Empoderamiento de la mujer y cierre de las brechas de género en África, a debate en la Conferencia de Tokio

31 may 2013

image Una madre con sus hijos entre el ganado de la familia en Rumbek, Estado de Lagos, Sudán del Sur. Foto: Brian Sokol

Yokohama – La importancia de la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres como elementos impulsores de desarrollo será el principal punto de debate del panel de alto nivel que será moderado por la Administradora del PNUD, Helen Clark, el próximo domingo, en el marco de la Conferencia Internacional de Tokio sobre el Desarrollo en África.

El panel, en el que participarán altos directivos de los organismos del sistema de las Naciones Unidas, jefes de Estado africanos y el ministro de Relaciones Exteriores de Japón, Fumio Kishida, identificará las acciones prioritarias para eliminar las desigualdades de género en África y asegurar que esta cuestión ocupa un lugar central en la agenda de desarrollo para más allá de 2015.

Asimismo, el debate se ocupará de las mejores prácticas para abordar desafíos como la salud materna, la seguridad alimentaria, la violencia sexual y otras barreras al empoderamiento económico, legal y político de las mujeres, así como a su participación en las tareas de consolidación de la paz.

Teniendo en cuenta el rol que desempeñan las mujeres en la agricultura –se calcula que casi el 50 por ciento de los trabajadores del campo en el África Subsahariana son mujeres, un porcentaje aún mayor en algunos países– y la labor que realizan en la recolección de recursos naturales para combustible y subsistencia, es esencial integrar la dimensión de género en las políticas ambientales y energéticas, incluidas las respuestas al cambio climático.

En la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible (Río+20) celebrada en junio de 2012, los líderes mundiales afirmaron que la igualdad entre los géneros y la participación efectiva de las mujeres “son importantes para la adopción de medidas eficaces en todos los aspectos del desarrollo sostenible”.

“Uno de los pasos más importantes que pueden adoptar los países para impulsar el progreso consiste en asegurar y potenciar las oportunidades y derechos políticos, económicos y sociales de las mujeres”, dice Helen Clark. “África ha alcanzado un notable crecimiento económico en los últimos años. Para sostenerse, este crecimiento debe ser inclusivo y traducirse en avances concretos en las vidas de mujeres, hombres y niños”.

El PNUD entiende que la igualdad de género es no sólo un objetivo de desarrollo en sí mismo, sino que, además, ejerce un efecto catalizador para el desarrollo en general.

Los países que eliminen las disparidades de género en la educación, por ejemplo, acelerarán el progreso hacia la eliminación del hambre y mejorarán la salud infantil y materna; las mujeres y niñas que han recibido una educación están más capacitadas para tomar decisiones informadas sobre planificación familiar, nutrición, salud y educación.

Las investigaciones realizadas para la elaboración del Informe del PNUD sobre Desarrollo Humano muestran que el nivel de educación de la madre es más importante para la supervivencia del bebé que los ingresos familiares.

Si bien la igualdad de género es consustancial al desarrollo humano, los vínculos entre igualdad de género, crecimiento y desarrollo sostenible están también firmemente establecidos.

El Banco Mundial calcula que la eliminación de barreras discriminatorias contra las mujeres en ciertos sectores aumentaría la productividad laboral hasta un 25 por ciento. Garantizar el acceso equitativo de las mujeres a los recursos agrícolas y los créditos financieros tendría un impacto espectacular sobre la seguridad alimentaria y, en general, sobre el crecimiento económico.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, si las mujeres tuvieran el mismo acceso que los hombres a los recursos productivos, podrían incrementar sus cosechas entre un 20 y un 30 por ciento, lo que supondría un aumento de la producción agrícola total de los países en desarrollo de entre un 2,5 y un 4 por ciento.

Las conclusiones del panel que tendrá lugar el domingo 2 de junio en el seno de la TICAD V, serán empleadas para informar al PNUD, Japón y otras partes interesadas participantes a la hora de formular políticas e iniciativas centradas en la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres en África. 

La TICAD es una cumbre internacional sobre el desarrollo en África organizada conjuntamente por el Gobierno de Japón, las Naciones Unidas, el Banco Mundial, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y la Comisión de la Unión Africana.

Nota a editores: La TICAD V se celebrará en la ciudad japonesa de Yokohama del 1 al 3 de junio de 2013. Esta conferencia tiene como objetivos promover el diálogo político al más alto nivel entre los líderes africanos y sus socios, así como movilizar apoyos para las iniciativas de desarrollo surgidas y promovidas desde los propios países africanos.

Información de Contacto:

PNUD en Japón
Toshiya Nishigori, Public Affairs Specialist
Móvil : (+81) 90 7200 3295 / Tel: (+81) 3 5467 4751  E-mail: toshiya.nishigori@undp.org
 
Christina LoNigro
Oficial de Prensa y Asesora de Comunicación para la Oficina de la Administradora
Móvil: (+1) (917) 607 9446 / Tel:   (+1) (212) 906 5301  E-mail: christina.lonigro@undp.org

TICAD V
1-3 Junio, Japón

La TICAD es una cumbre internacional sobre el desarrollo en África organizada conjuntamente por el Gobierno de Japón, las Naciones Unidas, el Banco Mundial, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y la Comisión de la Unión Africana.

saber más (en inglés)
Síguenos