kirguistán Kosovo (según Res 1244 del Consejo de Seguridad ONU) Kuwait

L

Lao RDP Lesotho Liberia Libia Líbano

M

Macedonia (ex República Yugoslava de) Madagascar Malasia Malawi Maldivas Malí Marruecos Mauricio y Seychelles Mauritania Moldova Mongolia Montenegro Mozambique Myanmar México

N

Namibia Nepal Nicaragua Nigeria Níger

O

Oficina del Pacífico

P

Pakistán Panamá Papua Nueva Guinea Paraguay Perú Programa de Asistencia al Pueblo Palestino

R

República Centroafricana República Dominicana Rusia Federación de Rwanda

S

Samoa Santo Tomé y Príncipe Senegal Serbia Sierra Leona Siria Somalia Sri Lanka Sudáfrica Sudán Sudán del Sur Suriname Swazilandia

T

Tailandia Tanzania Tayikistán Timor-Leste Togo Trinidad y Tabago Turkmenistán Turquía Túnez

U

Ucrania Uganda Uruguay Uzbekistán

V

Venezuela Viet Nam

Y

Yemen

Z

Zambia Zimbabwe

Los jóvenes y las mujeres deben estar en el centro de las respuestas al delito y la violencia, dice el PNUD

20-ene-2014

Ciudad de Guatemala – Las políticas para hacer frente al reto de la inseguridad ciudadana tienen que centrarse en los jóvenes y las mujeres, según el Informe de Desarrollo Humano (IDH) 2013-2014 para América Latina del Programa de Desarrollo de la ONU (PNUD), que hoy tuvo su lanzamiento centroamericano.  Además, la toma de decisiones debe incluir las comunidades locales para que realmente sean efectivas, según el IDH  “Seguridad Ciudadana con rostro humano: diagnóstico y propuestas para América Latina”.

“No hay una solución mágica para la inseguridad ciudadana en la región y en Centroamérica, pero este grave problema sí tiene remedio y requiere aproximación multisectorial y voluntad política de largo plazo,” dijo el Subsecretario General de la ONU y Director del PNUD para América Latina y el Caribe, Heraldo Muñoz. “Un enfoque que proteja los derechos a una vida digna y la integridad física y material es la base de la seguridad ciudadana, por eso hay que invertir en la juventud como motor del cambio en la región,” agregó Muñoz al hacer un llamado para evitar la criminalización y estigmatización de los jóvenes, particularmente los de bajos ingresos.

“No podemos hablar de seguridad ciudadana sin hablar de desarrollo y oportunidades para el pueblo,” dijo el Presidente de Guatemala Otto Pérez Molina en el lanzamiento. “Las recomendaciones de este Informe Regional de Desarrollo Humano son fundamentales y seis de ellas nosotros hemos incluido en nuestros pactos nacionales.”

Los jóvenes, principalmente los varones, son los más afectados por la criminalidad y la violencia y, a la vez, son los responsables más comunes de la violencia y los delitos, según el IDH. En Centroamérica, El Salvador (92.3), y Guatemala (55.4) tenían la primera y la cuarta más alta  tasa de homicidio entre jóvenes del mundo (por 100,000 jóvenes), según datos de la Organización Mundial de la Salud, del 2011, citados en el informe. La violencia y el delito cometidos por jóvenes en la región suelen desarrollarse en el contexto de dinámicas colectivas que van desde barras deportivas hasta pandillas, no criminales o criminales,  según el informe.

En Centroamérica, la percepción de inseguridad relacionada con las pandillas se expresa de manera especialmente intensa en El Salvador y Honduras, según la encuesta LAPOP-PNUD 2012 elaborada para el informe. Para los costarricenses, nicaragüenses, panameños y dominicanos la principal amenazas son los delitos comunes. Guatemala también identifica los delitos comunes como principal amenaza. Las pandillas aparecen en segundo lugar.

Según el IDH, la presencia de las pandillas (o maras) en diversos países y su nivel de organización y de criminalidad se han acentuado en los últimos años, en muchos casos, a raíz del fracaso de las políticas de “mano dura”, de fuerte represión policial.  La encuesta de internos en El Salvador realizada por el PNUD en el 2013 muestra que un 37% de los internos pertenecía a una pandilla en el momento en el que fue detenido. Del 63% restante, un 10% se integró a las pandillas en la cárcel.

El estudio del PNUD también destaca la violencia de género como una amenaza persistente y un obstáculo para el desarrollo humano, la salud pública y los derechos humanos en la región y en Centroamérica, que tiene algunos de los más altos índices de asesinato de mujeres  del mundo.

Si bien Costa Rica, Guatemala, Honduras y Panamá registraron una caída en los índices de violencia intrafamiliar,  todos los países centroamericanos (excepto Panamá) registraron un aumento en los índices de asesinato de mujeres. De los cinco países con más altos niveles de feminicidio en la región en el 2011—Chile (19,89) Guatemala (14,96), El Salvador (14,37), Costa Rica (13,50) y Republica Dominicana (10,07)—tres están en Centroamérica. Entre los 15 países analizados, Republica Dominicana (56.5), Costa Rica (34.6) y México (29.0) tenían en 2011 los registros más altos de violaciones por 100.000 habitantes. Y República Dominicana (623) presentó el segundo más alto registro de violencia intrafamiliar de la región por 100.000 habitantes en el 2011.

Contactos

En Ciudad de Guatemala: Carmen Lucia Morales Hernandez, Carmen.morales@undp.org; Tel +50223843100, Cel +50256933031

En Nueva York:
Carolina Azevedo, carolina.azevedo@undp.org, Tel: +12129066127

En Panamá:
Pablo Basz, pablo.basz@undp.org; +507 305-4864